Fallece el legendario Nacho Trelles a los 103 años

Don Ignacio Trelles, una leyenmda del futbol mexicano, dejó de existir.

Por VÍCTOR M. RODRÍGUEZ OCÁDIZ

Dejó de existir la leyenda del futbol mexicano, Don Ignacio Trelles a los 103 años. Su muerte significa el final de una camada de sobresalientes directores técnicos. Don Nacho prácticamente ganó todo en su brillante trayectoria tanto como jugador y como en la dirección técnica.

Originario de Jalisco, es sin lugar a dudas el máximo exponente en la historia del balompié mexicano, obtuvo siete campeonatos de primera división, no de liguillas que es una payasada, logró un cetro de segunda división, cuatro de Campeón de Campeones, dos de Copa, dos en la Concacaf y un Panamericano para totalizar 17 títulos

Su camino como futbolista comenzó en 1934 al integrar la oncena de los famosos Electricistas del Necaxa, escuadra con la que obtuvo el título de campeonísimo, al obtener en forma indiscutible el torneo de liga y también el de copa. En las dos campañas más tarde, también se agenció el torneo liguero.

Su carrera en la cancha prosiguió en las campañas 1943- 1946 cuando militó en los aquellos azulcremas del América, también actuó con el Monterrey en ese mismo 1946. Jugó en 1948 con los Vikingos de Chicago y finalmente en 1948, una fractura de tibia y peroné, lo retiró de las canchas cuando estaba enfundado en la camiseta de los Potros de Hierro del Atlante.

Su amor por el balompié lo llevó dos años más tarde a convertirse en director técnico. Su primer escuadra fueron los Cañeros del Zacatepec en la segunda división. El excelente trabajo que hizo, permitió a su oncena ascender un año más tarde.

Pronto llegaron los buenos resultados para Don Nacho, ya que al dirigir al Marte en la temporada 1953-1954, obtuvo el título de liga. Posteriormente en la campaña 1954-1955 y en la 1957-1958, al frente del Zacatepec se llevó la corona de liga.

Esos logros lo llevaron a ser considerado para ocupar el puesto de auxiliar de la selección mexicana que disputaría el Campeonato Mundial en Suecia en donde observó el nacimiento de quien es considerado el mejor jugador de futbol de todos los tiempos. Edson Arantes Do Nacimento “Pelé”, a quien consideró una verdadera estrella refulgente a pesar de su corta edad.

Ya como entrenador en jefe, llevó las riendas del Tri al Mundial de Chile en 1962, en donde consiguió el primer triunfo mexicano al imponerse tres goles a uno a la poderosa oncena de Checoslovaquia, que terminó como subcampeón detrás de Brasil.

Cruz Azul, el equipo de sus amores.

También estuvo al frente del conjunto azteca en el Mundial de Inglaterra en 1966. Al conjunto nacional lo dirigió en cinco ocasiones, Entrenó al Toluca escuadra con la se agenció dos coronas, y pronto llegó a los 1,083 encuentros como técnico. cifra que lo llevó a ser el máximo referente en el futbol nacional. Siempre lo recordaremos con su singular caminar de piernas cóncavas y su inseparable cachucha.

Llegó a la Máquina del Cruz Azul, el equipo de sus amores, tal como lo confesó en alguna oportunidad, y los condujo a lograr dos títulos espalda con espalda en las temporadas 1978-1979 y 1979-1980.

Trelles se distinguió por ser un técnico sumamente polémico, se las sabía de todas, todas, siempre tuvo la respuesta a flor de labio, fue una pesadilla para los silbantes, interrumpía los partidos al lanzar un balón extra a la cancha para enfriar los ánimos del rival en turno.

Sin embargo, quienes lo tratamos, se trató de una persona con gran ética, disciplinado a más no poder, valor que les inculcó a sus jugadores, muy íntegro y sobre todo un profesional a carta cabal.

Tenía un gran cúmulo de experiencia, sabio, mente astuta con respuestas irónicas, con expresiones que parecían no decir nada, pero lo manifestaban todo, fue un gran observador del deporte de sus amores. Se preparó con tácticas y estrategias en otras disciplinas deportivas. En la vida hizo lo propio y contaba con una enorme paz interior.

Recordamos con afecto a uno de sus hijos, Eduardo con quien trabajamos en torneos locales, internacionales y Campeonatos del Mundo. Deseamos pronta resignación a sus familiares. Hace unos meses, la Lotería Nacional Nacional le hizo un homenaje al plasmar en un billete su imagen. En vida hermano en vida.

Dentro de sus frases célebres recordamos aquella en la que relacionó el futbol con la vida. “Los cambios siempre se hacen con la intención de mejorar”… “La mejor Fórmula para ganar partidos son los goles”… “Clásicos… los cerillos”.

“La playera del Cruz Azul, pesa igual que un bulto de Cemento”… “Los técnicos debemos siempre tener la maleta lista”… “Los clásicos se juegan con la cabeza fría y los pies bien calientes”… “Lo quiero para que meta goles, no para que se case con mi hija”, y finalmente parafraseó “Lo único que cuenta es el resultado”. Descanse en Paz el entrenador mexicano más prolífico de este deporte.

 

Léa también

Xolos caen en casa ante San Luis, 0-1

La escuadra potosina se puso al frente en el estadio Caliente, con una gran volea …