Benzema fue otra vez el hombre clave

Karim Benzema volvió a ser decisivo y marcó un golazo que le reivindica como lo que es: un grandísimo delantero. Foto: realmadrid.com
Karim Benzema volvió a ser decisivo y marcó un golazo que le reivindica como lo que es: un grandísimo delantero. Foto: realmadrid.com

* El delantero francés volvió a ser decisivo en la victoria del Real Madrid en Sevilla (0-1) en el partido de ida de la semifinal de la Copa del Rey; la eliminatoria se resolverá dentro de una semana en el Santiago Bernabéu

Por Fernando Porrero/Madrid

El Real Madrid se sobrepuso al ambiente hostil que se encontró en Sevilla. Demostró que los partidos se ganan jugando al futbol y no con anuncios ni carteles. Y es que con el 0-1 en el marcador da un paso importante de cara a meterse en la final de la Copa del Rey. Benzema volvió a ser decisivo y marcó un golazo que le reivindica como lo que es: un grandísimo delantero.

Ya lo había dicho Karanka en la previa: “Nosotros vamos a jugar una semifinal de Copa, no una guerra”. Y así salió el Real Madrid al campo. Mourinho tenía estudiado al Sevilla así que para contrarrestar su poderío físico en el centro del campo decidió meter a Lass a costa de sacrificar a Di María. El resultado no le pudo salir mejor. El once blanco controlaba las acometidas de Zokora y de Romaric y, de paso, asfixiaba a Kanouté. Tras unos primeros instantes de agobiante presión sevillista, el Madrid tomó aire y manejó el partido. En el 17’ Benzema iba a protagonizar la jugada del partido. Recibe un pase de Özil en tres cuartos de campo, se interna, recorta a Alexis y bate con total tranquilidad, y por debajo de las piernas, a Palop. El golazo del francés enmudeció el Sánchez Pizjuán. Adiós a la hostilidad.

A partir de ahí, el Sevilla notó la presión de ir por debajo en el marcador y le entraron las prisas. Los de Mourinho, con una disciplina táctica impecable, dominaban el juego y apenas sufrían en defensa. En el minuto 46 iba a llegar la jugada polémica del partido. Luis Fabiano regatea a Casillas y remata a portería, Albiol, in extremis, saca el balón cuando entraba y el árbitro no concede gol, pese a las protestas de los sevillistas. Lo cierto es que la jugada, repetida mil y una veces, deja muchas dudas y no se ve con claridad. Así se llegó al descanso.

La segunda mitad iba a ser más tranquila para el Real Madrid. Incluso estuvo más cerca el 0-2 en el marcador que el empate del Sevilla. Los de Manzano nunca pudieron con la presión de verse por debajo y se estrellaban una y otra vez en la excelente defensa blanca. A la contra y con espacios los jugadores de Mourinho son letales. Las ocasiones se fueron sucediendo en la meta de Palop pero no hubo fortuna. Carvalho tuvo el 0-2 pero su cabezazo se lo sacó Palop. La ocasión más clara llegó en el 79’. Contra espectacular del Real Madrid, Cristiano encara al meta del Sevilla, le regatea pero el balón se le queda atrás, Özil, con todo a favor, se confía y Alexis saca el balón desde el suelo.

Con el pitido final iba a llegar la nota desagradable del partido. Un energúmeno lanzó desde la grada una botella de plástico que impactó en la cabeza de Casillas. El portero se quedó en el suelo y las asistencias tuvieron que salir a atenderlo. Afortunadamente, todo quedó en un susto, pero lo cierto es que esa acción no debe quedar sin castigo. Lamentable final para tan buen partido. Una lástima.

ALINEACIONES

Sevilla

Palop

Alexis

Escudé

F. Navarro

Sergio Sánchez

Cáceres 17′

Zokora

Jesús Navas

Romaric

Renato 53′

Perotti

Kanouté

Luis Fabiano

Negredo 77′

Real Madrid

Casillas

Sergio Ramos

Albiol

Ricardo Carvalho

Arbeloa

Khedira

Xabi Alonso

Lassana Diarra

Marcelo 58′

Özil

Granero 85′

Cristiano Ronaldo

Benzema            Gol 17′

Di María 70′

Léa también

Bayern ya está en la Final: 3-0 al Lyon

Dos goles de Gnabry y uno de Robert Lewandowski clasifican al equipo alemán (3-0) que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *