Al Bat

Tito Rondón.
Tito Rondón.

Premio a Tito Rondón:

Por Jesús Alberto Rubio

beisbol@gmail.com

Gran gusto ha sido recibir la grata noticia del reconocimiento al colega historiador Tito Rondón.

Un premio al amor por el beisbol; a la dedicación, la investigación, búsqueda y enlaces, con afanes de contribuir y enaltecer nuestra pasión.

Enhorabuena por ti, Tito.

Nos lo comparte:

“Amigos: les participo con mucho placer (¡y sorpresa!) que la Sociedad de Investigación de la Historia del Beisbol de Estados Unidos (SABR), capítulo del Comité de Latinos, me acaba de distinguir con el premio a la mejor investigación 2009-2010 por el artículo “La Liga que Desapareció”, sobre la Liga Nacional de México de 1946.

SABR.
SABR.

Por supuesto que no es un premio que me he ganado solo; tengo que agradecer primero a René Cárdenas, quien con su “Estufa Caliente” me ha animado a investigar y escribir (el artículo estaba pensado inicialmente para René, pero vi que era aplicable a “La Prensa del Beisbol Latino” de SABR; a Anthony Salazar, que lo publicó; a Sam Zygner y su esposa Barbara (hija de Emilio Cabrera, manager del 5 Estrellas en 1956) que invitaron a que nos diera una conferencia y al escritor, sociólogo y catedrático John Virtue, quien a su vez citó a otro autor, John Phillips, quien mencionó a tan misteriosa liga enviándome así de cacería.

También al historiador cubano Charles Monfort, quien me prestó la información de Severo Nieto sobre Conrado Marrero; al gran historiador de la pelota de México y gran motor de esta investigación, Jesús Alberto Rubio, quien me dio información de sus archivos y me envió la entrevista que le hizo a Zenón Ochoa donde hablaba de la liga; a Kit Krieger, quien me dio la dirección del nieto de Conrado Marrero, Rogelio, pues aunque Rogelio me había escrito antes se me había confundido dicha mezcla alfanúmerica; al propio Rogelio que generosamente se prestó como intermediario para hacerle preguntas a su abuelo.

Y más que nada, a Conrado Marrero en persona, contribuyendo al conocimiento de la pelota aún a sus 99 años de vida. Que Dios lo siga bendiciendo y los bendiga a todos ellos y todos ustedes, los que me animan y publican.

De corazón, gracias, Tito.”.

100 años de beisbol en Guanajuato

“Estimado Jesús: Un gusto saludarte y seguir agradeciendo el que podamos recibir cotidianamente tus contribuciones sobre nuestro deporte favorito.

He seguido escribiendo la columna que he llamado “Serie 100 años de beisbol en Guanajuato”. La columna ya rebasó el año y normalmente aparecen cada dos o tres semanas.

Como recordarás, te envié hace algunos meses algunos de los artículos que preparé basándome en una recopilación que hice de datos sobre el “Club Guanajuato”. Para ello, me regalaste copias del libro de Jorge de la Serna.

Concluí la primera etapa de ese trabajo de investigación sobre los primeros años del beisbol en Guanajuato. Tengo ya algunos referentes para seguir investigando en archivos.

Posteriomente, decidí que era conveniente recordar a algunos ex-Tuzos de Guanajuato que habiendo iniciado muy jóvenes sus carreras deportivas, pasaron por Guanajuato, jugaron con los Tuzos, y luego realizaron carreras realmente brillantes.

Han pasado por la serie Elpidio Osuna (al momento único ex-Tuzo de Guanajuato en el Salón de la Fama), Gonzalo Villalobos (se tiene una deuda histórica con él que considero y muchos consideran debe cubrirse), Lorenzo “El Carbonero” López, Rolando Camarero, Saúl Mendoza Céspedes.

Te envío la contribución más reciente apenas aparecida el domingo, lunes y martes pasados en un periódico local en el que me publican estas notas.

Ella se refiere a Fernando Valenzuela, que en 1978, jugó con Tuzos de Guanajuato. El motivo también de escribir sobre Fernando, es que el pasado 29 de junio, se cumplieron 20 años de su histórica hazaña al haber lanzado un juego sin hit ni carrera contra Cardenales de San Luis.

Ahí narro que ese día fue particularmente histórico, pues además de que Fernando lanzó este juego en la Liga Nacional, Dave Stewart, de Atléticos de Okland, en la Liga Americana hizo lo mismo contra Azulejos de Toronto unas horas antes que Fernando. Esto es, en el mismo día, se lanzaron sin hit ni carrera en las dos ligas. No se si haya registro de otro u otros días así.

A título personal, te quiero comentar que si bien uno no se perdía los juegos de Fernando, ese día me fue imposible verlo o seguirlo por el radio. No se me olvida el día pues estaba yo presentando ese viernes 29 de junio, mi examen de doctor en química.

Cuando regresé al día siguiente a Guanajuato, me enteré de la noticia y me dije “Caray, pues que regalote de día de examen doctoral para un aficionado de hueso colorado al beisbol. Fernando tiró su juego sin hit ni carrera, pero hasta hubo dos”.

Como verás, en las notas, hago referencia a algunos de tus datos que resumí de alguna columna tuya que encontré sobre Fernando. Trate de integrar algo coherente y darlo a conocer de manera más completa a los aficionados locales. A la vez, me nutrí de datos que siempre me son útiles de la enciclopedia del beisbo mexicano de Pedro Treto Cisneros. Algún programa que ví sobre Fernando en ESPN y los recuerdos locales.

Recibe un cordial saludo.

Atte.

Jorge Cervantes Jáuregui

Guanajuato, Gto”.

CP Octavio Chávez Peñúñuri

Como siempre, lo felicito por sus interesantes y amenos artículos sobre el rey de los deportes, tema que sin duda conoce bastante bien.

Le quiero comentar que un amigo mutuo, el CP Marco Antonio Rodríguez, el popular “Quilochas”, (dicho por el mismo), quien a su vez es hermano del “Gallito” Rodríguez (q.e.p.d), ex-compilador oficial de la liga aquí en Sonora, me enseñó una anotación del juego más corto que se ha efectuado en la actual LMP, el cual duró poco más de una hora y el ampayer principal fue el popular y apreciado “Chorejas” Bernal del meritito Empalme.

Felicidades amigo Rubio, y siga adelante ilustrándonos con sus conocimientos. Afectuosamente.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *