La hora de la verdad para el Tri

Por Julio Ramírez

El triunfo ante Italia en el juego amistoso del pasado jueves sin duda es un resultado histórico, porque nunca se le había ganado a la escuadra Azzurra, pero el compromiso que el Tricolor tendrá que enfrentar en Sudáfrica 2010, será completamente diferente.

Varias veces lo hemos dicho y ahora lo repetimos. Dentro de los estilos de juego que existen, no sabemos a cuál pertenece el futbol mexicano, porque este deporte hace tiempo que ha dejado de tener uno propio y sólo se amolda a los éxitos esporádicos.

El Tricolor se nutre sólo de anécdotas, porque carece de estilo, un condimento indispensable para poseer un juego efectivo y espectacular. Después de comparar y ver el futbol europeo, tenemos la certeza de que en esta disciplina México no es lo que siempre nos han querido vender los negociantes del deporte (leáse la televisión y la mayoría de los medios), porque sencillamente el balompié azteca nunca ha contado con el nivel que pretenden que creamos.

De allí que muchos aficionados y especialmente los integrantes del combinado nacional son un grupo de hombres presionados y, en muchas ocasiones, debilitados por la angustia y el miedo, que actúan sobre todo guiados por su instinto de conservación y supervivencia.

La imagen de la selección nacional es la misma desde siempre. Sometida a “ganar o morir”. Sería un error conceptual considerar como hechos aislados las derrotas  que sufrió en el Hexagonal Final de la CONCACAF y su clasificación de infarto al Mundial.

Hay un grupo de jugadores que prácticamente son “inmolados” a la feroz imposición de ganar que flota como amenaza. Obviamente el equipo “Tricolor” de hoy no se salva del fatalismo. Un conjunto que durante toda la eliminatoria se vio como un grupo angustiado, mediocre, sin alegría y carente de gol.

Sin duda, el compromiso del “Vasco” Aguirre es muy grande. Es un hombre serio, responsable y meticuloso en lo táctico. Pero también suele ser polémico, se caracteriza por ser franco, claridoso, y eso es un peligro para su profesión en nuestro país. Recordemos que no hace mucho, Javier dijo cosas que hirieron a muchos y casi fue crucificado por hacer unas declaraciones que fueron consideradas irrespetuosas.

En efecto a sólo unos cuantos días de la Copa del Mundo, el técnico del Tri puso histérica a toda la prensa mexicana y, a muchos aficionados, por sincerarse y decir entre otras cosas que la selección de México no tiene posibilidades de llegar muy lejos en la magna justa y que se irá a dirigir a Europa al término de su compromiso.

Por supuesto, luego de librarse una verdadera “cruzada de defensa“ patriotera en los medios, fue obligado a disculparse ante las presiones de los periodistas que se “desgarraron las vestiduras” por las palabras del técnico e incluso muchos pidieron su cabeza. Ahora llegó la hora de la verdad y veremos si el Tri es capaz de llegar al famoso quinto partido…

Léa también

Personajes Inolvidables

Por JUAN MANUEL DAMIÁN GUILLERMO CAÑEDO DE LA BÁRCENA En 1954, inicia la carrera de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *