Al Bat

Impresionó Japhet Amador

¿Y en la LMP cuándo volveremos a tener un Juego de Estrellas?

1.- Amigos, impresionante y qué clase de demostración/poder de Japhet Amador; esos 15 obuses -¿cuántos fuera del estadio; 9?- en la primera ronda del Derby en Oaxaca donde se llevó las palmas y el gran trofeo en la final contra Bárbaro Cañizares. Su total fue de 22 cuadrangulares, señores.

2.- Ah, el José Luis “Borrego” Sandoval, tras previa preparación para la competencia, qué si se las lanzaba suavecitas y derechitas al “Gigante” de Mulegé, tal cual hizo don José, el papá de Robinson Canó en el aquel Derby del Juego Estelar MLB de 2011, en final contra Adrián González (El Titán), en el Chase Field de Phoenix (Arizona). ¿Lo recuerda?

3.- Mi reconocimiento: Magnífica organización y atención a la prensa; excelente transmisión televisiva; espléndida asistencia; elocuente y vibrante ambiente en la grada. ¿qué más queremos?

4.- Felicidades a Plinio Escalante Bolio, presidente de la LMP, su equipo de trabajo, así como los anfitriones Guerreros de Oaxaca, por celebrar este tipo de espectáculos: Derby de Jonrones, y de Mascotas; eventos culturales, y Juego de Estrellas. ¡Amigos!

5.- Ok. En tanto inicia el estelar Juego de Estrellas de la LMB, claro, Le comparto, a través de mi blog Remehibe en Conexión Cubana, la nota y fotos enviadas por el Club Tigres de QR.

http://www.conexioncubana.net/blogs/remehibe/el-power-de-japhet-amador/

6.- Señores directivos de la LMP: ¿por qué no retoman este tipo de espectáculo que tanto plus le da al beisbol? No puedo aceptar eso de que “no hay tiempo de realizarlo”. ¡Por favor…!

7.- Por fin, estos Dodgers vieron una tras ocho derrotas seguidas donde, con excepción de “El Titán”, nada les ha funcionado…y cuidado, Don Mattingly, ya sabe usted esa triste y real historia donde en lugar de cortar tantas cabezas, con una basta. Caray; ¿así es el beisbol?

Carlos Castillo Barrio:

Felicidades a Cesáreo Suárez Naranjo, por la evocación de “metidas de pata” de los Umpires, que claro en su momento son una tragedia, pero con el correr de los años se vuelven recuerdos y mueven a risa.

Miren: Iniciaba el despegue de la Liga Semiprofesional de Beisbol, que en un momento llegó a agrupar a 96 equipos en Yucatán, representativos de igual número de poblaciones.

Los umpires eran escasos, dos por juego. Los anotadores igual, unos 14. Eran los dos o tres primeros años y las necesidades se cubrían.

Había umpires que cedían su deber a otros noveles y actuaban de anotadores.

Hubo el caso de un juego que se celebró en la población de Telchac Pueblo (hay también Telchac Puerto) y enfrentaron a Cansahcab, cuyo team se llamaba “Lupita Sánchez” ya que el abuelo del “Lupita” y que promovía en gran forma en su tierra el deporte.

Actuaron de umpires: principal, Roberto Cámara “La Mosca” y en bases, Renán Irabién Navarro “El Chango”.

Antes de reunir a los mánagers, lo hicieron los jueces en un aparte y convinieron sus movimientos, uno de con “corredor en la inicial, batazo al cuadro, tiro a la inicial, pero como había la posibilidad de que el primero aprovechando siguiera camino a la antesala, el Umpire en Jefe, en este caso Cámara, se movería a dicha base, en tanto el de bases estaría listo a cubrir la goma en caso necesario.

Primer inning: “Cansahcab” al bate, primer bateador toma la inicial y seguidamente el toletero en turno rueda difícil a la izquierda del segunda base, que logra engarzar y lanzar al primera base. Irabién decreta “Out” pero el que se encontraba en la inicial continuó raudo a tercera, se desliza y se escuchan sonoramente dos voces, una, sentenciando OUT por parte del Umpire Jefe y otra de SAFE por el de bases.

Increíble, ¡pero así fue!

Y la que se armó contra estos dos ¿Jueces?; fue algo mayúsculo. Afortunadamente como se mantuvo la decisión de Out y era contra el equipo visitante, la cosa no pasó a mayores. Estas son historias de película.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *