Vibra el Centro Histórico con el Tricolor

Miles y miles de mexicanos se dieron cita en el Zócalo capitalino. Foto: femexfut.org.mx
Miles y miles de mexicanos se dieron cita en el Zócalo capitalino. Foto: femexfut.org.mx

La explanada del zócalo capitalino registró una gran afluencia de personas, pero esta vez no fue para protestar por la inseguridad, por la falta de empleos o para gritar consignas contra los políticos corrputos. No, en esta ocasión fue para presenciar en las pantallas gigantes las acciones del partido de futbol entre las selecciones de México y Francia.

El ambiente, como ya es costumbre en estas grandes concentraciones de personas es de euforia, tristeza, resignación o de alegría. En esta ocasión fue de algarabia, ya que el el multiplublicitado Tricolor dio una de arena por las que va de cal y se impuso a los galos por 2-0.

Durante casi todo el partido, las manifestaciones de apoyo no cesaron. Pero cuando el “Chicharito” abrió el marcador, una explosión de gritos y porras estremecieron hasta los cimientos las antiquísimas edificaciones del Centro Histórico. Pero cuando Cuauhtémoc Blanco dio el tiro de gracia, la euforia se desató y ya todo fue fiesta.

En efecto, hoy, el Templo Mayor resurgió, vibró, lloró. El Zócalo de la Ciudad de México recibió a poco más de 75,000 mexicanos que con ilusión y con ganas de hacer historia se unieron en la plaza en donde siempre y sin fallar serpentea con orgullo la Bandera Nacional, esta tarde ondeó más que nunca.

Cuando México juega al futbol, el país entero se paraliza; ya sea en Puebla, Veracruz, Tijuana, Guadalajara, Monterrey, los 31 estados de la República con su Distrito Federal se unen durante 90 minutos. Ese tiempo es nuestro, de un solo México que no distingue religión, economía, ubicación geográfica, todos somos uno apoyando a los guerreros que con garra, pasión y orgullo nacional nos representan a los más de cien millones que desde aquí, enviamos toda la vibra positiva.

El FIFA Fan Fest invitó a la capital del país para unirse al grito unísono de “México México”, cántico que no dejó de escucharse en el Zócalo capitalino. Desde las siete de la mañana la gente empezó a pintar de verde el espacio de gran historia nacional.

Pantallas gigantes, trompetas, banderas, sombreros, matracas, maquillaje, sin olvidar el tradicional mariachi que con orgullo canta para todo México quien a su vez entona con pasión el Cielito Lindo; fue lo que le dio el color a la plancha del Zócalo que gritó y lloró con la histórica victoria que se llevó la Selección Mexicana de Futbol ante la actual Subcampeona del mundo.

El clima también quiso ser parte del sentimiento uniéndose a todas estas almas tricolores, que sin importar el frío, salieron de sus casas para gritar uniendo las voces a un sólo son. La primavera se quiso despedir días antes en la Ciudad de México para que nuestros guerreros no se sintieran solos con las bajas temperaturas de Polokwane, hoy el frío acompañó a los mexicanos desde el Zócalo.

Pero fríos se quedaron en Francia, la historia empieza a cambiar. Los Bleus siempre imponen, su tradición y la calidad de sus jugadores exigen a cualquier rival. Hoy éste fue México, quien con los 11 que estuvieron en la cancha se enfrentaron sin achicarse ni un solo momento, al contrario, mandaron durante todo el partido, para que al final fueran dos los goles que le dieran la victoria ante una selección que dejó intacta nuestra puerta.

El árbitro central provocó desesperación en el FIFA Fan Fest del Zócalo, nadie entendía su actuar, las palabras unisonantes no pudieron dejar de estar presentes, razón no les faltó. Por su parte, la entrada de Javier Hernández y Cuauhtémoc Blanco provocaron todo lo contrario, la esperanza existió en el pueblo azteca. El resultado le hizo los honores a estos dos hombres autores de los tantos mexicanos.

Hoy, mujeres, hombres, niñas, niños, abuelos, todos, todos gritaron por México, todos se abrazaron, todos celebraron, todos exaltaron su orgullo nacional. México le ganó a Francia, nunca antes había sucedido.

Hoy, nuestros antepasados aztecas fueron testigos de la alegría que se vivió a unos metros de las ruinas del Templo Mayor, sin duda su espíritu estuvo presente; hoy vieron al pueblo celebrar, no sucede todo los días, pero hoy México es fiesta, ha hecho historia agregando un capítulo más a aquel 5 de mayo en Puebla. El Ángel de la Independencia está listo para recibir a México entero. (Con información de la FMF)

Las banderas mexicanas, por cientos, ondearon como nunca. Foto: femexfut.org.mx
Las banderas mexicanas, por cientos, ondearon como nunca. Foto: femexfut.org.mx


Léa también

¡¡Que siga la fiesta!!

* Los integrantes de la selección de España, campeona del mundo, festejaron en grande. La …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *