Demuelen el estadio Fonte Nova

El Fonte Nova era considerado uno de los peores estadios de Brasil en materia de seguridad y estaba clausurado desde el 26 de noviembre de 2007, cuando siete personas murieron al desplomarse parte del graderío durante un partido de tercera división.
El Fonte Nova era considerado uno de los peores estadios de Brasil en materia de seguridad y estaba clausurado desde el 26 de noviembre de 2007, cuando siete personas murieron al desplomarse parte del graderío durante un partido de tercera división.

* Cuando se completen los trabajos de demolición del estadio, se comenzará a erguir en el mismo solar un nuevo recinto que será una de las principales sedes de la próxima Copa Mundial. Cerca del 70 por ciento de los escombros del actual inmueble va a ser aprovechado para la construcción del nuevo recinto, que tendrá capacidad para cerca de 53.000 personas

Salvador, Brasil.- Una implosión acabó este domingo con el estadio Fonte Nova, de la ciudad brasileña de Salvador, cuyos escombros se utilizarán para construir en el mismo lugar una de las futuras sedes de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Los artificieros utilizaron cerca de 700 kilogramos de explosivos de gel para destruir en unos 15 segundos el graderío superior del estadio y los 138 pilares que sustentaban la cubierta, según informó la gobernación del estado de Bahía.

La detonación fue realizada a las 10.26 hora local, con casi media hora de retraso con respecto al horario marcado, y el espectáculo congregó a una multitud en los alrededores, además de ser transmitido en directo por varias televisiones.

Previamente, habían sido desalojadas 962 casas y 2.467 vecinos que vivían a menos de 250 metros del estadio, que fue inaugurado en 1951 y era la casa del Bahía, el equipo más popular de la región.

Tras la implosión tan solo quedaron en pie las tribunas de honor, que serán demolidas con excavadoras para evitar riesgos por su proximidad a unos edificios.

La parte inferior del estadio ya había sido completamente demolida con excavadoras, que comenzaron sus trabajos el pasado 21 de junio.

El Fonte Nova era considerado uno de los peores estadios de Brasil en materia de seguridad y estaba clausurado desde el 26 de noviembre de 2007, cuando siete personas murieron al desplomarse parte del graderío durante un partido de tercera división.

Cuando se completen los trabajos de demolición, se comenzará a erguir en el mismo solar un nuevo estadio que será una de las principales sedes de l próxima Copa Mundial.

Cerca del 70 por ciento de los escombros del actual estadio va a ser aprovechado para la construcción del nuevo recinto, que tendrá capacidad para cerca de 53.000 personas.

El nuevo estadio, cuya construcción está prevista para este año, conservará características similares a la del viejo Fonte Nova, con forma de herradura y unos pilares similares para mantener la cubierta.

Además de recibir partidos de la Copa Mundial, el nuevo coliseo de Salvador será una de las sedes de los partidos de fútbol de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *