Beltrán, 450 partidos en Primera División

"Estoy muy contento de llegar a esa cifra, es un premio a la consistencia que he tratado de mantener a lo largo de mi carrera", dice Joaquín.
"Estoy muy contento de llegar a esa cifra, es un premio a la consistencia que he tratado de mantener a lo largo de mi carrera", dice Joaquín.

Querétaro (ANN).- Sin duda Joaquín Beltrán es un referente primero como universitario y ahora defendiendo la casaca de los gallos así que el capitán de los Gallos debutó el 24 de noviembre de 1996 ante el Morelia con la playera de los Pumas, y este domingo, cuando se enfrente a Monarcas en el Estadio Morelos, cumplirá cuatro centenas y media de duelos disputados en el Máximo Circuito.
“Estoy muy contento de llegar a esa cifra, es un premio a la consistencia que he tratado de mantener a lo largo de mi carrera, también muy contento de vivirlo cercano a mi familia, con el apoyo que ha resultado mi mujer, mis hijas, mis padres y muy agradecido por todo lo que he vivido”, señaló.
El zaguero central, quien también está a punto de convertirse en padre por segunda ocasión ya que en dos meses llegará Roberta, quien se unirá a su primogénita Martina, se siente cobijado por todo el trabajo realizado a lo largo de casi 14 años.
“Son muchos años de esfuerzo, de entrega, sacrificio, momentos buenos, a veces no tan buenos, pero es un premio a ese amor que le tengo a lo que hago y que trato de hacerlo lo mejor posible todos los días, y sigo trabajando para buscar algunos más”, comentó.
Como fue el primer partido en la liga en tu debut “El primer partido fue un momento muy especial. Ocurrió en el Invierno de 1996, Pumas ya estaba eliminado de la competencia y era el último partido del torneo, nos dirigía Luis Flores y un miércoles antes de ese partido, que fue en domingo, jugamos contra El Salvador, que estaba preparándose en las Eliminatorias para Francia 1998, jugué unos minutos en Houston con el equipo y de regreso Enrique López Zarza se acercó a todos para decirnos que estábamos citados para el partido.
“Fue una gran sorpresa cuando el domingo me dijo que me cambiara para ir a la banca, el partido fue de final de temporada, íbamos ganando 3-1 y de repente me llamó Luis, me dijo que iba entrar, que lo disfrutara y en la banda, a punto de entrar nos hicieron el 3-2, de todas formas me metió y fueron 20 minutos que parecieron una eternidad, que los recuerdo como si hubiera sido ayer”, recordó Joaco como le dicen sus amigos.

Léa también

América cae en el Azteca; 1-3 con Rayados

Los Rayados de Monterrey vencieron por un contundente 3-1 a las Águilas del América en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *