‘He hecho algo sensacional’: Mourinho

Mourinho ha alzado un último trofeo, el que le faltaba para situarse al fin en lo más alto de su profesión. Foto: fifa.com
Mourinho ha alzado un último trofeo, el que le faltaba para situarse al fin en lo más alto de su profesión. Foto: fifa.com

* Desde sus inicios en Portugal hasta dirigir a grandes de la talla de Porto, Chelsea, Inter de Milán y Real Madrid pasaron poco más de diez años. Durante ese corto periodo, José Mourinho fue acumulando títulos a cada cual más prestigioso hasta vivir, en 2010, una temporada casi impecable

Al frente del equipo italiano, mostró su gran capacidad al implantar esquemas que neutralizaron a adversarios poderosos y fueron fundamentales en la conquista de la Liga de Campeones, la Serie A y la Copa de Italia en cuestión de semanas.

Como colofón a un año perfecto, Mourinho ha alzado un último trofeo, el que le faltaba para situarse al fin en lo más alto de su profesión. El portugués es ya el mejor técnico del mundo, aunque insiste en compartir el premio con los jugadores que lo han llevado hasta donde está ahora. En una entrevista concedida a FIFA.com tras la ceremonia, recuerda su gran año, habla de su relación especial con los futbolistas del Inter y efectúa un repaso general a su carrera. “En diez años, he pasado de ser ayudante de entrenador a convertirme en el mejor del mundo, así que lo que he hecho es algo sensacional”.

Señor Mourinho, poco antes de recibir el premio dijo que era difícil estar aquí sin saber el resultado. ¿Qué siente ahora que ha ganado?
Ahora lo que quiero es ir a casa, para celebrarlo con mis familiares y poder disfrutar el momento. Pero mi personalidad es terrible, entre comillas, y lo que quiero ahora es ganar el partido del próximo jueves con el Real Madrid. Voy a conservar bien este trofeo, porque forma parte de mi historia y de la historia de quienes trabajan comigo, de quienes yo quiero y quienes me quieren. Es algo que hará que siga buscando todavía más, con la motivación de siempre.

En la ceremonia hubo momentos especiales, como el homenaje de los jugadores del Inter, que lo dejaron visiblemente emocionado. ¿Cómo es esa relación con ellos?
Sin los jugadores no somos nada. El equipo perfecto no es el equipo en que solamente el entrenador transforma a los jugadores, sino también aquel en que los jugadores transforman al entrenador en una persona mejor. Y yo tuve la suerte de tener un grupo de personas espectaculares a mi alrededor, no sólo futbolistas, sino también personas maravillosas en el Inter. Y la suerte de pasar al Real Madrid y encontrar otro grupo de jugadores fantásticos, que completaron un 2010 con triunfos increíbles.

¿Qué momento de 2010 quedará guardado en su memoria?

Ganamos la Liga de Campeones, lo que, para un entrenador de club y para el propio club, es lo máximo que puede alcanzarse. Y, en el caso del Inter, era algo que llevaba 50 años sin ocurrir. Por eso, esa final en el [Santiago] Bernabéu -que más tarde se convertiría en mi siguiente casa-, con todo el contexto que había, acabó siendo perfecta. Eso es lo que quedará.

Usted es un entrenador joven, pero con una carrera brillante. ¿Imaginaba que en tan poco tiempo estaría sucediendo todo esto?

Es increíble. He conseguido este premio con apenas diez años de carrera como entrenador principal. En diez años, he pasado de ser ayudante de entrenador a convertirme en el mejor del mundo, así que lo que he hecho es algo sensacional.

¿Y qué le parece ver a tres jugadores del Barcelona competir por el Balón de Oro?

Sin duda es un homenaje a lo que han venido haciendo en los últimos años. Pero que el Inter los derrotase y fuese campeón de Europa y después del mundo da un realce todavía mayor al trabajo que hice allí. Porque el Barcelona es un equipo excelente.

¿Y qué nos cuenta de este segundo premio para Messi?

Pienso que ahora no es el momento de hacer comentarios ni de criticar. Hemos tenido mucho tiempo en los últimos tres, cuatro meses para explicar nuestras preferencias sobre este asunto. Y a fin de cuentas es el momento de respetar a todo el mundo. Pero es una pena para Wesley Sneijder, que, en mi opinión, merecía estar aquí. Una pena también para Cristiano [Ronaldo], porque como jugador y por lo que hace en el campo ciertamente debía estar entre los candidatos. Para Xavi también, porque es un muchacho que conozco desde pequeño. Pero Messi es un futbolista fantástico, y cuando un futbolista fantástico gana un premio así, sólo nos queda felicitarlo. Y es lo que estoy haciendo ahora.

Se habla mucho del inicio de su carrera y de lo rápido que ha progresado hasta ahora. Pero, ¿se imagina su final? ¿Piensa en hacer algo especial hasta entonces?

Sigo queriendo entrenar a mi selección. No quiero volver a Portugal para entrenar a un equipo, quiero continuar mi carrera en los mejores equipos y ligas del mundo, donde los límites son los más altos en términos de rendimiento y calidad. Pero entrenar a la selección es algo con lo que aún sueño.

Y, por último, ¿puede imaginarse un 2011 mejor que 2010?

Mejor, imposible. Tal vez igual. Porque lo ganamos todo con el Inter, así que hacerlo mejor es algo que se antoja inalcanzable. Podría igualarse, pero será enormemente difícil, porque tenemos adversarios fantásticos en la Liga de Campeones, un Barcelona fortísimo en las competiciones nacionales… No es fácil, pero vamos a intentarlo.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *