Guadalajara, campeón del torneo Sub-15

Guadalajara se proclamó Campeón del Torneo de Fuerzas Básicas Sub-15 Invierno 2011.
Guadalajara se proclamó Campeón del Torneo de Fuerzas Básicas Sub-15 Invierno 2011.

Ciudad de México.-Teniendo como marco el espectacular Estadio Azteca, el Club Guadalajara se proclamó Campeón del Torneo de Fuerzas Básicas Sub-15 Invierno 2011, al vencer en penales a los Tuzos del Pachuca. Árbitro: Mauricio Morales Ovalle.

Con toda la magia que emana el estadio azteca se disputó la Final del Torneo Sub-15 de la federación Mexicana de Futbol. Las Chivas Rayadas del Guadalajara y los Tuzos del Pachuca regalaron un gran encuentro que culminó con tiros desde los 11 pasos al empatar a un gol.

Al final las Chivas no fallaron ningún disparo y con anotación del capitán, Erich Hernández, alzaron el trofeo para erigirse como el mejor equipo de la Categoría Sub-15.

Marco Granados había puesto en ventaja al Rebaño con punterazo tras ganar la posición a los defensas, pero a dos minutos del final llegó Gilber Severino y decretó el empate con tiro centro.

Desde los 11 pasos falló Luis Hernández su disparo y Raúl Gudiño, portero chiva, se vistió de héroe.

Chivas no fallaron ningún disparo y con anotación del capitán, Erich Hernández, alzaron el trofeo para erigirse como el mejor equipo de la Categoría Sub-15.
Chivas no fallaron ningún disparo y con anotación del capitán, Erich Hernández, alzaron el trofeo para erigirse como el mejor equipo de la Categoría Sub-15.

Las Chivas se convirtieron en el tercer campeón Sub-15 y comparten ese honor con Atlas y Pachuca.

Al término del encuentro, el Secretario General de la Federación Mexicana de Fútbol, Decio de María; Enrique Bonilla, Director General Deportivo de la FMF y Carla Colombo, Directora de Marketing de Voit entregaron las medallas a Pachuca, Subcampeón y medallas y trofeo al campeón, Guadalajara.

Felicidades al Rebaño Sagrado.

El Partido

El mítico césped del estadio Azteca se engalanó con la presencia de los dos finalistas del Torneo Sub-15. Las Chivas Rayadas del Guadalajara y los Tuzos del Pachuca buscaban el título de la competencia ante toda la historia del inmueble deportivo más emblemático de México sede de dos Copas Mundiales de la FIFA.

La línea media de los hidalguenses dominaba el traslado del balón. Guadalajara trataba de contrarrestar con pelotazos largos pero la zaga tuza estaba bien parada.

El Rebaño emparejó las cosas y se acercó al gol en un centro pasado que le cayó a Ángel López, el volante rojiblanco mandó la redonda al corazón del área y la testa de Marco Granados conectó para mandar a poste contrario aunque un defensor alcanzó a despejar.

La tribuna de las Chivas estalló al minuto 24 con un pase a profundidad, Marco Granado arrancó detrás de dos defensores hidalguenses y su zancada le permitió ganar la posición para meter un punterazo que el guardameta tuzo, Bryan meza, no pudo atajar y el primer gol fue rojiblanco.

Pachuca reaccionó con desbordes y metió al Rebaño a su terreno; sin embargo el arquero Gudiño daba mucha tranquilidad con una tranquilidad de manos en cada pelota cortada.

Ya en el complemento el script se definió pronto, los Tuzos empujando por el empate mientras que las chivas querían un resquicio para vacunar el segundo y tener calma con la ventaja.

Y justamente en un resquicio Julio López se animó a detonar el cañón mandando disparo que olía al segundo tanto de la tarde, un zaguero tuzo se barrió en la línea y despejó antes de la debacle tuza.

Desde las bancas vinieron los ajustes, el partido estaba  intenso y en las gradas del azteca se sentía el nerviosismo y la pasión del deporte más popular de México.

Raúl Gudiño le robó el empate a los Tuzos al 24’, el portero de las Chivas se tendió a su derecha para desviar un balón que Iván Ochoa había puesto en la base del madero. El marcador continuaba a favor del Rebaño.

Faltando dos minutos para el final del encuentro, Gilber Severino sacó tiro centro desde la banda derecha, la pelota hizo una parábola superando a Gudiño y los Tuzos empataron el encuentro a uno.

Mauricio Morales silbó el final del partido y el olor a penales inundó el ambiente.

Las Chivas iniciaron los disparos por conducto de Julio López, el jugador chiva anotó el primer penal. Luis Hernández lo hizo por los Tuzos y Raúl Gudiño atajó con calidada.

Christopher Rodríguez del rebaño la metió al ángulo y puso el segundo, su contraparte fue Iván Ochoa de los tuzos y tras estrellarla en el poste anotó.

Edson Domínguez de los rojiblancos decretó el tercer penal de Chivas, por Pachuca vino Juan Ortega y no defraudó.

El turno fue de Ángel López y anotó, luego de José Almanza y también lo hizo.

Finalmente Erich Hernández se perfiló y el capitán del Rebaño dio la corona a las chivas con un disparo que retumbó hasta Guadalajara.

Léa también

América cae en el Azteca; 1-3 con Rayados

Los Rayados de Monterrey vencieron por un contundente 3-1 a las Águilas del América en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *