Manchester United y Chelsea golean

Didier Drogba entró de relevo en el segundo tiempo para el Chelsea. Foto: chelseafc.com
Didier Drogba entró de relevo en el segundo tiempo para el Chelsea. Foto: chelseafc.com

Los Red Devils se impusieron al Aston Villa por 3-1 y se mantienen en la cima, mientras que los “Blues” regresaron a la pelea al vencer 4-2 al Sunderland en la la Liga Premier Inglesa

Londres, Inglaterra.- Wayne Rooney anotó en dos ocasiones al mismo tiempo que los Rojos vencen al Aston Villa por 3-1 y alargan la racha de invicto en la liga del United a 29 encuentros, igualando el récord establecido por el club en 1999.

El máximo goleador de la temporada pasada no había disfrutado mucho frente a la portería esta temporada, pero Rooney anotó en dos ocasiones antes del descanso para colocar al equipo de Sir Alex en el camino hacia la victoria nuevamente.

La única sorpresa, dados los últimos acontecimientos, fue que el United no tuviera que remontar y que ni Javier Hernández ni Dimitar Berbatov estuvieran entre los anotadores.

De hecho, a pesar de anotar en los últimos dos partidos del United, el delantero mexicano tuvo que conformarse con un lugar en la banca, mientras Sir Alex mantenía su fe en su opción preferida (aunque no siempre encendida) para la ofensiva.

La decisión rindió frutos de manera inmediata, al mismo tiempo que Rooney rompía las redes al primer minuto con un disparo cruzado desde justo adentro del área del penal. Aunque el gol se debió en igual medida a la rapidez mental deEdwin van der Sar, como al hábil primer toque de Rooney y la sólida finalización posterior.

Puede que Van der Sar tenga 40 y se vaya a retirar al final de la temporada, pero su mente se mantiene aguda. Cuando los Rojos ganaron un tiro libre a casi 18 metros de distancia del arco de Edwin, no parecía existir ningún peligro para el Aston Villa. Pero el holandés detectó a Rooney merodeando atrás de Richard Dunne y envió un pase de casi 65 metros sobre la defensa de los visitantes. Luego, Rooney bajó el balón con un toque suave antes de hacer un potente disparo cruzado por un lado de Brad Friedel.

El gol sacudió al Villa y, durante los siguientes 10 minutos, todo indicaba que el United podría aumentar la ventaja. Rooney, en especial, se veía bien y realmente con ánimos, al retrasarse para hacer bastantes toques y, tanto como le fue posible, influenciar el partido.

A Nani se le negó el vehemente reclamo de un penal, después de que Dunne le impidiera avanzar dentro del área antes de que el portugués provocara una buena atajada de Friedel, al lanzarse a su izquierda, cuando desató un potente disparo desde los linderos del área. Una salvada del disparo por abajo de Ryan Giggsesultó ligeramente más sencilla, mientras que Patrice Evra también probó al gran estadounidense y Berbatov hizo un remate de cabeza de un balón complicado que salió por arriba del travesaño.

El United estaba tocando a la puerta y el segundo tanto llegó cumplidamente en el tiempo de compensación del primer tiempo. Rooney nuevamente puso la finalización, un toquecito a cinco metros, pero, al igual que el primer gol, el pase mereció el mismo reconocimiento. Esta vez Nani fue quien suministró el balón, haciendo un lujoso centro con efecto desde el costado derecho que dejó a James Collins y Friedel como espectadores, al mismo tiempo que Rooney avanzaba a toda prisa ganándole la espalda al robusto defensa central para anotar a favor del equipo local a partir de una media volea.

En el otro extremo, la costosa contratación del Villa, Darren Bent, hizo un disparo desviado al minuto diez que rodó dócilmente a las manos de van der Sar. Además de esa oportunidad, el Villa no creó nada digno de mención en los primeros 45 minutos.

El equipo de Gerard Houllier era ciertamente una sombra del equipo que jugó tan bien (durante 80 minutos, por lo menos) contra los Rojos en noviembre. Ese día, la energía y el entusiasmo del Villa, las cuales provenían en gran parte de los jóvenes Marc Albrighton y Barry Bannan, le causaba problema tras problema al United. Aquí en el Old Trafford, los Midlanders se veían, en lo mejor de los casos, banales, durante largos periodos.

Stewart Downing y Ashley Young suministraban inusuales destellos creativos en el último tercio de la cancha, sin embargo la línea de cuatro del United tuvo poco sudor que limpiar de sus frentes cuando los equipos trotaban para salir por el túnel en el medio tiempo.

Ninguno de los dos directores técnicos hizo cambios en el descanso, aunque, por lo menos, el Villa salió al segundo tiempo con un enfoque más positivo. De hecho, a los dos minutos del reinicio, Bent pidió un penal después de enredarse con Evra dentro del área. Luego, Ashley Young cobró un tiro libre con un potente disparo que salió por arriba del larguero, desde una posición prometedora, después de que John O’Shea derribara a Albrighton.

Mientras tanto, el United ofrecía más de lo mismo. Nani, Rooney y Berbatov engañaban a la defensa del Villa con complicados intercambios del balón, mientras, atrás de ellos, Michael Carrick adoptaba el rol de “contención” en el que jugó conesultados emocionantes en 2006/07 y 2007/08.

El aumento de la ambición del Villa se vio recompensado al minuto 58 cuando Young jalaba a tres Rojos antes de habilitar a Downing por la derecha. Avanzó hacia la portería, jaló a Vidic y centró para que Bent anotara, sin marca, por el centro del área.

¿Era probable una remontada? No mientras Nemanja Vidic estuviera de guardia.

Apenas seis minutos más tarde, el capitán de los Rojos anotó un fogonazo, para sumar el tercer gol del United. Vidic, en el área para un córner, ganó el primer cabezazo más allá del segundo poste. El balón le cayó a Rooney quien, con la espalda hacia la portería, hizo un toque antes de dejarle el balón al serbio para que este disparara potentemente atravesando un área del penal atestada, pasando por un lado de Friedel. Cualquier delantero se hubiera sentido orgulloso de este gol y el Old Trafford retumbó cuando se pronunció el nombre del capitán.

Wayne Rooney hizo un doblete para el Manchester United. Foto: manutd.com
Wayne Rooney hizo un doblete para el Manchester United. Foto: manutd.com

Ashley Young estrelló un balón en el larguero, Dunne impidió que Rooney anotara un hat-trick con una barrida sobresaliente de último minuto y Nani probó suerte de larga distancia antes de que Berbatov desperdiciara una oportunidad gloriosade agregarle más brillo al marcador.

Poco importó. El United ya había hecho más que suficiente para asegurar otra victoria más y mantener el control en la búsqueda del título de liga número 19.

CHELSEA GOLEO AL SUNDERLAND

Por su lado, el Chelsea volvió a la carga y se impuso por 4-2 al Sunderland con juego de ataque y confianza vengó la derrota que sufrió en noviembre en su casa.

Chelsea empezó flojo en la defensa y pronto se vio abajo, pero Frank Lampard de penalti niveló el marcador, seguido por un gol de Salomon Kalou.

El Chelsea tomó el control y un excelente gol de John Terry y una gran tarde de Nicolas Anelka completaron el trabajo. El francés tuvo su mejor partido desde hace tiempo.

Goles Lampard al ‘14 de penalti; Kalou al ‘22, Terry al ‘60, Anelka ‘90 +1.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *