‘El espíritu del Mundial sigue’: Blatter

Joseph Blatter y el Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, corrieron hoy el telón de la Copa Mundial de la FIFA 2010. Foto: fifa.com
Joseph Blatter y el Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, corrieron hoy el telón de la Copa Mundial de la FIFA 2010. Foto: fifa.com

* El Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y el Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, corrieron hoy el telón de la Copa Mundial de la FIFA 2010 al término de la última reunión del consejo del Comité Organizador de la Copa Mundial de la FIFA 2010 en Johannesburgo

En una conferencia de prensa celebrada en el estadio de Soccer City, Blatter elogió a Sudáfrica por su “excepcional labor” en la organización de la prueba reina del fútbol mundial celebrada el pasado junio y julio. Asimismo anunció la puesta en marcha de un Fondo Fiduciario posterior a la Copa Mundial de la FIFA 2010 que beneficiará a la “Nación del Arco Iris” y asegurará un legado sostenible después del certamen.

“Éste es un gran día para la FIFA”, anunció Blatter. “Es un gran día para el fútbol internacional, un gran día para África y para Sudáfrica. Hoy pueden ustedes ver a un presidente feliz. Estoy orgulloso. Éste no es el final del espíritu de esta Copa Mundial; sólo estamos cerrando el comité organizador. Hay un legado para este Mundial en África. Confiamos en Sudáfrica y el país ganó confianza. Los resultados están ahí; son maravillosos desde todo punto de vista. Cuando en 2004 otorgamos a Sudáfrica la organización de la Copa Mundial de 2010, era una democracia joven; pero hoy la nación es reconocida en todo el mundo por su capacidad, su fuerte economía y los logros que ha alcanzado. Sudáfrica ha demostrado al mundo y al Comité Ejecutivo de la FIFA que el Mundial debe explorar nuevos territorios”.

Hoy estamos cerrando oficialmente uno de los acontecimientos de mayor éxito de nuestro país.

El legado de la FIFA correspondiente a la Copa Mundial de Sudáfrica 2010 asciende a 100 millones de dólares USA. Unos 20 millones de esa cantidad fueron entregados a la Asociación Sudafricana de Fútbol (SAFA) para la organización preliminar del torneo y para la construcción de la imponente sede de la SAFA, las oficinas centrales de la Asociación sitas junto al estadio de Soccer City. Los 80 millones de dólares USA restantes se destinarán a financiar una variedad de programas de desarrollo futbolístico, educación y salud, entre otros campos, en Sudáfrica, y también desempeñarán un papel en iniciativas humanitarias. El fondo será administrado por Ernst y Young. Entre los fideicomisarios figuran representantes de la FIFA y la SAFA, así como el profesor Michael Katz, proveniente del sector privado, y el recién elegido Ministro de Deportes y Ocio de Sudáfrica, Fikile Mbalula, representante del Gobierno.

El Presidente de la FIFA agregó: “Me gustaría dar las gracias al Gobierno, a los voluntarios y a la población de África. Al regresar a Sudáfrica, he visto gente entusiasmada gritando: ‘¡Bienvenido de nuevo, bienvenido de nuevo!’. Esto me demuestra que el espíritu del Mundial sigue vivo en este país. Ahora vamos a ir al este de Europa, a Rusia, donde la Copa Mundial no se ha celebrado nunca. Después iremos a Oriente Próximo. La Copa Mundial debe ir adonde pueda mejorar las condiciones sociales y marcar una diferencia. Por mediación del Ministro de Turismo sudafricano, nos hemos enterado de que más de 300.000 personas vinieron a Sudáfrica a ver el Mundial. Y eso ha supuesto un importante impulso para la economía sudafricana”.

Un legado y un regalo especial
El Presidente Zuma dio las gracias al Presidente de la FIFA por su constante apoyo antes y durante la escenificación del campeonato. “Hoy estamos cerrando oficialmente uno de los acontecimientos de mayor éxito de nuestro país”, resaltó. “Lo estamos haciendo con una nota de optimismo. Esto nos ha permitido contemplar el año 2010 como la fecha en que nuestra nación ha alcanzado la mayoría de edad, alimentada por la pasión de nuestra gente y el apoyo de nuestros anteriores presidentes, Nelson Mandela y Thabo Mbeki”.

“Al ser un país en vías de desarrollo, queríamos que el torneo fuera algo más que sólo fútbol: un espectáculo continental que fuera patrimonio de todos los africanos. Hemos logrado nuestras metas en lo que respecta a la celebración del Mundial. Al apostar por la educación, estamos invirtiendo en el futuro de nuestros jóvenes. Me alegra constatar que el Presidente de la FIFA comparte esa misma pasión por la educación. La educación asegurará la sostenibilidad del legado de la Copa Mundial. Los beneficios de albergar la prueba reina del fútbol han sido enormes. Demostramos al resto del mundo que somos capaces de cumplir nuestros compromisos. El Mundial también ha subrayado la necesidad de invertir en el desarrollo futbolístico para poder configurar equipos de primer orden mundial”, concluyó el mandatario sudafricano.

La FIFA ha comprado los 32 autobuses Hyundai que fueron utilizados por los equipos participantes durante la Copa Mundial de la FIFA 2010, y también una flota de vehículos. Todos ellos se donarán directamente a las 52 regiones de la SAFA.

Cuando Sudáfrica se convirtió en el primer país africano en obtener el derecho a organizar la competición en 2004, la FIFA se comprometió a que el torneo no sólo beneficiaría al fútbol sino que además dejaría un legado perdurable para los anfitriones así como para los países africanos. En el marco de este compromiso han destacado el proyecto “Ganar en África con África”, la campaña Football for Hope de la FIFA, que aspira a construir 20 Centros de Esperanza por todo el continente africano, y el proyecto Goal.

El Presidente de la FIFA entregó además al Presidente de Sudáfrica un recuerdo singular, que contiene las firmas y mensajes de los 32 equipos participantes acerca de los maravillosos recuerdos y experiencias que vivieron durante su estancia en el país junto al Cabo de Buena Esperanza.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *