Aquí Lima…

Carlos Padilla Becerra, titular del COM.

Por VÍCTOR. R. RODRÍGUEZ OCÁDIZ

LIMA, Perú.- Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano está perdido en esta ciudad y en ningún evento se le puede encontrar. Sin embargo declaró que dicho organismo recibirá el dinero requerido para según él echar a andar de nueva cuenta tanto el COM y como el CDOM.

Ningún emolumento podrá sacar del hoyo negro en que se encuentran ambos organismos, ello a pesar de que resta menos de un año para los Juegos Olímpicos que se realizarán el año entrante en Tokio.

Por lo pronto, la mayoría de las instalaciones se encuentran en un estado deplorable e inclusive inservible como la alberca y fosa de clavados, especialidad que ha otorgado muchas satisfacciones a nuestro país, y muchos de los deportistas que brillan actualmente en los Juegos Panamericanos, tuvieron que abandonar las instalaciones, ya que no es posible tener hospedaje y mucho menos la alimentación.

Quizá ya es tiempo que el Comité Olímpico Mexicano haga sus funciones correspondientes a ser una especie de embajada para facilitar la llegada de los deportistas nacionales a las competencias internacionales, en vez de intervenir en las decisiones de las diversas delegaciones que deberán ser integradas por un cuerpo técnico de las respectivas federaciones.

No es posible que una persona designada como director técnico en el COM, pueda calificar a todos y cada uno de nuestros representantes a las diferentes contiendas alrededor del mundo. Nadie puede decidir qué boxeadores merecen ser seleccionados, ni quiénes pueden representarnos en handball, o bien en el pentatlón moderno.

Cada una de las especialidades tiene a sus propios técnicos, entrenadores y cuerpo técnico, médicos, etc. Ya es tiempo que los recursos emanados de los impuestos de los mexicanos sean destinados de la mejor forma posible. Lamentablemente el COM y el CDOM, ya pasaron a mejor vida.

Tenemos un CNAR (Centro Nacional de Alto Rendimiento), en donde los atletas de todas las edades se preparan para asistir a sus respectivas competencias. El recurso no se puede duplicar. Otro de los ejemplos se presentan en los clavados, en donde nuestros exponentes de preparan en la provincia, sobre todo en Jalisco.

Ana Gabriela Guevara deberá ponerse las pilas para llevar una digna representación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y exigir a todas y cada una de las federaciones el óptimo trabajo para nuestra representación.

Aunado a lo anterior, las autoridades ya deben terminar con las asociaciones civiles disfrazadas de federaciones, a las que no les importa recibir recursos de la federación, ya que Solidaridad Olímpica los financian. O sea, en numerosas oportunidades duplican el dinero recibido sin dar cuentas a nadie.

Las federaciones de atletismo que está en pleito con la titular de la CONADE, así como la de basquetbol que no existe y la dirige una Asociación, gracias a Mario Vázquez Raña, y al organismo panamericano, seguramente untado de billetes, deberán entrar al orden. En caso contrario, el trabajo no puede coordinarse y los resultados serán negativos.

Léa también

Arquera Alejandra Valencia cierra con oro

El equipo de tiro con arco sumó en la última jornada un metal áureo, una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *