EU, por el título; México, a reivindicarse

Abby Wambach (20) de los Estados Unidos libra batalla contra Leticia Villalpando, de México, durante el partido amistoso internacional entre Estados Unidos y México en el Estadio Rio Tinto, el pasado 31 de marzo. Foto: fifa.com
Abby Wambach (20) de los Estados Unidos libra batalla contra Leticia Villalpando, de México, durante el partido amistoso internacional entre Estados Unidos y México en el Estadio Rio Tinto, el pasado 31 de marzo. Foto: fifa.com

* Del 28 de octubre al 8 de noviembre, en Cancún, Quintana Roo, se disputará la fase de clasificación para la Copa Mundial Femenina de la FIFA en la CONCACAF, y las estadunidenses son las grandes favoritas, mientras que México tratará de reivindicarse

Cancún, México.- Siempre que se da el saque inicial en la Zona de la CONCACAF a una fase de clasificación para la Copa Mundial Femenina de la FIFA, solamente hay una favorita: Estados Unidos. Las norteamericanas se han mantenido invictas en sus últimos 11 encuentros y acuden al campeonato regional en Cancún con grandes expectativas de quedar primeras; sobre todo, teniendo en cuenta que han ganado 27 de los 28 encuentros clasificatorios que han disputado en la zona a lo largo de su ilustre historia.

El torneo se celebra del 28 de octubre al 8 de noviembre, y la seleccionadora de Estados Unidos, la sueca Pia Sundhage, no se conforma con dormirse en los laureles: “No me preocupa nuestro estado de forma; lo único que me preocupa es hasta dónde podemos mejorar como equipo”, declaró Sundhage tras una gira preparatoria por China en la que las estadounidenses se mostraron lejos de su mejor forma.

La delantera Abby Wambach, la figura de la selección con 109 goles en 142 partidos internacionales, también está deseosa de mejorar, con el certamen en la soleada Cancún ya a un paso. “Ahora mismo, no todas las jugadoras están en la misma onda”, declaró la espigada ariete del Washington Freedom. “Pero no es algo que deba inquietarnos, porque ese tipo de cosas las podemos solucionar”.

Estados Unidos, dos veces campeona mundial y actual oro olímpico, iniciará su andadura contra Haití, toda una incógnita en el fútbol femenino y un país que todavía está recuperándose del devastador terremoto del pasado enero. Después se medirá a sus otras rivales del Grupo B, Guatemala y Costa Rica. Si bien las Barras y Estrellas son las claras favoritas para encabezar su cuarteto, el Grupo A se presenta mucho más interesante.

Canadá y México, a reivindicarse
México, como país anfitrión, estará ansioso por realzar la reputación que se ha labrado en los últimos años como gran promesa del futbol femenino en la región. En cuanto a Canadá, sigue siendo en muchos aspectos la segunda selección de la CONCACAF y, tras haber sido semifinalista en 2003, procurará acceder a su quinta Copa Mundial Femenina de la FIFA consecutiva.

Las canadienses, comandadas por su delantera estelar y máxima artillera de todos los tiempos con la selección, Christine Sinclair, saltarán al césped con Carolina Morace como nueva seleccionadora. La ex internacional italiana asumió las riendas tras una etapa de diez años con el noruego Even Pellerud en el banquillo; y su deseo de que el equipo pase de emplear el “patadón y tentetieso” en balones largos a jugar un poco al fútbol no ha pasado inadvertido.

“Carolina ha traído un estilo completamente diferente; un fútbol muy europeo”, señaló Sinclair, líder carismática del equipo. “Lo hemos recibido con los brazos abiertos, y todas lo hemos aceptado sin reservas. Pero se tarda un tiempo en acostumbrarte, porque todas llevamos 10 años jugando simplemente al patadón largo. Ahora ella quiere que pasemos el balón, así que estamos en una fase de adaptación”.

México, que completa el Grupo A junto con Trinidad y Tobago y la modesta Guyana, soportará unas cuantas expectativas sobre sus hombros mientras pugna por acceder al que sería únicamente su segundo Mundial Femenino (desde que, en Estados Unidos 1999, recibiese 15 goles en contra y quedase colista de su grupo). Su entrenador, Leonardo Cuéllar, considera un arma de doble filo su condición de locales.

“Sí que supone una presión extra, pero también creo que contaremos con el apoyo de nuestros aficionados”, resaltó Cuéllar, recién llegado de una gira de tres encuentros por Corea del Sur. El técnico, que contará para la labor realizadora con su estrella, la delantera Maribel Domínguez, en este combinado de vocación ofensiva, añadió: “Básicamente, este equipo es una combinación de jugadoras experimentadas junto con otras que sobresalieron este verano, en la plantilla que realizó un buen Mundial Sub-20 en Alemania”.

El primero y el segundo de cada grupo pasarán a las semifinales, cuyas ganadoras se clasificarán directamente como representantes de la CONCACAF en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011. Las perdedoras de las semifinales se enfrentarán a continuación en el choque por el tercer puesto, cuyo vencedor obtendrá el derecho a medirse con la 5ª clasificada de la Zona Europea, en una repesca que ofrecerá otro billete a Alemania como premio.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *