Al Bat

ESTACIONAMIENTO DE TERRACERÍA

*Ok: hay camiones de servicio urbano esperando a la afición por fuera del Estadio Sonora.

De inicio, le tengo dos comentarios, verá:

1.- Cuando la noche del martes salí del Estadio Sonora observé frente a ese escenario formados uno tras otro a dos unidades de transporte de servicio esperando que llegaran más y más aficionados para trasladarlos hacia el casco urbano hermosillense.

Por cierto, uno de ellos, orientado para dar servicios a personas con alguna capacidad diferente (todo ser humano que presente temporal o permanentemente una limitación, pérdida o disminución de sus facultades físicas, intelectuales o sensoriales, para realizar sus actividades connaturales).

2.- Lo triste del asunto: al momento de trasladarme a mi vehículo y tratar de salir del estacionamiento –de terracería— dígame usted: por la lluvia de esa tarde-noche, quedé varado por espacio de al menos 20 minutos tratando de salir de un hoyanco que me hizo la vida imposible (al auto) hasta que por Milagro del Dios de pronto pude avanzar y salir, pero ya se imaginará como quedó el carro cubierto de lodo.

Ahora y por ese lamentable e inesperado percance y pensando en los demás, mi pregunta es si acaso se tiene el proyecto de pavimentar con cemento, o asfalto mínimo, los estacionamientos de terracería del Estadio Sonora.

Qué cosa.

Se supone que el conjunto estructural de ese escenario de beisbol –por dentro y fuera—está catalogado como de lo mejor entre los estadios modernos del circuito.

Carajo.

Incluso, temprano antes del partido, el joven encargado de cuidar ese espacio me dijo con toda amabilidad que como medida preventiva iba a cerrarlo porque en su mayor parte estaba inundado.

“Yo quedé en buena parte, en suelo seguro”, recuerdo que le dije.

Pero pues ya vio el resultado.

Mi admiración y reconocimiento

Va todo mi aprecio y reconocimiento al colega Oscar Ismael Villacarra, miembro  dirigente distinguido de la Asocrodes en Magdalena de Kino, así como a Manolo Camacho Durán, uno de los mejores mánagers/entrenadores del softbol femenil de Sonora (Empalme) y México.

Hermano de Ronnie, ni más ni menos.

La razón del por qué esta mención: junto con otras glorias del deporte, ambos amigos ingresaron con alto merecimiento al Salón de la Fama del Deportista Sonorense.

No tuve oportunidad de asistir a la ceremonia, pero como si hubiese allí estado acompañándolos, al igual que sus familiares y amigos.

Yucateco a los Cubs

¡Los Leones y todo el Estado de Yucatán están de fiesta!

Manuel Rodríguez se convierte en el primer yucateco en aparecer en un roster de Grandes Ligas.

El pitcher umanense fue agregado el miércoles a la lista titular de 40 jugadores de los Cachorros de Chicago, y la próxima campaña podría debutar en el mejor beisbol del mundo. (Información compartida del sitio a mi twitter beisrubio)

También Isaac Paredes, nativo de Hermosillo y estelar jugador de los Yaquis de Obregón, líderes de lo que ha sido la primera vuelta de la actual temporada de la LMP, fue puesto en el roster de 40 jugadores de los Tigres de Detroit para la próxima campaña.

Grandal a Chicago

El cubano Yasmani Grandal acaba de firmar contrato de  cuatro años y 73 millones de dólares con los Medias Blancas de Chicago donde se unirá a sus compatriotas José Abreu y Yoan Moncada.

El receptor de 31 años bateó este año con Milwaukee para .246 e impuso marcas personales con 28 cuadrangulares 77 carreras remolcada.

El bateador ambidiestro tiene cuatro campañas seguidas con al menos 20 cuadrangulares.

Es líder entre los receptores de Grandes Ligas con 117 vuelacercas desde 2015 y es tercero con 322 carreras impulsadas en ese lapso.

Enhorabuena.

CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

¡Ya!, abrí una página de Internet, donde aparecen unas declaraciones de Bud Black, el manager de los Rockies, y “parece” que entiendo la situación de Roberto Ramos (complementando lo que, a través de tu correo electrónico, te envié hace un rato). Black lo ve “como un magnífico jugador, pero…que tiene que mejorar en su defensiva”. Si eso tenemos que entenderlo, para que dé “el salto”, es mejor que trate de aprender MUCHO MÁS, acerca de su posición. Tiene el tiempo suficiente, para ello, sin apresurarse.

Este fue su documento:

Estimado amigo: encuentro muy controvertido el asunto de este muchacho, ROBERTO RAMOS (poco sé de él, pero imagino que es una promesa, digna de que se cuide, y lo cuiden).

Me encuentro una de las opiniones, de Bernabé López, y es muy digna de tomarse en cuenta, cuando cita a aquel nuestro conocido Guillermo “Memo” Luna, quien también – en aquellos viejos tiempos, a principios de los años cincuenta – era una promesa, para los Cardenales de San Luís.

Pienso que la comparación que hace Bernabé (y transcribo la parte medular de su comentario: “…definitivamente Ramos sabe mejor que nadie lo que le pasa y sus decisiones deben ser muy respetadas; nadie lo puede obligar a jugar y si hay un contrato firmado por él, debe tener algunas cláusulas que le permiten dejar de jugar cuando a él por salud u otras razones no le convengan.

Ningún pelotero debe hacer lo que un aficionado quiera, si no le conviene. Memo Luna se lastimó su brazo de lanzar por jugar en México y dejó de ser competitivo para las grandes ligas en donde estuvo muy breve tiempo; de no haber sido por esa lesión, tal vez hubiera sido del nivel de White Ford el estrella de los Yankees, contra quien lanzó varias veces en la liga de la costa del pacifico al tú por tú..”.

Aquí, en esta opinión, hay “un tal vez”, tratando de compararlo con Whitey Ford. Muy respetable. Pero, “metiendo mi cuchara”, me permito considerar que son situaciones totalmente diferentes. En el caso de este muchacho, Ramos, pienso que “está entero”, para llegar al mejor beisbol del mundo. Pero, como dicen otras personas que opinaron, también le beneficia jugar en la Liga de la Costa. Es cuestion de los puntos de vista de cada quien. Y de él, por supuesto, en primer lugar.

Ahora, viendo a la lejanía el caso, tan triste, de Memo Luna (quien, incluso, pitcheó con el equipo Petroleros de Minatitlán, en la temporada 1962/63, o sea 9 años después de haberse “tomado una tacita de café”, en el Gran Circo, ¡y todavía le quedaba “algo”! Memo ya venía con una lesión, y lo que necesitaba era descansar varios días, para reponerse.

Pero, ¿qué lo llevó a omitir ese descanso, y pitchear, lo más seguro por $$$ dinero? Sólo él lo sabe. El caso es que echó a perder una carrera, que pudo ser brillante (¡si lo fuese casi igual que Whitey Ford, hubiera sido cosa de verlo!). Así, terminó, para Memo Luna su única oportunidad. En su única aparición, el número “3” apareció en varios casilleros del equipo contrario (carreras, hits, ¿bases por bolas? etc. Un abrazo, y sigo de cerca tus comentarios.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *