Los Red Bulls se imponen al Galaxy

El mexicano Rafael Márquez fue una muralla infranqueable para Beckham y Donovan, del Galaxy de Los Ángeles. Foto: newyorkredbulls.com
El mexicano Rafael Márquez fue una muralla infranqueable para Beckham y Donovan, del Galaxy de Los Ángeles. Foto: newyorkredbulls.com

* Los Red Bulls de Nueva York, del mexicano Rafael Márquez, no resintieron la ausencia del delantero francés Thierry Henry porque tuvieron al centrocampista jamaicano Dane Richards como la estrella inesperada del partido que ganaron por 0-2 al Galaxy de Los Ángeles, del inglés David Beckham y el estadunidense Landon Donovan

Carson, Ca.- El esperado duelo entre los dos equipos favoritos a luchar por el título de la Liga Profesional de Futbol de Estados Unidos (MLS) siempre estuvo en control de los Red Bulls, que tocaron mucho mejor el balón, aprovecharon sus oportunidades de gol y tuvieron en el portero senegalés Bouna Coundoul a una muralla infranqueable.

Pero el jugador decisivo para los Red Bulls fue Richards, que a los 36 minutos, marcó el primer gol del partido al rematar el balón que había sido rechazado por poste derecho tras el disparo del estonio Joel Lindpere, que había superado a la defensa del Galaxy en una mala cesión.

A partir de ese momento, el partido estuvo siempre del lado de los Red Bulls, que no echaron en falta para nada a Henry, ya que en el centro del campo tenían velocidad con Richards, Lindpere y el marroquí Mehdi Ballouchy para subir y bajar bien en apoyo del ataque y la defensa.

Mientras que el mexicano Rafael Márquez no le daba ninguna opción de desplegar su juego a Beckham ni a Donovan, que se veían impotentes para montar con garantías el ataque del Galaxy.

La primera parte concluyó con el 0-1 favorable a los Red Bulls, que fue el equipo que tuvo las oportunidades más claras de conseguir el gol, como la de Ballouchy, al minuto 14, que disparó potente y el arquero jamaiquino Donovan Ricketts salvó el que pudo haber sido el primero tanto del partido.

El Galaxy salió en la segunda parte con la intención de dar la vuelta al marcador, pero de nuevo Beckham, que mostró una gran forma física, corrió como nunca se le había visto desde que llegó al equipo angelino, no encontraba a Edson Buddle, en el ataque ni tampoco Donovan tenía su mejor inspiración.

De esta manera, los Red Bulls, no perdían las posiciones en el campo, Márquez mandaba en el centro; arriba, el delantero colombiano Juan Pablo Ángel buscaba el segundo gol y Richards con su rapidez era una pesadilla para la defensa del Galaxy.

Atrás, en las escasas llegadas con cierto peligro del Galaxy al área de los Red Bulls, el balón era sacado con soltura por los defensores, incluido el izquierdo costarricense Roy Miller, que cada día va a más en su juego para ser titular indiscutible.

Pasaban los minutos sin que el Galaxy pudiese conseguir el gol del empate, mientras que los Red Bulls, a la contra, advertían que en cualquier momento podría llegar el 0-2.

Ampliando diferencias
Eso fue lo que sucedió cuando al minuto 60, Richards recibió en la mitad del campo de su equipo un pase del defensa de origen brasileño Carlos Mendes y se fue sólo hacía el área del Galaxy.

Richards dejó atrás a los defensas del Galaxy hasta que le salió a su encuentro Yohance Marshall, que tampoco pudo quitarle el balón cuando entró al área para al final derribarlo y cometer un penalti claro que el árbitro del encuentro Ricardo Salazar no dudó en señalar.

Ángel no dudo ni un instante en ser el responsable de lanzar la pena máxima y con una gran maestría engaño por completo a Ricketts, que se lanzó al lado izquierdo de su portería mientras el balón entró por el lado derecho, a media altura e imparable.

El gol del jugador internacional colombiano fue el decimotercero en lo que va de temporada para quedar segundo en la lista de la MLS, que encabeza con 14 Buddle, al que también le iba a ganar el duelo individual.

Con la ventaja de 0-2, el entrenador de los Red Bulls, el sueco Hans Backe decidió asegurar el marcador y decidió darle descanso a Márquez para que entrase en su lugar Carl Robinson cuando se cumplía el minuto 69.

Pero antes, a los 65 minutos, el Galaxy había tenido la oportunidad más clara de la segunda parte tras el saque de un tiro directo de Beckham, desde fuera del área, que rechazó Coundoul con los dos puños para comenzar a ser desde ese momento la figura de su equipo.

El portero senegalés paró todo lo que le llegó y al final iba a evitar que el Galaxy consiguiese cuando menos el gol del honor y sufriese la sexta derrota de la temporada.

La victoria permitió a los Red Bulls llegar a los 44 puntos (13-5-8) y empatar provisionalmente con el Crew de Columbus (13-5-7) en el primer lugar de la Conferencia Este.

Mientras que el Galaxy, a pesar de la derrota, sigue de líder en la Conferencia Oeste con 50 puntos (15-5-6) y la mejor marca de la liga, pero a la espera de lo que pueda hacer el Real Salt Lake (47 puntos), actual campeón de la MLS, que se enfrenta en su campo a los Rapids de Colorado.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *