Al Bat

Eddie Díaz:

Yaquis, “tocados por el destino”

  • ¡Algodoneros empatan la serie a dos!

Yaquis de Obregón, el primer invitado a la gran final de la LMP; una limpia sobre los Cañeros que no se esperaba, de ninguna manera; en tanto, ¡Algodoneros empató sensacionalmente la serie a los Tomateros!

Ah, Yaquis; Eddie Díaz lo dijo hace un instante: “Este es un equipo tocado por el destino”.

Y hay algo de eso: lo visto en la apertura del noveno, con esas cuatro grandes carreras para dar de manera sensacional la voltereta, increíble.

Imagínese, el “Ché” Reyes enviando a su mejor hombre para dar el cerrojazo al partido y mire qué cosa: Francisco Rodríguez “no traía nada en la bola” y aceptó dos cuadrangulares y quién sabe qué más cosas:

Víctor Díaz le abrió con panorámico cuadrangular, Douglas Clark le dio hit; otorgó bases a Iker Franco; Erik Flores los avanzó con toque de sacrificio y  cuando se presagiaba una voltereta, en efecto, vino Carlos Valencia para convertirse en el héroe con tablazo de cuatro esquinas por el jardín izquierdo para el 6-5 definitivo.

Para el cierre, de nuevo hizo su aparición “El Chicote” Ayala y con su sexto salve de este play of y bye bye Cañeros!

Otra vez, Luis Ignacio Ayala, intocable, certero, dominante. Todo un “Chicote” que busca el retorno a la Gran Carpa.

Una victoria dramática, sensacional, de última hora de la Tribu, especialmente cuando para la última llamada se iban a enfrentar al joven estelar de los Ángeles de Anaheim y el score adverso 5-2.

Cómo es el beisbol y ya me imagino el ambientazo en todo el Valle del Yaqui.

El bullpen, factor decisivo en el equipo y más con el arribo de Ayala, expresó Díaz, el gran mánager al colega Marcos Valdez al término del juego.

“Y que venga cualquiera de los dos” (Guasave o Culiacán), afirmó, con seguridad de lo que tiene como equipo.

Y así es: su team, conjunta bateo, pitcheo, relevo y a Luis Ignacio, además de velocidad, armonía y su dirección. ¿qué más se puede pedir?

Algodoneros en pie de guerra

Mientras tanto, lo sucedido en Guasave, otro script.

La tropa de Matías Carrillo igualó la serie a dos y cuidado. Una victoria de 5-4 de mírame y no me toques.

Yurendel De Caster, con jonrón de dos carreras en la sexta, otro de los grandes héroes de la jornada sabatina, particularmente para Guasave dándole la vuelta al marcador.

“Un cuadrangular hasta Curazao”, expresó emocionado el toletero.

Nada para nadie, en esta confrontación, aunque aguas guindas porque “caballo que alcanza, gana”.

Veremos este domingo.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *