Manchester United se impone al Arsenal

Valencia se vistió de héroe al marcar el gol de la victoria para el Manchester United en su visita a los Gunners. Foto: fifa.com
Danny Welbeck se vistió de héroe al marcar el gol de la victoria para el Manchester United en su visita a los Gunners. Foto: fifa.com

Danny Welbeck anotó el invaluable gol del triunfo sobre el Arsenal, mientras el United sobrevivía otra agotadora visita al Emirates Stadium, manteniéndose firme en la pelea por el título de la Liga Premier Barclays.

Londres, Inglaterra.- Los Rojos consiguieron merecidamente la ventaja antes del descanso, gracias al remate de cabeza de Antonio Valencia, derivado de un excelente centro de Ryan Giggs, en el tiempo de compensación de la primera parte, pero los Gunners se recuperaron después del medio tiempo y todo indicaba que compartirían el botín cuando Robin van Persie empató a 19 minutos del tiempo regular.

Sin embargo, el United golpeó de nuevo y recuperó la ventaja cuando Valencia capeó la tempestad con una jugada individual, al habilitar a Welbeck para que este definiera con potencia y mantuviera a los campeones en el segundo lugar de la tabla, por debajo del Manchester City.

El día inició de manera decepcionante para los Rojos, luego del triunfo lleno de dramatismo de los Blues sobre el Tottenham, sin embargo terminó exitosamente, a pesar de la noticia de que Rio Ferdinand no estaría en las filas de los campeones debido a una lesión en la espalda. El golpe fue suavizado por el regreso de Phil Jones y Jonny Evans. Evans se alineó junto a Chris Smalling en el centro dela defensa, mientras que Jones jugó en la lateral derecha y Rafael ocupó un lugar en la banca de los Rojos.

Por el lado del Arsenal, Thomas Vermaelen se recuperó a tiempo para el encuentro, dándole una bien recibida dosis de valor a la zaga de los Gunners, que se mostraba ansiosa por reforzarse luego de derrotas consecutivas ante el Fulham y el Swansea.

La victoria de último segundo del Manchester City sobre el Tottenham aumentó la presión sobre los campeones antes del inicio del partido y los anfitriones tuvieron la primera oportunidad frente al arco, cuando Alex Oxlade-Chamberlain le robó el balón a Jones, pero su centro cayó en medio de un grupo de defensas del United.

La torpe jugada marcó la pauta de un inicio que carecía de fluidez. Ninguno de los dos equipos jugó con su habitual eficiencia y precisión con el balón, mientas que los únicos disparos al arco en los primeros diez minutos fueron remates por abajo de Aaron Ramsey y Theo Walcott que Lindegaard paró de manera rutinaria.

La naturaleza interrumpida del partido continuó cuando Jones se torció el tobillo izquierdo después de quince minutos de juego. El lateral derecho salió del terreno de juego con claro dolor, y Rafael entró en su lugar. La introducción del brasileño coincidió con el creciente dominio del United en el juego.

Una sucesión de tiros de esquina estuvieron cerca de culminar en gol, pero Smalling no pudo conectar con el centro de Nani, antes de que Giggs encontrara el espacio abierto atrás de Vermaelen, pero no hubo ningún jugador a quien ceder el balón después de eso. A continuación, Danny Welbeck aprovechó otro gran espacio después de una estupenda pared con Valencia, pero su disparo salió por arriba del travesaño por la presión de Laurent Koscielny.

Conforme avanzaba la primera mitad, el peligro del United aumentaba. Evra y Nani fueron una amenaza constante por la izquierda y se combinaron para provocar la intervención de Wojciech Szczesny por primera vez: el portero tuvo que hacer una atajada al primer poste derivada de un remate del portugués, luego de una buena jugada de aproximación del francés.

Los visitantes tocaron la puerta del equipo local con regularidad e impaciencia. Rooney bajó el pase elevado de Giggs dentro del área de los Gunners, antes decaer por la presión de Alex Song. El árbitro Mike Dean negó un penal y Rooney, enojado, difícilmente se tranquilizó cuando, momentos más tarde, Nani disparó a la portería sin dirección, en lugar de cederle el balón al número 10 que se encontraba desmarcado.

En el tiempo de compensación de la primera mitad, Giggs aprovechó al máximo la siguiente oportunidad del United. El veterano galés, quien regresó a la banda izquierda, sacó provecho de la renuencia de Johann Djourou a presionarlo, al enviar un magnífico centro pasado. Valencia, parado junto al segundo poste, le ganó el salto a Vermaelen y definió con un potente remate de cabeza cruzado que entró al ángulo inferior de la meta de Szczesny.

El gol del ecuatoriano fue producto de una jugada por la banda izquierda de los Rojos, ya que el lado derecho de los Gunners era cada vez más poroso conforme avanzaban los primeros 45 minutos. El intento de Arsene Wenger de tapar el agujero involucró la salida de Djourou en el descanso y la introducción del lateral derecho novato, Nicholas Yennaris, iniciando por primera vez en la Liga Premier.

Los Gunners estuvieron cerca de conseguir la paridad a los cinco minutos del reinicio, aunque de manera accidental más que por una buena jugada. Smalling seresbaló cuando conducía el balón a la mitad de su propio campo, dándole a Tomas Rosicky el espacio abierto hacia la portería. El centrocampista checo cedió el balón a van Persie, quien esquivó la marca de Evans antes de volar el balón –de manera inexplicable e inusual.

No obstante, motivados por el punto débil del United, el Arsenal se recuperó. Ramsey disparó potentemente por arriba del arco desde adentro del área y el tiro de Rosicky se estrelló contra el codo de Evra con lo que se apagó el peligro. Aquellas oportunidades flanquearon una ocasión más clara de Valencia, quien disparó muy desviado, pero las primeras jugadas de la segunda mitad ciertamente eran a favor de los anfitriones.

Se necesitó que el equipo local estuviera cerca de empatar de nuevo para que despertara el United. El disparo de Oxlade-Chamberlain pasó muy cerca del poste de Lindegaard, pero los campeones pronto se recuperaron. Evra se encontró en fuera de lugar después de una estupenda combinación con Nani; luego Per Mertesacker se barrió para sacar dramáticamente el esférico de su propia línea de meta después de que Welbeck había vencido a Szczesny en la salida picando hábilmente el balón.

Sin embargo, la búsqueda del United del segundo gol que matara al rival resultó cara. Cuando Koscielny detuvo fríamente el avance de Rafael dentro del área del Arsenal, la ausencia del brasileño fue obvia en el contraataque de los Gunners. La diagonal de Oxlade-Chamberlain le abrió el espacio a Van Persie y este definió pasando el balón por debajo de las piernas de Evans y por un lado de Lindegaard, vía la base del poste del danés.

El Arsenal se creció de manera predecible, pero la fluidez del partido pronto se vio interrumpida cuando Walcott se lesionó. Sir Alex Ferguson introdujo a Paul Scholes y Ji-sung Park, a expensas de Nani y Rafael, y cambió a Valencia a la lateral derecha. Sin embargo, el cambio no impidió que el ecuatoriano siguiera buscando la portería rival y desempeñó un papel clave en la recuperación de la ventaja del United.

Valencia recibió el pase abierto de Scholes, se fue directamente al área rival y esquivó la marca de tres jugadores antes de hacer una pared con Park. Antes de que le robaran el esférico, el volante habilitó a Welbeck y este definió por un lado de Szczesny, provocando la euforia de la afición visitante.

A partir de este momento, el partido terminó como inició, con muchas interrupciones, aunque con más amonestaciones. El United pudo aguantar los cinco minutos de tiempo de compensación con solo una llegada de peligro, cuando Evans sacó con el pecho el cabezazo de Mertesacker.

Un inicio victorioso de otra agotadora racha de partidos destacados del United envió un claro mensaje: los campeones no están dispuestos a ceder el título.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *