El Barça, imparable: 3-0 al “Aletic”

Leo Messi, el Balón de Oro, logró un "hat-trick" y acabó con el Atlético de Madrid. Foto: uefa.com
Leo Messi, el Balón de Oro, logró un "hat-trick" y acabó con el Atlético de Madrid. Foto: fcbarcelona.com

El  Barcelona supera al Atlético de Madrid gracias a un “hat-trick” de Leo Messi y bate el récord de victorias consecutivas en Liga. Con este triunfo, el equipo deja momentáneamente al Madrid a 10 puntos

Por Roger Bogunyà/Barcelona

Se cumplió el guión y hubo goles y espectáculo en el esperado Barça-Atlético. Las dianas las puso Leo Messi, el Balón de Oro que, tras el hat-trick de esta noche, ya es Pichichi de Primera. El espectáculo fue cosa de todos, sobre todo en la primera mitad, donde el Barcelona ofreció el recital de fútbol habitual en las grandes noches. El triunfo permite al Barça alejar al Real Madrid, que recibe este domingo a la Real Sociedad, a 10 puntos.

Quique Sánchez Flores sabía lo que le esperaba en el Camp Nou y renunció a Forlán para dar entrada a un hombre más en el centro del campo. El objetivo era poblarlo al máximo para dificultar así las triangulaciones del Barça. La idea no tuvo éxito alguno, porque el equipo azulgrana rozó el 80% de posesión hasta que abrió la lata mediante una brillante acción de Messi. Una de sus clásicas: recibe en la esquina del área, sortea a todos sus rivales hasta que llega a la media luna y allá ejecuta. Sublime.

Solidísimo atrás gracias a un Abidal imponente, el Barça vestía su juego a través de un Iniesta nuevamente superlativo en los controles en espacios reducidos y con Alves amenazando una y otra vez por la derecha. Suya fue la asistencia de un segundo gol que no fue porque Messi perdonó. Cosa rara. Al ‘10’ no le gusta fallar ni habiendo marcado antes, así que poco después, y tras una excelente combinación colectiva, se rehizo tras aprovechar un mal rechace de la defensa atlética para batir otra vez a De Gea. 2-0 y Pichichi para el Balón de Oro.

El Atlético ofreció sus mejores maneras tras el descanso, ya con Forlán sobre el campo. Así llegó la mejor ocasión visitante, que fue un remate de Filipe Luis desde dentro del área que sacó Piqué de cabeza sobre la línea de gol. Y permitió ver un detalle revelador: Messi, el mejor del mundo, corrió hasta su propia área y cortó un contragolpe liderado por el ‘Kun’. Así es Messi.

La segunda parte, definitivamente, fue muy diferente a la primera. Porque si bien es cierto que el Atlético arriesgó más, también lo es que el Barça leyó bien el encuentro y prefirió mostrarse más práctico que nunca. Fue menos profundo, pero inteligente, como demuestra el tercer tanto de Messi, otra vez el más listo de la clase tras una parada de De Gea. Con este Barça y con este Messi el fútbol es una gozada.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *