Al Bat

Grato Desayuno Navideño

Por Jesús Alberto Rubio

(Fotos: Oscar Burruel).

Magnífico.

Un desayuno navideño –el décimo– del todo grato, amable, pleno en positiva convivencia y expresiones de gratitud, reconocimiento y deseos de buena voluntad decembrina y para el 2011 entre los presentes.

La presencia del estelar Ángel Moreno, ahora de coach con los Algodoneros de Guasave, de primer nivel, olvídese. Tenerlo con nosotros, de lo mejor.

Igual sucedió con el doctor Arturo León Lerma, Juan Aguirre Contreras y Carla Bustamante, que no necesito decirles lo que representan en el Club de Beisbol Naranjeros de Hermosillo.

Precisamente, a la directiva Naranjera, le brindamos reconocimiento por lo que constituye en el beisbol profesional de México y la nueva estrategia de fomentar el beisbol entre la niñez y la juventud, llevándolos al estadio “Héctor Espino” a través de diversas estrategias.

Lo hemos dicho: Ello representa formar, alentar/motivar el amor por el beisbol entre la nueva generación de imberbes y adolescentes e incluso sus padres de familia que les acompañan al escenario Naranja.

También se agradeció a la Universidad de Sonora, en especial a su rector Heriberto Grijalva Monteverde, por el envío de acervos de beisbol que valen oro; libros que enriquecerán la cultura por el Deporte Rey.

Asimismo, los regalos que cada uno de los asistentes entregaron para niños hermosillenses que habrán de disfrutarlos en esta Noche Buena y Navidad.

Esta vez tomaron expresaron cálidos mensajes Juan Antonio Jasso, Paco Salazar, Arturo Llánes Camacho, Fernando Andrade Domínguez, Alfonso Romero Huerta, Eduardo Salcedo Platt, director de la Revista Doble Play; el mismo Ángel Moreno y Arturo León Lerma, quien invitó al homenaje que este domingo se le brindará a Ángel Macías, desde las once horas en la sala Cinepolis Sendero y luego desde las cinco de la tarde en el “Espino”.

Manuel Torres Rivera, “La Voz de los Naranjeros”, fue el Maestro de Ceremonia.

Mensaje de Marcelo Mojica

Un servidor dio lectura a un mensaje enviado por el maestro Marcelo Mojica Cruz, desde Alvarado, Veracruz, que evocó la memoria póstuma del amigo inolvidable Zenón Tiburcio Ochoa, quien todavía hace un año estuvo con nosotros en este tradicional Desayuno Navideño, acompañado de su amada Amalia Robles y su hijo Zenón.

Marcelo, habló del arte de escribir, el periodismo deportivo, de nuestra  organización de comunicadores… y de Zenón:

“Jesús, amigo:

Se ha dicho siempre que el lenguaje es pensamiento y este se materializa en la expresión.

Es obvio que en el oficio periodístico, hablado o escrito, la materia prima son las palabras. Encontrar las adecuadas para llegar al lector e interesarle y conmoverle no es fácil.

Agrega a la sintaxis y a la propiedad, además, algo distintivo: el estilo, que no es más que el esfuerzo supremo por alcanzar la claridad y la precisión.

No tengo que hablar de peces en la casa de los mejores pescadores, sólo evoco estas palabras para resaltar cuán difícil es para ustedes enfrentarse a diario al terror de la página en blanco.

Cómo encontrar los vocablos exactos para que el aficionado –quien no asistió al estadio– “viva” la nota como si el espectáculo se hubiese retrasado unas horas para que él lo disfrute en su hogar, en la oficina, en un parque, en un café,…

Sin embargo, estos atributos pueden darse en muchos otros profesionales de la buena información, pero muy pocos podrán lograr esa confraternidad que a ustedes les une.

El repertorio de acontecimientos que viven día a día les ha unido con lazos imposibles de romper en algo que contiene un valor incalculable: La amistad.

Pero lo más extraordinario es que no se estancan en este estatus ya de por sí loable, sino que se proyectan desinteresadamente a los sectores sociales que menos tienen para entregarles una parte del corazón por medio cualquier donación que haga feliz a quien lo recibe.

Hago votos, Jesús, para que los ideales de la ASOCRODE permanezcan por siempre y continúen siendo ejemplo de profesionalismo.

Don Zenón, Jesús, sigue con vida en cada alma del alvaradeño que le conoció. Su honor a toda prueba quedó grabado indeleblemente en nosotros.

Todavía pues, sigue siendo un ejemplo a seguir.

No tan sólo amó entrañablemente el beisbol, al que se entregó en cuerpo y alma, sino que su filosofía de la vida influyó, con un reflejo constante, en quienes le tratamos con respeto.

Por esta y por muchas otras razones seguiremos venerando su memoria como un orgullo que presume el pueblo para el pueblo.

Por esta razón, este sábado, los miembros de ASOCRODE y los alvaradeños quedaremos hermanados con la atadura irrompible de su presencia espiritual.

Saludo y abrazo a cada uno de tus compañeros reiterando mi  reconocimiento a su indispensable labor.

Jesús, como siempre, mis mejores deseos de que nunca falte la salud ni la felicidad. Vale, Hermano”.

Gracias, Marcelo.


Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *