Benzema.. una de cal y otra de arena

Karin Benzema a los 19 años ya era idolatrado, y con 21 protagonizó un fichaje estelar por el Real Madrid. La adaptación le resultó difícil y, a su pesar, tuvo que vivir un año casi sabático para asimilar todos estos acontecimientos. Foto: fifa.com
Karin Benzema a los 19 años ya era idolatrado, y con 21 protagonizó un fichaje estelar por el Real Madrid. La adaptación le resultó difícil y, a su pesar, tuvo que vivir un año casi sabático para asimilar todos estos acontecimientos. Foto: fifa.com

* Con muchos altibajos, el francés necesita sentir la confianza de su entrenador y de sus compañeros para desplegar todas sus cualidades. En el Lyon no tardó en ser figura: brilló en la Liga de Campeones de la UEFA y acumuló dianas en la Ligue 1 (66 en 148 partidos). Su trayectoria en la selección francesa fue similar: tras pasar por todas las categorías inferiores, se estrenó como internacional en marzo de 2007, con apenas 19 años

Sarajevo, Bosnia-Herzegovina.- Desde que alcanzó una cierta notoriedad, Karim Benzema ha dado una de cal y otra de arena. A los 19 años ya era idolatrado, y con 21 protagonizó un fichaje estelar por el Real Madrid. La adaptación le resultó difícil y, a su pesar, tuvo que vivir un año casi sabático para asimilar todos estos acontecimientos.

Paradójicamente, su ausencia de la convocatoria para la Copa Mundial de la FIFA, que le evitó el fiasco francés en Sudáfrica, le ha servido para rehacerse. Laurent Blanc volvió a confiar en él, y Karim Benzema respondió abriendo el marcador en Bosnia-Herzegovina mediante una magnífica acción personal. Su reto consiste ahora en confirmar esa recuperación con los Bleus y convencer a José Mourinho en Madrid.

Como muchos otros delanteros, Benzema necesita sentir la confianza de su entrenador y de sus compañeros para desplegar todas sus cualidades. En el club que lo dio a conocer, el Lyon, no tardó en convertirse en una figura: brilló en la Liga de Campeones de la UEFA y no dejó de acumular dianas en la Ligue 1 (66 en 148 partidos). Su trayectoria en la selección francesa fue similar: tras pasar por todas las categorías inferiores, se estrenó como internacional en marzo de 2007, con apenas 19 años. Lo hizo contra Austria, y firmó el gol de la victoria de los suyos después de ingresar a la cancha en el segundo tiempo.

Muy rápido, demasiado
Todo transcurrió muy rápido para este joven rebosante de talento. Demasiado, sin duda alguna. En el combinado nacional tuvo que competir por un puesto con Thierry Henry, Nicolas Anelka o André-Pierre Gignac, sin llegar a asentarse en un sistema que no acababa de cuajar. Era demasiado joven para hacer oír su voz dentro de un equipo en declive, y entró en una espiral descendente.

Y, lo que es peor, a veces se le reprochaba que no se integrase, o incluso que crease problemas en el plantel tricolor, sobre todo durante la desastrosa campaña de la Eurocopa 2008. “Quisieron ponerme una etiqueta, pero yo nunca hice nada, jamás creé ningún problema. Me implicaron en multitud de polémicas, y al final se demostró que yo no tenía nada que ver con ninguna”, analiza Benzema volviendo la vista atrás. “Había gente que quería provocarme, desestabilizarme. Quizás les molestó que llegase arriba siendo bastante joven”.

Consciente de la necesidad de subir un nuevo peldaño, asumió un reto considerable al comprometerse con el Real Madrid, donde llegó al mismo tiempo que Cristiano Ronaldo y Kaká y se encontró con jugadores de la talla de Gonzalo Higuaín y Raúl. Pasó de ser el astro indiscutible del Lyon a un futbolista más en el Madrid. Mientras trataba de adaptarse al vestuario galáctico, Higuaín lo relegó a la suplencia. No saber español y la pubalgia que sufrió en medio de la temporada tampoco le ayudaron. Con todo, disputó 27 partidos de liga, 14 de ellos como titular, y anotó 8 goles. Fue un balance aceptable, aunque insuficiente para consolidarse en la Casa Blanca.

Dos hombres han dado ahora un nuevo impulso a su carrera. La llegada de José Mourinho cambió su situación en la capital de España. “Con él, hay que entregarse siempre al 100%. Y si no entiendo algo, siempre estará detrás de mí para corregir todos mis errores. Este año el ambiente no es necesariamente mejor, pero el grupo sí vive mejor”, reconoce Benzema, obligado a efectuar un gran esfuerzo. “Vi reír más a Benzema durante la pretemporada que en toda la temporada pasada”, señala su compañero de club y capitán Iker Casillas, una prueba de que la integración del internacional francés va por el buen camino.

Empezar de nuevo
Y esta evolución no podía pasar desapercibida para Laurent Blanc. “Es un jugador importante. Tiene potencial para marcar goles, algo que no abunda en la selección francesa”, explica el nuevo técnico de los Bleus. “Los defensas rivales saben que puede crear peligro en cualquier momento. Su mera presencia beneficia al equipo y afecta a la moral de los rivales. Es una baza innegable”.

Contra Bosnia-Herzegovina Karim Benzema ocupó la punta de ataque, y respondió a las expectativas realizando una jugada de gran categoría. “Fue una acción fantástica. Su gol nos quitó un peso de encima”, afirma Florent Malouda, refiriéndose al tanto de su compañero, en el que pisó el balón de manera excepcional dentro del área y conectó un zurdazo imparable. “Es el más importante de mi carrera con la selección”, reconoce Benzema.

Sin embargo, cuando sonó el pitido final, Blanc susurró algunas palabras al oído del ariete, a buen seguro para mencionar la clarísima ocasión que falló en el minuto 91 y recordarle que en el máximo nivel internacional no se permite ni un solo despiste. “Sabía que tenía que hacer un gran partido. Debía apuntar a la portería contraria, crear ocasiones. Pero tengo 22 años, todavía me queda todo por demostrar para hacer una gran carrera en la selección”.

Y puede que esa carrera haya arrancado al fin este 7 de septiembre, en Sarajevo.

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *