Cabañas declaró con recuerdos vagos, según el juez

Salvador Cabañas  compareció ayer ante un juez a petición de la Policía Judicial capitalina, y en su declaración pidió se encuentre y juzgue al responsable, aunque no supo decir quien lo había agredido.
Salvador Cabañas compareció ayer ante un juez a petición de la Policía Judicial capitalina, y en su declaración pidió se encuentre y juzgue al responsable, aunque no supo decir quien lo había agredido.

Asunción (ANN).- El futbolista Salvador Cabañas no pudo reconocer el rostro de su agresor, pero pidió que se haga justicia en su caso, tras declarar este lunes ante un juez en Paraguay sobre el incidente en el que recibió un disparo en la cabeza en el Bar Bar de la Ciudad de México.

Cabañas, quien jugaba en la Selección paraguaya y para el América, recibió el disparo que lo tuvo al borde de la muerte, aparentemente tras una discusión en el baño del bar a finales de enero.

El jugador fue citado el lunes para dar testimonio ante un juez paraguayo en respuesta a una solicitud de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que lleva el caso y envió un cuestionario y representantes a la audiencia.

“Él sólo hizo manifestaciones con recuerdos vagos de sitios y lugares, pero concretamente no ha reconocido a las personas”, dijo a periodistas el juez Pedro Mayor Martínez, una vez finalizada la declaración que se extendió por unas 2 horas.

Martínez dijo que el futbolista tampoco pudo precisar el motivo de la agresión.

“Él solicita que se investigue, que se haga todo lo que tenga que hacer y el que fuera encontrado responsable por supuesto que sea también sancionado”, agregó.

Las autoridades mexicanas todavía no capturan a José Jorge Balderas, alias “El JJ”, presunto autor del disparo, aunque sí detuvieron a su acompañante, Francisco José Barreto García, “El Contador”.

Cabañas llegó temprano a la sede del Poder Judicial en Asunción y con una sonrisa en el rostro avanzó lentamente por los estrechos pasillos hasta el despacho del juez, rodeado de periodistas que intentaban tomarle una foto o sacarle alguna palabra.

La esposa de Cabañas, María Alonso Mena, y su cuñado, Amancio Rojas, quienes estaban junto a él en el Bar Bar, fueron también citados para declarar por el intento de homicidio.

Cabañas, quien luce delgado, estuvo hospitalizado en el DF más de un mes y luego fue trasladado a Argentina para un tratamiento de rehabilitación que actualmente continúa de manera ambulatoria.

El futbolista viaja con frecuencia a Paraguay, donde viven sus padres.

Balderas supuestamente trabaja para el narcotraficante Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, uno de los hombres más buscados por México y Estados Unidos.

Cabañas fue sometido a una intervención tras el ataque, pero la bala continúa alojada en su cabeza y los profesionales han dicho que su recuperación, que ha sido asombrosa, puede tardar todavía un buen tiempo.

Léa también

Adidas Campeón en futbol 7 CTC

TIZAYUCA.Hidalgo.-El mes pasado se llevó a cabo  la final de la Liga de Futbol 7 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *