“Lo mejor está por llegar”: Beckham

Cuando jugamos con pasión e intensidad, y no perdemos la concentración, somos un equipo muy difícil de vencer”, dice Beckham del Galaxy. Foto: fifa.com
Cuando jugamos con pasión e intensidad, y no perdemos la concentración, somos un equipo muy difícil de vencer”, dice Beckham del Galaxy. Foto: fifa.com

* La temporada regular de la Major League Soccer 2010 está tocando a su fin, y el Galaxy de Los Ángeles de David Beckham se perfila como el gran favorito para adjudicarse su primer título de la división de honor norteamericana desde 2005

Los Ángeles, Ca.- “Creo que este año podemos ganar la liga”, declaró a FIFA.com Beckham, ex capitán de Inglaterra y presente en tres Copas Mundiales de la FIFA, en una reciente entrevista en exclusiva. “Cuando jugamos con pasión e intensidad, y no perdemos la concentración, somos un equipo muy difícil de vencer”, añadió el mediocampista, que regresó a los terrenos de juego el pasado mes, tras recuperarse de una rotura del tendón de Aquiles que lo apartó de la fase final de Sudáfrica 2010.

Tras su aterrizaje en la MLS estadunidense hace tres años, la trayectoria de Beckham ha sufrido todo tipo de altibajos, pese a ser anunciado como el fichaje más importante en la historia de la liga por su comisionado, Don Garber. Beckham, todavía convaleciente de una lesión de tobillo en el momento de debutar con su equipo en el verano europeo de 2007, apenas causó sensación en su primera campaña, en la que el Galaxy no logró acceder a las eliminatorias por el título. Su mal momento de forma continuó en 2008, en una campaña muy floja que acarreó la destitución del entrenador Ruud Gullit y del director general Alexi Lalas, y que estuvo marcada en su mayoría por una polémica mediática entre Beckham y su compañero de club Landon Donovan.

“Cuando jugamos con pasión e intensidad, y no perdemos la concentración, somos un equipo muy difícil de vencer”.Beckham, sobre su equipo

En 2009, Beckham se perdió buena parte de la temporada por la primera de sus dos cesiones al Milán italiano. Y aunque, con Bruce Arena como nuevo entrenador, el equipo del sur de California parecía el claro favorito para hacerse con el título, a la postre vio cómo el modesto Real Salt Lake le frenaba en seco en la tanda de penales de la gran final. Ahora, el Galaxy parece haber vuelto a encontrar el ritmo idóneo, y Beckham, de nuevo en plena forma a sus 35 años, está ansioso por añadir un trofeo más a los que ganó en Inglaterra con el Manchester United y en España con los archifamosos “Galácticos” del Real Madrid. Dado que el Galaxy ha liderado la liga durante la mayor parte del curso, el tercer título de campeón estadounidense parece avecinarse para el conjunto angelino.

“Creo de veras que nuestro equipo tiene lo necesario para llegar hasta el final”, declaró Beckham días antes de que el Galaxy intente sellar su primera posición en la liga regular contra el FC Dallas, y de que, tras ese partido del domingo, conozca la identidad de su primer adversario en las eliminatorias. En los cinco encuentros que ha disputado desde que regresó de su lesión, el jugador inglés no ha dejado de servir esos centros desde la banda que lo hicieron célebre sobre el césped ya en sus inicios. Como afirmaba Pablo Mastroeni, mediocampista del Colorado Rapids: “No se limita a centrar el esférico; lo coloca en la cabeza de la gente”.

Después de haber descrito como “uno de los tragos más difíciles” de su carrera la rotura del tendón de Aquiles que sufrió en marzo mientras jugaba cedido en el Milán, el regreso de Beckham a los terrenos de juego, así como su rendimiento, está siendo de lo más impresionante. Pese a haber sido acusado a menudo de venir a Estados Unidos solamente por dinero, como si fuese un agónico paso atrás en el declive de su carrera y estuviese virtualmente retirado, el inglés ha demostrado estar igual de dispuesto que siempre a luchar y a trabajar no sólo por el éxito de su equipo, sino también por el bien de la joven liga. “Creo que la MLS tiene potencial para pertenecer a la élite de las ligas mundiales”, añadió. “Cada año aparecen nuevos clubes, y la calidad del fútbol va mejorando continuamente”.

“Creo que la MLS tiene potencial para pertenecer a la élite de las ligas mundiales”. Beckham, sobre el futuro de la liga

Cuando Beckham recaló en Los Ángeles en 2007, su fichaje se comparó con la llegada de Pelé al Cosmos de Nueva York 30 años antes, y se esperaba que tuviese un impacto similar. Aún está por ver si su legado causará la misma sensación que el de O Rei, pero Beckham cree que la única forma de que la liga progrese es que las grandes figuras vayan allí a jugar. “Los nuevos jugadores que están viniendo están marcando claramente la diferencia. Sólo este año tenemos a Rafa Márquez y Thierry Henry, que son grandes nombres dentro del fútbol”, señaló en relación a los fichajes de campanillas realizados por el Nueva York Red Bulls, el equipo del que se espera que plante cara al Galaxy en la lucha por el título de la MLS. “Si los equipos siguen cubriendo ese vacío y siguen trayéndose de Europa a los futbolistas de primera calidad, [la MLS] puede ponerse definitivamente a la altura de algunas de las mejores ligas del mundo”.

Para el Galaxy, el título supondría un paso de gigante para acallar a los escépticos que afirman que la llegada de Beckham a la MLS fue más una cuestión de mercadotecnia y de famoseo extradeportivo que algo meramente futbolístico. “Ya ha habido una mejoría desde que vine aquí, está claro”, recalcó. “Sobre todo, el interés se ha disparado. Se están construyendo estadios nuevos y los aficionados acuden al campo continuamente. Son muestras de una progresión importante, y lo mejor está por llegar”.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *