United gana y está más cerca del título

El Chicharito Hernández no anotó, pero fue una amenaza constante para la zaga del Stoke City. Foto: dailymail.co.uk
El Chicharito Hernández no anotó, pero fue una amenaza constante para la zaga del Stoke City. Foto: dailymail.co.uk

El Manchester United retomó la senda hacia el título con un convincente triunfo 2-0 de visita al Stoke City. Esta victoria amplía nuevamente la ventaja en la cima de la Liga Premier Barclays a 15 puntos. Javier Herrnández vio acción 77 minutos.

Por Adam Marshall

Stoke on Trent, Reino Unido.- Luego de la derrota a manos del Manchester City, la visita al Britannia Stadium para enfrentarse a un equipo que está luchando por evitar el descenso, claramente conllevaba gran riesgo, sin embargo, la clase del United se puso de manifiesto en condiciones difíciles. Michael Carrick y Robin van Persie, desde el manchón penal, consiguieron los tantos del partido.

Sir Alex Ferguson alineó a Wayne Rooney en el campo central y Javier Hernández tuvo la oportunidad de continuar su buen récord goleador contra los Potters. Phil Jones y Shinji Kagawa también estuvieron en el cuadro titular. Rooney se veía cómodo en la cancha y los visitantes tuvieron un inicio inmejorable tras un córner al minuto cuatro.

El centro de van Persie le cayó directamente a Phil Jones, quien buscó enganchar el balón, pero este se le pasó y Carrick usó la parte externa del pie para clavar inteligentemente la redonda en la portería por la base del poste. Fue el primer gol para el imponente centrocampista esta temporada y el centésimo del United en todas las competencias en el 2012/2013.

En otro córner de van Persie, Patrice Evra se elevó y remató por encima del travesaño, mientas que Asmir Begovic hizo una buena salvada para impedir la anotación de Rooney, tras un potente disparo de larga distancia. La respuesta del Stoke al gol en contra fue el silencio, hasta que Robert Huth remató de cabeza tras un centro de Charlie Adam.

No obstante, el United se impuso la mayor parte de la primera mitad y se mostraba bastante cómodo. Van Persie intentó ponerle fin a su sequía de goles y, tras robarle el balón a Adam, probó suerte con un tiro bombeado muy desviado. Y, poco después, Begovic mandó a tiro de esquina un disparo de primera intención.

Sir Alex dejó ver su ira cuando el ex Rojo, Ryan Shawcross, no fue sancionado por derribar descaradamente a Hernández. En ocasiones la táctica enérgica del cuadro local era desmedida. Rooney tuvo una clara oportunidad segundos más tarde, pero su tiro libre pasó justo por un lado del poste a mano derecha de Begovic.

El Stoke logró aumentar la presión en el tiempo de compensación de la primera mitad, pero, después del descanso el United volvió a tomar el control. Sin embargo, no lograba ampliar su ventaja. Una gran combinación de Rooney y Hernández creó una oportunidad para van Persie, pero el jugador holandés mandó el balón por afuera de las redes desde un ángulo cerrado.

Al tiempo que los Potters se sentían más seguros en la defensa, intentaron llegar a velocidad y comenzaron a fabricar jugadas de peligro. Jon Walters mandó un tiro por encima del larguero y Adam puso a David de Gea a prueba con un par de disparos. Kenwyne Jone disparó con potencia, más sin dirección, y los Rojos pronto hicieron caso a las señales de advertencia.

Phil Jones y Antonio Valencia condujeron la pelota con inteligencia por el costado derecho y Rooney se tomó su tiempo antes de mandársela a van Persie. Andy Wilkinson le hizo una temeraria entrada al artillero cuando este retrocedió y, finalmente, lo derribó dentro del área, provocando así que el árbitro marcara un penal. Con sangre fría e ignorando el hecho de que el viento había estado jugando con la pelota y moviéndola del manchón, el artillero cobró con éxito la pena máxima venciendo a Begovic por la derecha, para luego correr y abrazar a Sir Alex, Rene Meulensteen y Alexander Büttner, quienes lo recibieron con los brazos abiertos en el zona técnica.

Impulsado por una afición cada vez más inquieta, el Stoke aumentó su ritmo de juego: un disparo de Ryan Shotton, que siguió a un resbalón de Evra y que podría haberle causado daño al United, obligó a De Gea a entrar en acción. Y a continuación, Kenwyne Jones se tropezó con Nemanja Vidic, quien se encontraba tirado en el césped dentro del área; pero, a pesar de lo aparatoso de la situación y de que los anfitriones bien podrían haber reclamado un penal, el árbitro decidió que marcarlo hubiera sido un castigo excesivo.

El relevo de Danny Welbeck en lugar de Hernández, le permitió a los fans visitantes entonar sus tradicionales cantos de euforia, mientras el reloj se acercaba cada vez más a la decimosegunda victoria de la campaña de la liga. La actuación del Stoke tal vez dejó entrever una cierta falta de confianza, pero Adam, quien fue elegido como el jugador del partido en los altavoces, lo que fue recibido por irónicas ovaciones de los visitantes, nuevamente puso a prueba a De Gea con un tiro libre que salió desviado rumbo al segundo poste.

El vergonzoso tiro fallido de Shotton quizá resuma lo que fue la tarde para los anfitriones, pero el United ahora necesita solamente siete puntos con seis partidos por jugar para obtener el vigésimo título de liga, comenzando el miércoles con la visita al West Ham.

El artillero holandés Robie van Persie cobró con éxito la pena máxima venciendo a Begovic por la derecha. Foto: fifa.com
El artillero holandés Robie van Persie cobró con éxito la pena máxima venciendo a Begovic por la derecha. Foto: fifa.com

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *