Inter de Porto Alegre rival de Chivas

* El 1-0 cosechado en Porto Alegre, y el gol de tacón que marcó Alecsandro, neutralizaron los tantos de los ‘saupaulinos’ Alex Silva y Ricardo Oliveira, y le valieron al conjunto del sur de Brasil un billete para su tercera final de la Libertadores, instancia en la que esperan las Chivas de Guadalajara

El Inter de Porto Alegre cayó en Sao Paulo, pero calificó para su tercera final en la Libertadores y va contra Chivas. Foto: fifa.com
El Inter de Porto Alegre cayó en Sao Paulo, pero calificó para su tercera final en la Libertadores y va contra Chivas. Foto: fifa.com

Sao Paulo, Brasil.- El Internacional brasileño se clasificó para disputar la final de la Copa Libertadores y, al mismo tiempo, se aseguró una plaza en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA EAU 2010, pese a caer por 2-1 con Sao Paulo en el duelo de vuelta de su serie semifinal.

El 1-0 cosechado en Porto Alegre, y el gol de tacón que marcó Alecsandro, neutralizaron los tantos de los ‘saupaulinos’ Alex Silva y Ricardo Oliveira, y le valieron al conjunto del sur de Brasil un billete para su tercera final de la Libertadores, instancia en la que esperan las Chivas de Guadalajara.

Frenesí adentro y afuera
El Morumbí propició un ambiente digno de una final: cánticos constantes y un estruendo ensordecedor que no podrían ser acallados por un batallón de ‘vuvuzelas’ y que infundieron en el Sao Paulo un arrojo y unos arrestos que se le echaron de menos en el partido de ida, jugado la semana pasada en Porto Alegre.

El arranque del partido fue vibrante, se vio al equipo local volcado al ataque y luchando con carácter cada bola en el centro del campo con un Internacional entregado y bien plantado, que cada vez que le cedían un centímetro de más avisaba de la capacidad goleadora que atesoran hombres como Alecsandro o Tinga.

El equilibrio de fuerzas en la zona ancha y en el marcador se rompió de una forma inesperada, a la media hora, en un fallo garrafal del portero Renan cuando intentaba agarrar un centro al área a balón parado de Hernanes.

La bola pasó entre los brazos de Renan, le golpeó en el pecho y el rebote le cayó mansamente a Alex Silva, quien acertó a peinarla adentro de la portería para la desolación del arquero que le ha quitado la titularidad al argentino Roberto Abbondanzieri.

El gol igualó la eliminatoria y desequilibró al Internacional, que hasta el descanso ya no encontraría la forma de pasar de la mitad de la cancha con criterio y de plantar cara a un Sao Paulo que sabe como pocos mantener la compostura, manejar los tiempos y administrar sus ventajas.

Emociones a montones
En la segunda mitad, el mismo guión: un juego reñido, bregado y un gol por sorpresa en una jugada a balón parado, en este caso, un tiro del argentino Andrés D’Alessandro que desvió a gol Alecsandro con un afortunado toque de tacón.

Tras el gol el ritmo se aceleró y, casi en la jugada siguiente, un mal rechace de puños de Renan se convirtió en el segundo del Sao Paulo, ejecutado a la media vuelta por Ricardo Oliveira.

El partido estaba roto, las defensas más abiertas dejaron espacios preciosos y las ocasiones se multiplicaron en ambas porterías con una cadencia esquizofrénica.

Del lado del Sao Paulo, Hernanes lució los galones del equipo, distribuyó el juego con visión y él mismo se encargó de bombardear la portería rival insistentemente desde la frontal del área, pero los guantes de Renan no cedieron otro regalo.

A doce minutos del final, el Inter se quedó con diez hombres por la expulsión de Tinga por dos entradas fuertes, lo que envalentonó aún más a los locales y llevó a los ‘colorados’ a asumir un planteamiento más conservador para aguantar el resultado que le daba la clasificación.

Quinto clasificado
El Internacional, dicho está, jugará de esta manera por segunda vez en su historia la Copa Mundial de Clubes de la FIFA representando a la CONMEBOL. El otro finalista, las Chivas, no podría representar a esta confederación aunque ganase la final, puesto que los equipos mexicanos participan en la Libertadores en calidad de invitados.

Inter es así el quinto equipo clasificado para el certamen a jugarse en Abu Dhabi en diciembre. Los otros son Inter de Milán de Italia (UEFA), Pachuca de México (CONCACAF), Hekari United FC de Papúa Nueva Guinea (OFC) y Al Wahda, campeón de la liga local. Aún quedan por conocerse los conjuntos que irán por la CAF y AFC.

Vale recordar que en 2006, los Colorados de Porto Alegre se coronaron campeones mundiales de clubes al derrotar en la final al Barcelona FC de España por 1-0 en Japón.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *