Emotiva despedida a Sudáfrica

Se acabó la fiesta. Ahora a regresar a la normalidad. Foto: fifa.com
Se acabó la fiesta. Ahora a regresar a la normalidad. Foto: fifa.com

Johannesburgo, Sudáfrica.- La magia de Madiba se retransmitió a todos los rincones del mundo. Más de quinientos millones de personas vieron al primer presidente democrático de Sudáfrica, Nelson Mandela, salir al césped del Soccer City momentos después de la ceremonia de clausura de la Copa Mundial de la FIFA 2010.

Una ola de emoción recorrió el estadio, y gente de todas las naciones y condiciones sociales derramaron lágrimas y se deshicieron en alabanzas al ver al hombre cariñosamente conocido como Madiba, cuya fe y resolución condujeron a Sudáfrica a donde está hoy en día.

Para muchos, la aparición de la mítica figura no podía haber sido más perfecta: en el adiós de Sudáfrica al mundo después de treinta días en los que se ha deleitado con el deporte rey, algo que no sólo ha unido un país, sino que le ha permitido entablar amistad con muchos otros.

Con el estadio inmerso en la oscuridad, los cazas Gripen recordaron a los aficionados el 11 de junio, día en que la ceremonia inaugural dio la bienvenida al mundo. Por medio de una espectacular luminotecnia, nueve “cometas digitales”, que representaban a los otros estadios mundialistas de Sudáfrica, emanaron del recinto y devolvieron el centro de atención a donde todo había empezado: el Soccer City.

Fue un breve recorrido por el tiempo: la expectación sentida durante la ceremonia inaugural fue sustituida por una exultante reflexión acerca del último mes, que incluía a los hinchas, las victorias y decepciones vividas dentro del campo y el éxito de Sudáfrica como organizadora de la primera Copa Mundial de la FIFA del continente africano.

Pleno de artistas
Una exhibición que conjugaba música, baile y tecnología futurista cautivó a los espectadores. Artistas como Stoan, Ladysmith Black Mambazo, Africa United (con la participación de Jozi, Zulu boy, Silkour, 2 Face, Kwesta, Chameleone, Awadi, Krotai y Samini), Abigail Kubeka y los sudafricanos Mafikizolo llevaron a todos los presentes en un alegre viaje que se empapó del espíritu africano de la Copa Mundial de la FIFA.

Incluso se celebró la llamada de la vuvuzela: los bailarines actuaron al son del himno de Sudáfrica 2010, Waka Waka, interpretado por la artista colombiana Shakira y el grupo sudafricano Freshlyground, que levantaron al estadio de sus asientos.

El telón de un acontecimiento que asombró el mundo ha provocado sentimientos dispares. Es el final de la Copa Mundial de la FIFA de África, y también el comienzo de un nuevo capítulo para el continente y para su gente. Las relaciones que se han formado aquí se transformarán en amistades que durarán siempre.

Cuando las luces volvieron a encenderse y terminó la espera de un partido que coronará al nuevo campeón del mundo, las esperanzas y los sueños de una nación empezaron a fijarse en una nueva aurora, con la certeza de que todas las personas que han querido sumarse a la celebración de Sudáfrica se marcharán con un poco más de africanidad en ellas. (Información FIFA.com)

Léa también

¡¡Que siga la fiesta!!

* Los integrantes de la selección de España, campeona del mundo, festejaron en grande. La …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *