Singapur y Bolivia ganan en los JO Juveniles

Bolivia se llevó su primera victoria en el futbol de Singapur. foto: fifa.com
Bolivia se llevó su primera victoria en el futbol de Singapur. foto: fifa.com

Singapur, Singapur.– El país organizador, Singapur, y Bolivia hicieron honor a la condición de favoritos que se les había asignado en vísperas del torneo al imponerse en sus respectivos estrenos en el estadio Jalan Besar, en la primera jornada de encuentros de la categoría de futbol masculino de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Y dos artilleros, los dorsales número 17 de cada equipo, acapararon la atención en muchos aspectos, ya que encendieron el certamen merced a su excepcional habilidad ante la meta contraria.

El primero en distinguirse fue el punta boliviano Luis Banegas, quien vio puerta tan sólo dos minutos después de ingresar a la cancha, en un partido que comenzó como suplente. La joven promesa del Real América afrontaba el encuentro con ligeras molestias en una rodilla, y permaneció en el banquillo durante la primera parte, en la que su equipo se adelantó a través de un penal transformado por Carlos Añez (1-0).

Su técnico lo introdujo tras la reanudación, para que formase un tridente ofensivo junto a Jorge Alpire y Rodrigo Mejido, y el corpulento ariete, de 14 años, dobló la renta de los suyos en prácticamente su primer toque de balón, al aprovechar un pase de Yasser Manzur para batir al arquero rival. También brillaría en los minutos restantes, e incluso envió un remate de cabeza al travesaño.

“Siempre quiero sorprender a mis rivales lanzándome arriba, para irrumpir en el área”, explicó Banegas a FIFA.com. “Me he esforzado mucho en los entrenamientos para convertirme en un clásico delantero de área”. Y a continuación, al preguntarle si tomaba como ejemplo el juego del ex internacional brasileño Romário, lo negó con la cabeza. “Mi ídolo es el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, del Barcelona. Quiero ser como él, y fichar por un buen club europeo cuando sea mayor, como el Barcelona”.

Protagonista con dos dianas
El singapurense Muhaimin Suhaimi, que mide únicamente 159 cm, llamó la atención mediante su sorprendente olfato goleador. Marcó su primer tanto a los 11 minutos, cuando un compañero lo habilitó tras una internada por la banda derecha. El audaz muchacho conectó un tiro cruzado que superó la salida del portero zimbabuense, Fungai Benard, quien llegó a tocar la pelota con una mano. Y exhibiría otra vez su mortífero disparo al cabecear a gol, rodeado de defensores, un saque de falta de Hanafi Mohd.

“Creo que ha sido la mayor estrella de la noche”, se apresuró a afirmar respecto al atacante de rostro angelical el seleccionador de Singapur, Kadir Yahaya. “A pesar de su corta estatura, tiene una habilidad y una técnica incomparables. Pero todavía es joven, y aún le queda mucho margen de mejora”.

Rodeado por numerosos periodistas y ante una marea de entregados seguidores, Suhaimi dedicó sus dos goles al primer entrenador del equipo, David Sivalingam, fallecido el año pasado. “Sivalingam fue el primero que se fijó en mí, y me dio la oportunidad de entrar en la selección”, señaló. “Creo que jugar bien y conseguir un buen resultado es la mejor manera de recordarlo”.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *