El día “D” para las Chivas

"No dejaremos pasar la historia", asegura el técnico del Rebaño, José Luis Real. Foto: fifa.com
"No dejaremos pasar la historia", asegura el técnico del Rebaño, José Luis Real. Foto: fifa.com

* Los rojiblancos no se olvidan que en las semifinales derrotaron 2-0 en Santiago a la Universidad de Chile, un marcador que les sería suficiente en esta ocasión y que esperan repetir, como confesó el técnico José Luis Real. “Es nuestra última oportunidad y vamos a salir al ataque”, afirmó el entrenador, para agregar: “No dejaremos pasar la historia”

Porto Alegre, Brasil.- El Guadalajara no sólo jugará contra el Internacional de Porto Alegre el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores. También lo hará contra la historia. El equipo rojiblanco sólo ha conseguido ganar una vez en Brasil en todas sus participaciones en la competición continental, frente a Sao Paulo en 2006. El resto de sus partidos han sido derrotas…

Y es precisamente un triunfo lo que necesita el Rebaño Sagrado tras su caída (1-2) en el partido de ida disputado la semana pasada en Guadalajara. El equipo de José Luis Real fue claramente superado en ese encuentro, pero sus jugadores no pierden la esperanza y, desde tierras amazónicas, con una fe inquebrantable, afirman que lograrán sobreponerse a todas las dificultades.

La palabra mágica
Los rojiblancos no se olvidan que en las semifinales derrotaron 2-0 en Santiago a la Universidad de Chile, un marcador que les sería suficiente en esta ocasión y que esperan repetir, como confesó el técnico José Luis Real. “Es nuestra última oportunidad y vamos a salir al ataque”, afirmó el entrenador, para agregar: “No dejaremos pasar la historia”.

“Historia” es la palabra que se repite una y otra vez en la voz de los mexicanos. Omar Bravo, delantero que ha sido fundamental en el recorrido del equipo, tampoco dejó de mencionar el ansiado vocablo que empieza con h. “Yo creo que es el encuentro más importante en la historia del equipo. Por lo menos en este grupo sabemos lo que nos estamos jugando, y lo que significaría ganarla, no sólo para nosotros sino para cualquier futbolista profesional”.

Adolfo Bautista, su compinche en ataque, no usó la palabra mágica, pero se expresó en similares términos. “Es el encuentro más importante de mi vida”, confesó el anotador del gol mexicano en el partido de ida. “La gente dice que Inter es favorito, me parece bien, los partidos hay que jugarlos primero y celebrarlos después”, afirmó retador.

Está clarísimo entonces que los miembros de las Chivas entienden perfectamente la relevancia de la cita. Finalmente, son apenas en segundo equipo mexicano en llegar a la final de una Copa Libertadores. El antecedente tiene algo de alentador, ya que en 2001, luego de perder en casa, el Cruz Azul se impuso por 1-0 en la mítica Bombonera de Buenos Aires antes de caer en los penales.

Nada al azar
Por ello la fe inquebrantable en jugadores y cuerpo técnico de la posibilidad del milagro. Y para la ocasión, el Rebaño Sagrado estrenará uniforme. Será una camiseta con delgadas líneas rojas al frente y en el reverso, con vivos en verde en los costados y la bandera mexicana en el cuello. Los millones de seguidores Chivas en México y Estados Unidos esperan que la prenda pueda exorcizar el fantasma brasileño.

Pero esos aficionados no son los únicos que quieren que el equipo mexicano se corone. También hay un grupo importante de brasileños que quieren ver al Guadalajara levantar la Copa. Ellos son los fanáticos del Gremio de Porto Alegre, rival eterno del Internacional que se han manifestado con pancartas de apoyo al equipo en sus sesiones de entrenamiento que se han realizado, justamente, en las instalaciones gremiales.

Y es justamente en esas canchas donde las Chivas se reportan listas para la acción. Los rojiblancos practicaron los disparos desde los once pasos, la Némesis de los equipos mexicanos en el pasado. “Ensayamos bien porque así le pasó a Cruz Azul, falló los penales y perdió. Nosotros estamos esperanzados a realizar un buen partido el día de mañana y poder levantar la Copa”, afirmó Bautista.

Así, entre frases de aliento y atención al detalle, pasan las últimas horas los aficionados del Guadalajara antes del trascendental encuentro frente al Inter. Y, para no ser menos que los jugadores, hay que calificarlo como histórico. Hace 9 años que un equipo mexicano estuvo en esta instancia, y no se sabe cuánto pasará antes de que vuelva a suceder. Quién lo reflejó mejor antes de la cita fue el mediocampista Edgar Mejía. “Estar concentrados y disfrutarlo. Esa es la clave. ¡Y ganar, por supuesto! “.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *