La Bundesliga resplandece

En Alemania la llegada de Michael Ballack y Raúl González le dan nueva vida al futbol. Foto: fifa.com
En Alemania la llegada de Michael Ballack y Raúl González le dan nueva vida al futbol. Foto: fifa.com

Alemania.- La Bundesliga alemana está despertando este año más interés que nunca. En Dortmund, el Borussia ha registrado un nuevo récord en el número de abonos de temporada. El vencedor de la Liga de Campeones en 1997 ha conseguido atraer a 51.200 abonados antes incluso de que dé comienzo la competición.

También su sempiterno rival, el Schalke 04, está suscitando una enorme atracción entre los aficionados. Nada menos que 42.000 personas han adquirido ya el derecho a seguir en el Veltins Arena todos los partidos que el equipo dispute en casa. El gran campeón, el Bayern de Múnich, ocupa el tercer lugar en este particular escalafón de la máxima competición alemana, con 37.600 abonos de temporada vendidos. En total, los 18 equipos de la Bundesliga han conseguido vender 460.000 abonos, lo que permite hacerse una buena idea de la creciente popularidad de la competición.

Este incremento en la afluencia de espectadores a los estadios alemanes cabe atribuirlo en buena parte a la presencia en la liga de nombres tan archifamosos como los de Arjen Robben, Franck Ribéry, Ruud van Nistelrooy, Lucas Barrios, Sami Hyypia o Edin Dzeko, que durante la temporada pasada hicieron ya las delicias de la grada en la máxima categoría teutona.

Los nuevos astros causan revuelo
La incipiente temporada trae consigo algunos nombres rimbombantes, claro reflejo del interés que genera la Bundesliga entre las estrellas nacionales e internacionales. En primer lugar cabe nombrar al ex delantero de la selección española Raúl, que llega a Alemania para reforzar el ataque del Schalke. El máximo goleador de la Champions League ha seguido el ejemplo de Christoph Metzelder, con quien ya coincidió en el Real Madrid, y ha desencadenado en Gelsenkirchen un fenómeno de masas como hacía tiempo que no se veía en la pequeña ciudad del Ruhr.

“Nos viene muy bien contar con un jugador semejante en nuestras filas. Raúl será una gran ayuda en todos los sentidos, tanto dentro como fuera del campo. Es una persona extraordinaria, que se ha integrado perfectamente en el grupo sin divismo alguno. Cada día intenta estrechar el contacto con los demás jugadores. Tengo que decir que con nosotros tenemos a un extraordinario futbolista “, declaró en exclusiva para FIFA.com Ivan Rakitic, centrocampista del Schalke y de la selección croata.

El regreso del “Gran Capitán”
El Bayer Leverkusen es otro de los equipos que ha conseguido dar un importante golpe de efecto durante la pausa veraniega. El equipo de Renania, cuarto clasificado en la última temporada, se ha hecho con los servicios de Michael Ballack, capitán de la selección alemana. El 98 veces internacional  fue jugador del Bayer entre 1999 y 2002, antes de pasar primero al Bayern de Munich y más tarde al FC Chelsea de la Premier League inglesa.

“Con el retorno al Bayer Leverkusen se cierra el círculo. El tiempo que pasé aquí fue una época de alegrías y éxitos; la recuerdo con gran cariño, y ha tenido un gran peso en mi decisión”, subrayó el subcampeón del mundo de 2002 a propósito de su retorno a casa de los Aspirinas.

Los jugadores alemanes tienen mucho cartel en el extranjero
La euforia generada por la llegada de grandes estrellas internacionales a la Bundesliga no puede hacer olvidar que dos enormes talentos alemanes han abandonado el país con rumbo hacia España para defender los colores del Real Madrid: Mesut Özil, centrocampista y estratega del Werder Bremen, y Sami Khedira, defensa del Stuttgart, han firmado sendos contratos con el equipo de la capital española.

También Kevin Kuranyi abandona la competición patria para buscar nuevos retos en la liga rusa. El delantero defiende desde hace algunas semanas los colores del Dinamo de Moscú, y muy recientemente su primer gol de la temporada permitió a su equipo empatar a uno frente al Zenit de San Petersburgo, actual líder de la competición. Jerome Boateng, por su parte, hasta ahora pieza clave en la zaga del Hamburgo y lateral izquierdo de la selección alemana durante el Mundial, pondrá sus habilidades defensivas al servicio del Manchester City durante la campaña en curso.

Aun así, la impresión general es que la Bundesliga ha ganado en atractivo. “Tenemos una liga con grandísimas estrellas”, declaró orgulloso el Presidente de la liga alemana, Reinhard Rauball, en una reciente entrevista con Bild am Sonntag. Queda por ver el papel que harán los equipos germanos en las competiciones europeas de la temporada que despunta ahora.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *