¿Negligencia en el caso de jugadora del América?

Diana Victoria González Barrera (qepd),

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

Varios médicos internistas y educadores en diabetes coinciden que no existe una descomposición de la glucosa. Sino un severo descontrol. Es más indican que lamentablemente en el caso de la jugadora de futbol Diana Victoria González Barrera, integrante del equipo femenil de las Águilas del América pudo haber negligencia.

La directiva del Club, el cuerpo médico sobre todo, así como el entrenador Leonardo Cuéllar debieron estar al pendiente de todo momento de la salud de la ahora desaparecida futbolista. Desde Santiago Baños que se presentó después del fatal accidente, hasta el utilero también tenían que estar preparados para la emergencia.

Si la institución de Coapa sabía que la diabetes mellitus tipo 1 es la que no produce insulina, debieron estar atentos, ya que existe una destrucción total mayor al 90% de células. Se presenta en forma prematura.

Enseguida se manifiesta por un lapso largo de severa discapacidad, lo que resulta sumamente costosa. Es la causa principal de ceguera prevenible en edad adulta incluso en edad donde el ser humano aún produce.

Más tarde provoca insuficiencia renal terminal, que concluye en amputaciones y produce infartos al corazón. Un descontrol como el que sufrió Diana, pudo producir una hipoglucemia o bajo nivel de glucosa en el torrente sanguíneo, la llevó a la muerte.

Después de un agotador entrenamiento, seguramente nadie se percató de la situación y en vez de proporcionarle algún alimento azucarado, la enviaron a su casa. No sabemos si el futbol femenil tenga el respaldo de las autoridades y de la Federación.

Quizás no haya médicos ni ambulancias para trasladar a las ahora jugadoras profesionales a un centro médico en caso de sufrir un percance. Los jugadores de tenis en una pausa, ingieren miel, plátanos y azúcares para reestablecer los niveles de glucosa aun cuando no son diabéticos.

Uno de los galenos quien laboró en el Hospital Español, dijo que si los niveles bajan de 70 miligramos por decilitro, la persona se pone en riesgo de quedarse sin energía y puede fallecer, no sin antes presentar varias complicaciones.

En los casos de hipoglucemia resulta de vital importancia estar revisado constantemente por el cuerpo médico, sobre todo si el atleta es de alto rendimiento. El profesional determinará cuando es peligroso la falta de glucosa en la sangre.

Los síntomas de baja de azúcar aparecen rápidamente y varían de un ser humano a otro. Pueden ser asintomáticos, moderados y severos.

Cuando se presenta este último, el deportista necesita el respaldo de otra persona. La hipoglucemia entra en el terreno de lo peligroso y necesita ser tratada inmediatamente. González se sintió mal y nadie supervisó su estado de salud.

La hipoglucemia puede ser un efecto secundario de la insulina o de medicamentos que sirven para controlarla. Es por ende muy importante permanecer en vigilancia permanente del doctor especialista, así como el chequeo en todo momento.

Hay que recordar que el defensor Ignacio Fernández, mejor conocido como Nacho, defensor del Real Madrid, padece desde niño de hipoglucemia, pero es revisado constantemente. Además los diabéticos deben ingerir entre comidas, la llamada colación para aumentar la glucosa.

 

 

Léa también

León devoró a los Diablos y calificó, 4-0

La Fiera del León goleó 4-0 a los Diablos Rojos de Toluca en partido correspondiente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *