Milán, sublíder al ganar 2-1 a Nápoles

Robinho y Zlatan Ibrahimovic fueron los verdugos del Nápoles con sus goles. Foto: fifa.com
Robinho y Zlatan Ibrahimovic fueron los verdugos del Nápoles con sus goles. Foto: fifa.com

* El Milán, con tantos del brasileño Robinho y el sueco Zlatan Ibrahimovic, se impuso por 2-1 en su complicado desplazamiento a Nápoles, en el cierre de la 8ª jornada de la liga italiana, donde pudo seguir el ritmo del líder Lazio

Nápoles, Italia.- Con sus tres puntos en San Paolo, el Milán recuperó la segunda posición y se mantiene a dos unidades del primer clasificado, a la vez que aprovecha para distanciarse de su vecino Inter (3º), que empató 1-1 en casa con la Sampdoria y está cuatro por detrás de la Lazio y con dos menos que el equipo rossonero.

Robinho, con un disparo raso a pase de Massimo Oddo en el 22, fue el encargado de abrir el marcador en un partido en el que los locales se quedaron con diez al borde del descanso por la expulsión de Michele Pazienza (45’+1). Oddo volvió a brindar el pase decisivo en el segundo, poniendo un balón medido al punto de penal, donde Ibrahimovic (73′) conectó un duro remate de cabeza. El argentino Ezequiel Lavezzi (78′) acortó distancias, con un balón por encima del portero en un lío en el área, pero su equipo no pudo remontar.

Bajo una lluvia intermitente que dejó el césped muy resbaladizo, el Milán fue superior y firmó una gran primera parte, en la que Robinho (15′) e Ibrahimovic (18′) ya habían avisado, antes del gol del brasileño (2’2), que encarriló la victoria e hizo justicia a los méritos de los suyos.

El Nápoles, que mostró una mala imagen, apenas llevó peligro, aunque al final de la primera parte tuvo oportunidades, con un disparo en el área del uruguayo Edinson Cavani (39′) y un cabezazo en boca de gol del argentino Lavezzi (45’+3), que salvó el arquero Christian Abbiati.

Decae la intensidad
En la segunda mitad, la intensidad bajó y el Milán bajó el ritmo, a pesar de su superioridad numérica, aunque el tanto de Ibra en el 73 dio tranquilidad momentáneamente. El gol del Nápoles por medio de Lavezzi (78′) puso emoción, pero el Milan resistió y se llevó tres puntos valiosos.

La octava fecha del Calcio quedó clausurada este lunes, después de que la Lazio sufriera para mantener su liderato con un triunfo el domingo por la mínima (2-1) sobre el modesto Cagliari, con tantos de Sergio Floccari y Stefano Mauri.

El perjudicado de la jornada en la pugna por el liderato fue el vigente campeón italiano y europeo, el Inter de Rafa Benítez, que no pudo ganar a la Sampdoria en San Siro (1-1), salvando incluso al final un punto, después de ir perdiendo.

Stefano Guberti había adelantado en el 62 al conjunto de Génova, pero el camerunés Samuel Eto’o, de nuevo providencial, logró el 1-1 definitivo en el 80, consiguiendo además situarse como líder en solitario de la tabla de máximos anotadores, con siete, uno más que el uruguayo Cavani (Nápoles).

Por su parte, los ‘grandes’ en horas bajas Juventus (5º) y Roma (14º) empataron sin goles en sus visitas a Bolonia y Parma y quedan ya distanciados a siete y diez puntos, respectivamente, de la cabeza de la tabla.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *