Francia humilla a Inglaterra en Wembley

Karim Benzema hizo el primer gol francés en el estadio de Wembley para vencer a los orgullosos ingleses. Foto: uefa.com
Karim Benzema hizo el primer gol francés en el estadio de Wembley para vencer a los orgullosos ingleses. Foto: uefa.com

Karim Benzema y Mathieu Valbuena marcaron para los franceses y Peter Crouch para los ingleses. En tanto, Alemania empató con Suecia sin goles; Italia y Rumania igualaron 1-1 y Bélgica venció a Rusia 2-0

En Londres, Fabio Capello apostó por una alineación joven en la que destacaron las presencias de Andy Carrol, delantero del Newcastle United FC, y del jovencísimo Jordan Henderson, centrocampista del Sunderland . Y Laurent Blanc no se quedó atrás dando entrada en su once a un referente de la sub-21 hasta ahora como Yann M’Vila.

Los primeros minutos tuvieron un protagonista claro. Steven Gerrard salió con ganas de demostrar sus galones y llevó el peso del partido y los acercamientos más claros en el inicio del choque. Y suyo fue el primer disparo entre los tres palos de la portería de un Hugo Lloris que se mantuvo atento ante el disparo del capitán del Liverpool FC. Los galos tuvieron que esperar hasta el minuto 9 para probar a Ben Foster con disparo raso de Florent Malouda que no inquietó al guardameta del Birmingham City.

La segunda intentona gala fue más efectiva. En una jugada personal en el minuto 16 el delantero del Real Madrid CF Karim Benzema se apoyó con una precisa pared en Malouda para luego batir con un potente zurdazo a Foster. Fue la primera intervención de un ariete francés que muestra su mejor cara en la selección que dirige Blanc.

El resto del primer periodo, con excesivo centrocampismo, no ofreció más ocasiones claras. Ambos equipos esperaron a la segunda mitad para reanudar las hostilidades. La primera en hacerlo fue Francia y para volver a marcar. Los franceses salieron muy bien en la reanudación y haciendo gala de un fútbol de toque muy atractivo doblaron la ventaja en una jugada combinativa a la que siguió un centro de Samir Nasri que remató a las redes el jugador del Olympique de Marseille Mathieu Valbuena.

Tras el segundo tanto francés los ingleses reaccionaron imprimiendo más intensidad a su juego. La hasta ahora aparentemente anestesiada Inglaterra empujó más y a punto estuvo de recortar distancias en el minuto 63 con un remate de cabeza de Gerrard tras un saque de falta y después con un centro del capitán inglés que a punto estuvo de rematar a gol el suplente Jay Bothroyd.

Nasri, de los mejores en Francia, aprovechó los huecos en la zaga inglesa para en un contraataque enviar un potente derechazo al poste derecho de Foster. Y es que con Inglaterra volcada a la ataque la selección de Capello se exponía a encajar más goles y acabar goleada ante una Francia que utilizaba bien su velocidad saliendo a la contra.

Sin embargo el siguiente gol iba a caer finalmente del lado inglés. En el primer balón que tocaba tras sustituir a un Gerrard que se marchó tocado, Peter Crouch remató un saque de esquina desde el borde del área pequeña para recortar distancias a cinco minutos del final. Demasiado tarde para lograr el empate, ya que los últimos minutos del partido se diluyeron entre cambios y pérdidas de tiempo.

Suecia – Alemania 0-0

En Gotemburgo, el combinado alemán, semifinalista de la pasada Copa Mundial de la FIFA, no logró pasar del empate sin goles ante una ordenada selección sueca en un amistoso disputado en el Nya Ullevi Stadion de Gotemburgo.

Joachim Löw, técnico germano, contaba con las ausencias de Miroslav Klose y Holger Badstuber por lesión, y decidió dejar en el banquillo a Mesut Özil, Philipp Lahm y Thomas Müller entre otros. Así pues, jugadores menos comunes como Marko Marin, Kevin Großkreutz o Lewis Holtby fueron titulares ante Suecia. La selección escandinava marcha tercera en el Grupo E de clasificación para la UEFA EURO 2012, con seis puntos en tres partidos disputados, y no contó con su delantero estrella, el jugador del Milán Zlatan Ibrahimovic.

El partido comenzó muy frío, y el combinado local tardó casi media hora en aproximarse a la meta de René Adler. Fue en el 27′, pero el remate de Pontus Wernbloom tras un pase de Sebastian Larsson se marchó muy alto. Alemania replicó en el 32′, pero Mario Gómez se encontraba en posición antirreglamentaria y la jugada fue anulada. Cinco minutos después, Marcel Schmelzer probó a Andreas Isaksson con un disparo lejano con su pierna derecha, pero el meta del PSV Eindhoven despejó bien el esférico. Con el empate a cero inicial se llegó al descanso en el Nya Ullevi Stadion de Gotemburgo.

Los de Löw, semifinalistas en la pasada Copa Mundial de la FIFA, no lograban imponer su ritmo de juego, y Suecia no tenía muchos problemas en mantener a Gómez alejado de la portería de Isaksson. La mayor parte del tiempo, el juego se concentraba en el centro del campo, haciendo el choque muy poco vistoso y con escasas ocasiones de gol. Löw trató de cambiar esa dinámica dando entrada a Toni Kroos y Cacau. Los cambios dieron otro aire al combinado teutón, que empezó a inquietar la meta sueca en busca del gol de la victoria.

Pero los locales no se arrugaron en el último cuarto de hora, y lograron acabar con la portería imbatida. Las pruebas realizadas por Löw hicieron que disminuyera la intensidad de los alemanes, que se mostraron impotentes para superar el buen planteamiento del seleccionador sueco Erik Hamren.

Rumania – Italia 1-1
En Klagenfurt, Austria, la selección de Răzvan Lucescu logró empatar ante una Italia con muchas novedades en un partido amistoso disputado en la localidad austriaca de Klagenfurt donde el protagonista fue el delantero del VfB Stuttgart Ciprian Marica, que adelantó primero a los suyos y después hizo el empate para la selección azzurri con un gol en propia portería.

Cesare Prandelli alineó a un equipo plagado de novedades, y los debutantes Federico Balzaretti, Alessandro Diamanti, Andrea Ranocchia y el jugador de origen argentino Cristian Ledesma comenzaron el duelo en el once inicial. Rumanía, por su parte, dispuso desde el principio de todas sus estrellas y fue quien más peligro creó en los primeros minutos, pero se encontró con la mala noticia de la lesión de Christian Chivu, que tuvo que retirarse en el minuto 15.

Los primeros avisos de Italia llegaron con sendos disparos lejanos de Mario Balotelli que no crearon demasiado peligro al guardameta rumano Costel Pantilimon, mientras que en el área contraria, Ciprian Marica causaba muchos problemas a la defensa azzurri gracias a su movilidad. Los ataques de Rumanía eran cada vez más numerosos, y finalmente en el minuto 34, Marica supo aprovechar un fallo de la zaga italiana para poner por delante a los suyos con un potente disparo desde el área pequeña.

Tras el descanso, Prandelli dio entrada a Andrea Pirlo y Alberto Gilardino, y los cambios dieron sus frutos inmediatamente, ya que Italia se hizo con el control del juego, y el delantero estuvo a punto de empatar el partido en la primera acción de la segunda mitad con un gran tiro cruzado que detuvo Pantilimon. Italia siguió dominando, y poco después de que se cumpliera la hora de partido, un remate acrobático de Fabio Quagliarella, también incorporado en la segunda mitad, estuvo cerca del gol.

En la recta final del encuentro, un remate de falta de Pirlo puso en muchos aprietos al portero rumano, que desvió el balón a saque de esquina. En el lanzamiento posterior de Pirlo, Quagliarella peinó el balón y el rumano Marica lo introdujo en su propia portería, dando a Italia un merecido empate. Rumanía trató de reaccionar tras el empate, y tuvo su opción con un disparo lejano que despejó el portero Emiliano Viviano, pero finalmente el marcador no se movió y el empate final fue satisfactorio para ambos equipos.

Rusia – Bélgica 0-2
En Moscú, el delantero de diecisiete años Romelu Lukaku marcó los dos goles de Bélgica en el triunfo fuera de casa ante Rusia.

A los dos minutos de juego Lukaku hizo su primer tanto como internacional absoluto al aprovecharse de un error de Igor Akinfeev, y a 16 minutos del final sentenció el partido al controlar un largo pase y marcar con calidad. De esta forma, el conjunto de Georges Leekens consiguió una victoria de prestigio.

El delantero de diecisiete años Romelu Lukaku marcó los dos goles de Bélgica en el triunfo fuera de casa ante Rusia. Foto: uefa.com
El delantero de diecisiete años Romelu Lukaku marcó los dos goles de Bélgica en el triunfo fuera de casa ante Rusia. Foto: uefa.com

Las cosas no pudieron empezar de la peor forma posible para los locales cuando una cesión del lateral derecho Roman Shishkin puso en apuros a su portero Akinfeev, que regaló la el balón en el despeje a Eden Hazarq el cual pasó a Lukaku que marcó a puerta vacía.

El portero del CSKA Moskva, que ya tuvo un error similar en la derrota en septiembre ante Eslovaquia por 0-1 en un partido de clasificación para la UEFA EURO 2012, tuvo que volver a intervenir para evitar con una buena parada el tanto de Jan Vertonghen. A los 19 minutos de juego, el combinado local buscó el empate por medio de Diniyar Bilyaletdinov cuya volea fue despejada por Jean-François Gillet mientras que el rechace rematado por Shiskin fue también desbaratado por el portero belga antes del descanso.

Sin embargo, en la segunda parte fueron los visitantes los que disfrutaron de dos buenas ocasiones, pero Hazard se encontró siempre con Sergei Ignachevich. Rusia siguió buscando sus opciones para empatar pero en el 74′ Lukaku recogió un balón en largo para batir por su palo más alejado a Akinfeev. La noche terminó por ser mala para Rusia que pudo no obstante haber marcado algún tanto tras las oportunidades fallidas de Aleksandr Bukharov y Roman Shirokov.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *