‘Debemos ganar la Copa América’: Messi

Lionel Messi está convencido que Argentina ganará el torneo continental de América. Foto: fifa.com
Lionel Messi está convencido que Argentina ganará el torneo continental de América. Foto: fifa.com

* Lionel Messi, considerado como el mejor futbolista del mundo, habla en entrevista exclusiva a FIFA.com sobre la Copa América, sus rivales y otros tópicos de gran interés. Vea la primera parte de esta amena charla

Esta temporada, la FIFA y France Football unifican el Balón de Oro por primera vez en la historia. Y curiosamente, el ganador del trofeo por separado y en la misma temporada fue Lionel Messi, quien aspira a reeditar su título personal. De eso y otros temas, como el inminente amistoso con Brasil, la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 y su labor social, habla el argentino de manera exclusiva a FIFA.com

No te pierdas la segunda parte de esta entrevista. Visítanos el martes 16 de noviembre para leer la opinión del crack sobre el clásico Barcelona-Real Madrid, José Mourinho y otros temas que no tienen desperdicio.

Lio, siempre que brinda entrevistas nos habla de nuevas motivaciones. Deben quedar pocas deudas pendientes, ¿verdad?

La verdad que sí, he ido cumpliendo todos los objetivos que me propuse salvo la Copa del Mundo. Me dio mucha bronca cómo fuimos eliminados con Alemania. Fue un golpe muy duro porque esperábamos mucho más. Se nos complicó todo en el peor momento. Creía que podíamos llegar lejos. Fue una lástima.

Varios compañeros suyos, como Xavi o Iniesta, confesaron su alivio al ver que fueron eliminados por Alemania. Creían que Argentina podía ser más difícil en semifinales…

Es cierto. No llegamos en un buen momento, pero a medida que fueron pasando los partidos, nos entonamos y alcanzamos un buen nivel. Nos habíamos ganado el respeto de todos por juego y resultados. Y creo que ellos saben que Argentina, esté en un buen momento o no, siempre es un rival difícil. Lo demostramos en el amistoso que jugamos en Buenos Aires donde goleamos a la España campeona del mundo.

¿Son sus compañeros españoles los favoritos a quedarse con el Balón de Oro de la FIFA?

Tengo claro que en este año la Copa del Mundo tiene mucho peso en la decisión final. Esa va a ser una ventaja para ellos. Si no lo gano yo, deseo de corazón que lo logre un compañero del Barça. Xavi e Iniesta salen en todas las quinielas y, la verdad, son gente estupenda, grandes jugadores que se lo merecen más que nadie.

¿Y los técnicos? ¿A quién se lo daría?

Vuelvo a tirar para casa, para mis colores. Yo votaría a Pep Guardiola, no sólo por lo que ganamos sino por su apuesta y filosofía de juego. Por lo que ha representado su llegada al banquillo del Barça. Tampoco me olvido de José Mourinho, que aparte del triplete con el Inter, le ha cambiado un poco la cara al Real Madrid. Pero vuelvo a mi discurso del Mundial, va a ser decisivo y por ahí aparecen Vicente del Bosque o Joachim Loew, no lo sé… Hay grandes nominados. Creo que estos cuatro son los que más chances tienen.

Usted manifestó recientemente que se siente usado para dividir a la selección argentina. ¿Es así realmente?

Claro, parece que me quieren culpar de todo, en cualquier lío que se genera me meten a mí aunque no tenga nada que ver. Por eso siempre me dedico a lo que sé, que es jugar al fútbol, a tratar de tener mucho cuidado con lo que digo porque siempre le dan la vuelta. Intentan buscar interpretaciones que no son. Simplemente me molesta. Insisto en lo que digo siempre: quiero lo mejor para Argentina a cualquier nivel. Nunca busco problemas con nadie.

¿Habló con Diego Maradona últimamente?

Sí, dialogamos no hace mucho. Con Diego estuve muy bien, igual que ahora con el Checho Batista. Soy un jugador más de los que van a la selección. Me dedico a jugar, soy un simple futbolista. Los temas de la AFA los manejan otros. Ellos son los responsables de las decisiones, no depende nada de mí.

Más allá del futbol, ¿cómo fue su relación personal con Maradona?

Excelente. Lo dije y lo repito: fue y sigue siendo muy buena. Siempre se dicen muchas cosas por ahí, hay terceros que quieren variar la realidad y pueden confundir. Pero insisto en que en la Copa del Mundo de Sudáfrica la convivencia con él fue espectacular.

¿Se está produciendo un relevo generacional en la Albiceleste?

Indudablemente. Formamos un grupo que se conoce bien, con el que ganamos el oro olímpico en Pekín y que, además, cuenta con el mismo entrenador. En aquel equipo finalista estábamos Romero, Zabaleta, Garay, Pareja, Monzón; Gago, Mascherano, Di María; Riquelme, el Kun Agüero y yo. Luego entraron Banega, Lavezzi y  Sosa. La mayoría de los que estábamos allí seguimos en la absoluta y fuimos al Mundial de Sudáfrica.

¿Volverá Juan Román Riquelme de refuerzo?

Lo digo siempre: los grandes jugadores suman. Pero vuelvo a repetir que no depende de mí. Yo no tengo problemas, pero será Batista quien tome esa clase de decisiones.

Háblenos de Javier Pastore…

Es un chico que ha progresado mucho en el Palermo. Yo le conocía poco de Huracán, le fui apreciando sus cualidades en la Copa del Mundo, aunque jugó poco. En Japón jugamos juntos y nos entendimos bien. Se le ve madera, tiene físico, va a llegar lejos, estoy convencido.

Imaginamos que sueña con la Copa Mundial de 2014, aunque antes llega la Copa América…

Sí, sin duda. La Copa América va a ser muy importante para nosotros porque se juega en casa y eso nos obliga el doble, a ir por el título. Debemos hacer las cosas muy bien y ganarla.

¿Qué rivales destacaría?

Brasil, como siempre, y un Uruguay que en Sudáfrica estuvo muy bien con Luis Suárez y Diego Forlán, apoyados por un equipo compacto. Tampoco me olvido de Paraguay que es un equipo muy incómodo para cualquiera por su fortaleza defensiva. España lo sufrió en el Mundial. Luego estará Chile, aunque no sé si la marcha de (Marcelo) Bielsa le va a perjudicar. Son selecciones muy bien armadas, rivales peligrosos.

Hablando de Brasil, se enfrentará a ellos en cuestión de horas…

Así es, y me hace especial ilusión jugar este partido. Ya nos enfrentamos en el torneo Olímpico de Pekín y los superamos 3-0. Será especial por el rival y por  tener delante a una persona que tanto aprecio como es Ronaldiho, un auténtico hermano que, junto a Deco, me ayudó mucho en mis inicios en el Barça. Les tengo un aprecio grande. Les deseo lo mejor siempre. ¿Saben una cosa? Nunca le gané a Brasil con la mayor. Perdí la final de la Copa America en Venezuela… aunque  ya es hora de que sea la primera vez. (ríe)

¿Qué le pide a este nuevo año que tiene por delante?

Lo mismo del anterior: intentar ganar lo máximo posible, más títulos, sobre todo el primero con Argentina, la Copa América. Y tener suerte con las lesiones.

Saliendo un poco del futbol, se lo ve con mucha labor social. ¿Podría hablarnos de eso?

Es cosa de la Fundación que lleva mi nombre. Allí trabajan mi padre Jorge, mi hermano Rodrigo y mucha gente más. Por mi parte, trato de colaborar en hacer más llevadera la vida de la gente, sobre todo a niños con problemas en todo el mundo.

Antes de la Copa Mundial de la FIFA protagonizó una campaña junto a la FIFA por la infancia sudafricana…

Sí, la campaña de Futbol para la Salud. Todo lo dirigido a los niños es bueno porque a esa edad temprana se fijan en todo y si podemos ayudar, mucho mejor. No sólo yo, el resto de futbolistas deben hacerlo, hay muchos que también tienen Fundaciones, escuelas, hasta hospitales en su tierra.

Se aproxima una campaña con Adidas, su Fundación ha creado un parque infantil para los niños enfermos del Valle Hebrón de Barcelona, patrocina un intercambio de médicos entre Rosario y Barcelona… ¿qué puede decir al respecto?

No conozco detalles aún, pero lo de Adidas irá más dirigido a Sudamérica. Hay niños que sufren explotación y necesitan el apoyo de todos para poder estudiar y llegar a una edad adulta con posibilidades. Lo de los médicos fue idea de mi padre, vamos a becar a varios para que acaben su formación aquí y luego puedan aplicar esas enseñanzas en nuestra tierra. Y lo del Parque es una cosa importante que queremos extender a otros centros. Quedé muy impresionado en una visita navideña que hicimos al hospital, de ahí surgió la idea en la que han colaborado muchas personas. Gracias a Dios, están saliendo muchos proyectos.

Esa parece ser una característica similar con su amigo Ronaldinho, el ‘ángel especial’ con los niños…

No hay nada más gratificante que ver a un niño sonriente y feliz. Siempre colaboro en todo lo que puedo, más no sea con un autógrafo. Una sonrisa de un niño vale más que todo el dinero del mundo.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *