Al Bat

Inmortales: Enrique Kerlegand y Víctor Sáiz.
Inmortales: Enrique Kerlegand y Víctor Sáiz.

Podemos ayudar

Los especialistas e historiadores del beisbol y cronistas organizados, también podemos contribuir en el gran proyecto de activar a inmortales como embajadores del deporte rey

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

Llegaron más respuestas de apoyo a la idea/propuesta de que los inmortales del Salón de la Fama  puedan ser activados como embajadores del béisbol.

En esta acción, con relevante perspectiva, los cronistas organizados e historiadores del deporte rey, también pudiéramos  diseñar estrategias de apoyo para que los inmortales en posibilidades de participar de este programa puedan investirse como embajadores de buena voluntad.

El horizonte participativo, sería a través de buscar espacios para que puedan ofrecer charlas, clínicas, firma de autógrafos (en grandes centros comerciales);  visitas a parques infantiles de béisbol, a hospitales, centros educativos, etc.

Ronnie en el reencuentro.
Ronnie en el reencuentro.

En el diseño, podríamos colaborar para  establecer enlaces, vínculos, apoyos con ayuntamientos, medios informativos, clubes, circuitos de beisbol, asociaciones de umpires, ligas infantiles… y todo por regiones.

Veremos hasta donde avanza esta idea.

Ojalá y se retome y apoye-desarrolle en bien del beisbol en aras de formar-fomentar nuevas generaciones en nuestro deporte rey.

Cesáreo Suárez Naranjo:

Claro que todos debemos apoyar esta idea, ¡tan genial! Jesús; tú sabes que cuentas con todo el apoyo de nuestra parte. Que todo lo que se pueda hacer en bien del beisbol debe ser puesto en práctica lo más pronto posible, para no seguir perdiendo espacios, tanto en los medios informativos como en las mismas comunidades (llámense ciudades, pueblos, congregaciones, rancherías).

Houston con Tomateros.
Houston con Tomateros.

Tú sabes cuánto necesitamos que los diarios, la radio y la televisión apoyen, en mayor medida, esta clase de proyectos.

Eso de los “embajadores del beisbol” es una idea muy grande; y si aún, como se pregunta el colega Sergio Morales Ortiz de que ¿y si la dirección del Salón de la Fama no está de acuerdo? de todos modos, de manera independiente se debe hacer.

He visto esa lista de “viejos” (¡los cerros!) pero grandes peloteros, de muchas épocas. Recordé a Montemayor, a Moi, y a muchos más, cuando estuvieron jugando para el equipo de Coatzacoalcos. Y también me dio mucho gusto que hayas saludado a mi pariente, don Alberto Joachín, el hombre de las “mil señas”, en el cajón de coach.

Kali.
Kali.

Su papá, Adalberto, junto con mi padre y mis tíos (estos últimos Agustín, Dámaso y Gonzalo) fueron de lo mejor en los años 20, 30 y 40 del siglo pasado.

Joachín fue un magnífico pitcher, sobre todo su bola de nudillos, que tanto estrago hacía a los bateadores. ¡Mil saludos, Jesús!

Ubaldo Veloz Obregón:

Jesús: Muy buena la idea de que, quienes hayan vivido, gozado y que ahora son leyendas, se les aproveche para dar una mayor difusión al deporte mas bello que existe.

Otro aspecto que los dueños han dejado de lado, es darle una palmada en la espalda a quienes gran parte de su vida la han dejado en las tribunas, aplaudiendo a su equipo, a sus ídolos, relatándole a hijos y nietos los secretos de las jugadas y decirles, ¡mira cuando yo era mas joven, vi jugar a …. y no he vuelto a ver jugar a nadie como él…!.

Si volteamos a ver las tribunas, muchísimos aficionados peinan canas, muchos ni siquiera las tienen, otros utilizando la cachucha del equipo de sus amores, casi siempre acompañados por un miembro de su familia mas joven, aquel a quien le compartieron el amor por el Beisbol.

Arcadio Valenzuela.
Arcadio Valenzuela.

A estas personas es a quienes los dueños deben de reconocer el apoyo al equipo, ¿cómo?, bajándoles el precio del boleto o simplemente darles una credencial del club reconociéndolos como parte de la organización y que entren gratis a los partidos.

Estoy seguro que muchos de estos aficionados con ese aliciente, también formarían parte de los Embajadores Honorarios del Beisbol, difundiéndolo con pláticas en las escuelas, organizando juegos entre las escuelas o pequeños torneos con trofeos donados por los mismos patrocinadores del equipo de la ciudad, en fin, tantas cosas que se pueden hacer por nuestra pasión, ¡ el Beisbol !.

Recibe una felicitación por tu participación en la ceremonia del sábado pasado en Saltillo y Monterrey, ¿comiste cabrito y compraste pan de pulque ?, saludos.

Mi respuesta:

Ubaldo: Fíjate que Enrique Mazón Rubio, el propietario del Club Naranjeros de Hermosillo, nos prometió hace dos años incluir a grandes aficionados en el Recinto Histórico que tienen en el estadio “Héctor Espino”… pero no ha habido nada.

Arturo y Vicente.
Arturo y Vicente.

Y si, ellos también pueden contribuir como embajadores.

Ah, de la gran recepción/comida en Monterrey, nos llevaron en dos camiones al estadio de Saltillo y ahí nos atendieron a las mil maravillas, incluyendo cena (taquitos de carne asada/cerveza/botanas/frutas), atendidos amablemente en el palco presidencial (así le llaman) del parque, y ya para las once regresamos a la ciudad regia.

Cesar Martell López:

Que bueno se piensa en difundir más este deporte, ya que en el futbol nos va ganando terreno y bastante, y lo malo es que éste nos da mas pena que gloria.

En primero, no se compara al beisbol que más sastisfacciones nos ha dado y hoy hay una gran cantidad de peloteros tanto en sucursales como en Grandes Ligas.

Es una tristeza que en los medios de comunicación pasen pequeños fragmentos en las noticias; es una pena. Ya estamos cansados que se hable de puro futbol y el beisbol gracias.

Kerlegand, Setien y De la Serna.
Kerlegand, Setien y De la Serna.

Mire usted, aquí nuestro gobernador Fidel Herrera Beltrán ha apoyado mucho al  beisbol, inclusive, él mismo revivió la Liga Invernal Veracruzana.

También apoyó a los jóvenes a  practicar este deporte a través de la Liga Regional Veracruzana donde, si no me equivoco, hay más de 400 equipos desde las categorías infantil hasta  nuevos talentos.

Para el próximo año habrá el doble de equipos y esto si es un jonrón de nuestro gobernador.

Ojalá que así pensaran nuestros gobernantes; si, en proyectar más el beisbol y de esa forma  alejar a la chamacada de las drogas, de los videogames y de la violencia. El deporte  es mente sana y cuerpo sano.

Ignacio Arce Alvarado:

Mi estimado Lic.: la idea de los embajadores del beisbol es algo formidable, sobre todo para nosotros que teniendo tanta historia en este bonito deporte, los que la forjaron algunos ya se fueron y otros se encuentran en nuestro pueblo pero desafortunadamente no considerados.

Con esta acción se daría gran impulso y volvería a crear la ilusión en las nuevas generaciones de peloteros de esta zona. Un abrazo.

José “Pepe Monterrey” González:

Mi querido Jesús: excelente idea, la de proponer embajadores del beisbol, idea en la pueden entrar los equipos apoyando para que se muevan en sus respectivas plazas o muy cerca de ahí. Pero no se olviden de los compañeros de la crónica, naturalmente te hablo de los inmortales del Salón de la Fama… suerte en tu propuesta, que es excelente. Un abrazo.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *