El Marsella elimina al Inter de Milán

Brandão, casi en el primer balón que tocó, hizo el empate a uno.
Brandão, casi en el primer balón que tocó, hizo el empate a uno.

Inter derrotó 2-1 a Marsella (global 2-2), en el estadio San Siro de Milán, por los octavos de final de vuelta de la Liga de clubes Campeones de futbol de Europa, pero los franceses son los que siguieron adelante en la competición gracias al resultado de la ida (por los goles marcados en campo contrario).

Por Manu García del Moral

Milán, Italia.- El Olympique de Marseille de Didier Deschamps ha conseguido clasificarse para los cuartos de final de la UEFA Champions League pese a perder 2-1 en el campo del Inter de Milán en un final trepidante. El equipo de la Serie A logró igualar la eliminatoria en el minuto 75 por medio de Diego Milito pero en el descuento Brandão, casi en el primer balón que tocó, hizo el empate a uno. En la última acción del partido Giampaolo Pazzini hizo de penalti el definitivo 2-1.

Didier Deschamps no reparó en poner en liza a sus mejores hombres de ataque, entre ellos André Ayew autor de cuatro tantos en el torneo mientras que Claudio Ranieri decidió dejar en el banquillo a Giampaolo Pazzini, máximo goleador del equipo en la actual edición de la UEFA Champions League. En los primeros compases el Olympique se sentía cómodo sobre el terreno de juego y sin sufrir en exceso pero el Inter no tardó mucho en sumarse al ataque en busca del gol que igualase la eliminatoria.

En el minuto siete, Javier Zanetti llegó hasta la línea de fondo y su pase de la muerte lo recogió Wesley Sneijder dentro del área pequeña pero su remate a bocajarro lo salvaron entre Souleymane Diawara y Steve Mandanda. El portero visitante apareció de nuevo para salvar a su equipo tras un remate, en el 12′, con el pecho de Diego Milito que el guardameta desbarató con su mano derecha.

Tras ese arreón, el ataque del Inter se fue diluyendo y al cuadro italiano cada vez le costaba más generar ocasiones de peligro. Por su parte, el Olympique lanzaba balones largos para aprovechar la velocidad de sus hombres en punta. Su mejor ocasión, fue un remate de Loïc Remy de cabeza mediada la primera parte que golpeó el lateral de la red. La posesión de la pelota estaba muy repartida y ninguno de los dos equipos era capaz de imponer su estilo sobre su rival. Con un lanzamiento de falta de Sneijder que neutralizó un seguro Mandanda se llegó al descanso.

En la segunda parte, en contra de lo esperado, fue el Marsella el que tomó la iniciativa y decidió subir una marcha más el ritmo de su juego y comenzó a encerrar en su campo a un Inter al que cada vez le faltaban más tiempo e ideas. El partido sólo se jugaba en campo del Inter y Ranieri no lo veía nada claro así que decidió dar entrada a Pazzini en lugar de un desafortunado Forlán además de retirar a Sneijder, lesionado, por Joel Obi.

El Inter tenía muchos problemas para entrar por el centro, donde Diawara y Nicolas N´Koulou se mostraban inexpugnables así que tras la marcha de su único mediapunta puro, Sneijder, el equipo italiano optó por descargar su juego por las bandas. A falta de 20 minutos para la conclusión del partido el cuadro francés gozó de una óptima ocasión para dejar casi sentenciada la eliminatoria. Mathieu Valbuena sacó una falta en largo desde el flanco izquierdo y Alou Diarrá remató en picado buscando la base del palo pero Júlio César respondió con una gran estirada.

Al equipo de la Serie A cada vez le quedaba menos tiempo para lograr al menos un gol y éste llegó en una jugada a balón parado. En el 75′ en un saque de esquina se produjo un barullo dentro del área y tras los remates infructuosos de Walter Samuel y Pazzini, el balón lo recogió Milito para alojar la pelota al fondo de las redes ante el delirio del Giussepe Meazza. En el 84 de nuevo surgió la figura de Mandanda para enviar a córner una falta lateral botada por Maicon que se colaba por la escuadra.

En el tramo final el Inter, espoleado por el tanto de Milito, ganó en confianza y creo las acciones de mayor peligro del encuentro como un cabezazo de Esteban Cambiasso. Cuando el equipo italiano se había ido de forma decidida a por el partido llegó la jugada que decidió la eliminatoria. En el tiempo de descuento, en el 92′, Mandanda puso un balón largo y la pelota la controló Brandão entre los dos centrales del Inter para batir a Júlio César con un tiro raso. Tanto en la ida como en la vuelta, los dos goles del Marsella llegaron con el tiempo cumplido.

Samuel lamenta la eliminación en San Siro.
Samuel lamenta la eliminación en San Siro.

En la siguiente jugada el equipo de Ranieri se sumó al ataque con todo y Mandanda derribó a Pazzini dentro del área, acción en la que el guardameta resultó expulsado al ver la segunda cartulina amarilla. El propio Pazzini transformó la pena máxima ante Gennaro Bracigliano pero ya no hubo tiempo para más. El 2-1 final otorgó el pase al cuadro de Deschamps gracias al valor doble de los tantos marcados a domicilio. El Marsella ya espera rival en cuartos mientras que el Inter se despide de la única opción que le quedaba para salvar la temporada. (uefa.com)

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *