Manchester United recupera la cima (1-0)

Wayne Rooney y Valencia festejan el gol del primero, que valió para la victoria y para volver a la punta en la Liga Premier inglesa. Foto: manutd.com
Wayne Rooney y Valencia festejan el gol del primero, que valió para la victoria y para volver a la punta en la Liga Premier inglesa. Foto: manutd.com

El United recuperó el liderato de la liga, al llevarse los tres puntos en casa, pero se vio obligado a pelear contra un obstinado Fulham, que defendió valientemente a lo largo de todo el encuentro y aseguró una noche llena de nerviosismo en el Old Trafford.

Londres, Inglaterra.- El gol de Wayne Rooney en el primer tiempo resultó suficiente para el equipo de Sir Alex, pero el conjunto local no pudo ampliar la mínima diferencia y el ambiente se tornó cada vez más tenso en la recta final, cuando Danny Murphy, con frecuencia el azote del United, probablemente tuvo mala suerte de que no le concedieran un penalti luego de que cayera dentro del área en el último minuto.

Aunque los Rojos dominaron los primeros intercambios del partido, la primera oportunidad real no llegó hasta el minuto 11, cuando Ryan Giggs encontró el centro de Rafael y remató a la portería, pero Mark Schwarzer bloqueó el balón de manera impresionante. Giggs desempeñó el rol de Paul Scholes, en la ausencia de su colega veterano, y sus pases pusieron a prueba a la defensa de los Cottagers con suma regularidad.

Poco a poco, el Fulham se iba metiendo más al partido y el peligroso amague de Moussa Dembele culminó en un disparo por un lado, antes de que Clint Dempsey se enfrentara a Jonny Evans, pero David de Gea achicó correctamente cerrándole el ángulo. Los londinenses continuaron arriesgando el físico en el otro extremo, haciendo una serie de buenos bloqueos y, cuando aumentaba la confianza del equipo, Dempsey obligó una espectacular atajada de De Gea.

De manera predecible, los Rojos respondieron a la llamada de atención, con una jugada de Antonio Valencia, pero su disparo fue tapado por John Arne Riise después de una pared con Danny Welbeck. El invitado especial estuvo cerca de llegar de una fuente improbable, cuando la ambiciosa media tijera de Patrice Evra pasó por un lado del arco rival y Rafael, en la posición de lateral, también desaprovechó una oportunidad decente, al disparar sin fuerza a Schwarzer.

Después de que el árbitro Michael Oliver se negara a sancionar una mano en el área de Stephen Kelly con un penalti, se abrió el marcador tres minutos antes del descanso. El peligroso centro de Ashley Young pasó por encima de la cabeza de Brede Hangeland y por debajo de los tacos de Riise. Evans se lanzó, demostrando gran concentración, y habilitó a Rooney. El delantero encontró las redes con decisión, y reconoció inmediatamente la participación del jugador de Irlanda del Norte en el gol.

Más relajados, los Rojos iniciaron el segundo tiempo con completo dominio, pero fueron incapaces de vencer a Schwarzer nuevamente. El excelente pase de Giggs habilitó a Valencia pero el arquero australiano hizo una buena salvada, tras la cual Riise encontró en primer lugar el rebote apagando el peligro.

Aaron Hughes sobrevivió un momento de nerviosismo cuando titubeó al enfrentarse con un centro de Rafael, antes de que un clásico disparo con comba de Young sacara lo mejor de Schwarzer, quien se lanzó para hacer el desvío. Damien Duff hizo un corte defensivo vital, al tiempo que el Fulham continuaba apagando los ataques del United. A continuación, Sir Alex decidió hacer cambios en la ofensiva, al reemplazar a Welbeck con Javier “Chicharito” Hernández.

Los campeones siguieron tocando a la puerta rival: Giggs intentó de zurda sin dirección y Schwarzer hizo una estupenda doble parada que impidió la anotación de Young tras un servicio de Valencia. Cuando Giggs encontró el balón, Hangeland hizo otra vital intervención que mantuvo a los visitantes con vida.

Rio Ferdinand y el anotador del gol del triunfo, Wayne Rooney, salieron del terreno de juego cuando el partido estaba por terminarse, y el club de la capital se aseguró de que los últimos minutos en el Old Trafford se volvieran cada vez más tensos. Y hubo un tremendo susto cuando el suplente Murphy cayó tras la entrada de Michael Carrick cerca del minuto 90, pero Oliver indicó que el juego debía continuar en lugar de señalar el manchón penal. De manera adecuada, Evans coronó un desempeño individual inspirado al sacar de peligro el saque de banda al área de Riise que resultó ser la última jugada de un partido agotador y que podría resultar vital a la hora de la verdad.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *