Al Bat

Honor a Hodgers

*Los cuadrangulares de Héctor Espino

Todo listo para recordar la memoria del profesor Gustavo Hodgers Rico en su 30 aniversario de fallecimiento, aquí en Hermosillo.

Gloria del deporte búho, como jugador, entrenador, jefe de deportes, mánager… y gran amigo.

El sábado, ojalá y todos sus ex jugadores, amigos, autoridades del deporte, prensa deportiva, directivos-autoridades del deporte, alumnos –atletas búhos, hagamos acto de presencia, a las 10:30 horas, a la ceremonia de ofrenda floral y guardia de honor ante su busto en el estadio Universitario “Gustavo Hodgers” de la Universidad de Sonora.

El programa luctuoso conmemorativo iniciará el próximo miércoles 29 del mes en curso, fecha de su deceso, con la presentación de un libro –Ética del deporte: una filosofia práctica: Propedéutica para la vida personal y social– escrito por uno de sus pupilos, Miguel Nichos Flores, en el auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia.

Hodgers, último a la derecha, de pie. Alberto Córdoba Herrera, al centro, de mánager. (Principios de los años 60´s).
Hodgers, último a la derecha, de pie. Alberto Córdoba Herrera, al centro, de mánager. (Principios de los años 60´s).

Luego, el sábado 1 de junio, primero a las 9:00 horas se le dedicará una misa en su honor y recuerdo en el Albergue “Dora Alicia Mazón” de la Agrupación George Papanicolaou, A. C., para luego de ahí trasladarnos hacia el acto de ofrenda floral.

El programa también comprenderá, a partir de las 7:00 horas del 16 de junio, la I carrera pedestre de cinco kilómetros (partirá de la calle Perimetral y Gustavo Hodgers, a un costado de la Plaza “Tutuli”, organizada por el experto en esas lídes, el maestro Abelardo Moreno Egurrola.

Ayer temprano, tuvimos grata reunión/desayuno donde se dieron a conocer los detalles del programa que organiza la Asociación “Gustavo Hodgers Rico”-IAP, que encabezan Aída Isibasi de Hodgers, presidente honoraria vitalicia, y Fernando Andrade Domínguez.

Ahí, por supuesto que volvimos a rememorar el trabajo fecundo y legado del profesor Hodgers por más de tres décadas, distinguiéndose en vida por ser orgullo en la historia del deporte universitario de 1953 a 1983.

Fue la época, sin duda, en que se dedicó a producir campeones en beisbol, softbol, basquetbol, volibol femenil y atletismo, registrándose con su liderazgo una de las más grandes épocas del deporte búho.

A la reunión también asistieron Alfonso Cota, tesorero de la asociación, Benjamín Morales, Rodolfo Larios; Abelardo “Chato” Moreno, el colega Sergio E. Pacillas, de El Imparcial; Teresita Arvizu, representante de Miguel Nichos; y Fernando Bernal, jefe del Departamento de Ciencias del Deporte y la Actividad Física de la Universidad de Sonora.

Bien… entonces, ¿nos vemos el sábado, temprano?

Guillermo Gastélum Duarte:

Hola Jesús Alberto: Leyendo su magnífica columna “Al Bat” donde menciona los cuadrangulares conectados en su carrera profesional por nuestro gran bateador mexicano Héctor Espino, me permito mencionar lo siguiente:

Revisando al año pasando en la Hemeroteca de la Universidad de Sonora, ejemplares de periódicos de las primeras temporadas de la entonces denominado Liga Invernal de Sonora, me tocó leer una columna donde mencionaban al arribo de Héctor Espino a los 100 jonrones en su carrera profesional, esto en un periódico del año de 1962.

En dicha columna mencionaban las cantidades de cuadrangulares que había conectado Espino con los equipos donde había participado y lo interesante es que citaba las cifras que tuvo en 1959, año donde realmente debutó como pelotero profesional y que fueron de 9 con el equipo de Chihuahua en la Liga Nacional y de 16 con el equipo de Acámbaro en la Liga del Bajío.

Cantidades que deben de agregarse a sus impresionantes totales de por vida en el Beisbol Profesional, con lo cual rebasa la cifra de 800 cuadrangulares conectados.

Saludos y mis felicitaciones por su gran labor en difundir en su gustada columna noticias y anécdotas de los personajes de nuestro beisbol.

Muy bien, colega.

Le digo a Guillermo que Espino conectó otros 20 jonrones cuando en 1960 militó bajo la dirección del “Cerebro mágico” Domingo Santana con los Tuneros de San Luis Potosí, Liga Central, cuando ya pertenecía su contrato a los Sultanes de Monterrey.

Esos, le reitero, “también cuentan” y los cuales también hay que contabilizarlos en el enorme caudal de cuadrangulares que dio el “Bambino” mexicano.

Por cierto, déjeme compartirle la siguiente liga/dirección que me envió el colega Francisco Trujillo, donde podremos disfrutar imágenes de Espino que en verdad son un primor.

http://www.sbnation.com/2013/5/20/4348646/hector-espino-mexicos-unknown-slugger

Recuerde: Alfonso Araujo Bojórquez, nuestro dilecto historiador miembro del Salón de la Fama del Beisbol profesional de México, nos deleita con sus Efemérides en nuestro Grupo de Facebook: Beisbol e Historia.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *