Intercambio de Golpes

Gran combate ofrecieron Esquivel y García.
Gran combate ofrecieron Esquivel y García.

Por Kid Moretes

Mejor inicio de año no pudo haber tenido el boxeo mexicano, con la reapertura de la legendaria arena Coliseo, de la calle de Perú 77, en el populoso barrio de La Lagunilla.

Y es que después de 17 años sin una pelea de título mundial y de siete sin boxeo profesional, el local volvió a albergar una cartelera con boxeo de clase mundial.

Pero no sólo fue eso, sino que la pelea estelar de la noche, donde Cristian “El Italiano” Esquivel retuvo su título mundial de plata al vencer por nocaut técnico en dos asaltos a Eduardo “Bambino” García, mantuvo a los aficionados al filo de la butaca durante los cinco minutos y seis segundos que duró el combate.

Fue una pelea digna que sin duda agradó a los monstruos sagrados que a lo largo de la historia pisaron la tarima brava del embudo coliseíno.

Y es que “El Bambino” convirtió sus brazos en un molino de viento y durante el primer round  trajo de esquina a esquina al campeón, quien no vio nunca los puños de su rival, los cuales se impactaron con precisión milimétrica en su cuerpo y rostro, a tal grado que al llegar a su equina estaba noqueado sobre piernas.

La falla del retador fue que en lugar de boxeo a su rival en el segundo round, pues tenía clase para hacerlo, se fue en busca del nocaut, y sí, lo volvió a dominar, pero cuando pensó que el nocaut estaba a su favor, recibió un violento gancho de mano derecha a la mandíbula que lo envió a la lona y, aunque se puso de pie, “El Italiano” se le fue encima y lo castigo a placer, hasta obligar al réferi a detener el combate a los dos minutos con seis segundos.

Los aficionados en la arena estaban extasiados por lo emotivo del breve duelo, que los mantuvo al filo de la butaca.

Para nosotros volver a estar en las viejas butacas de madera de la Coliseo fue vivir un momento de gran nostalgia, puesto tuvimos la oportunidad de saludar al “Gato” y al “Pelón” dos de los más viejos cubeteros del local, quienes con su tradicionales gritos de “refrescos, cervezas, café y tortas”, le dieron un sabor diferente a la velada.

El promotor Fausto Daniel García hizo posible que el boxeo regresara a la Coliseo.
El promotor Fausto Daniel García hizo posible que el boxeo regresara a la Coliseo.

Lo mismo ocurrió con los viejos aficionados al boxeo, quienes se acercaron con José Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, a exigirle que intervenga para que por lo menos la arena Coliseo tenga una función de boxeo al mes.

Pero sin duda quien merece el crédito por haber regresado el boxeo de calidad al embudo coliseíno es el promotor Fausto Daniel García, quien en su etapa como boxeador aficionado sostuvo un sinnúmero de duelos en esa arena.

Fausto, se apuntó un enorme triunfo deportivo, lo mismo que logró hace dos años, cuando cristalizó su deseo de regresar el pugilismo a la arena México.

Léa también

Omar ‘Relámpago’ Juárez promete deslumbrar

El invicto prospecto Omar ‘Relámpago’ Juárez (7-0, 4 KO’s) prometió deslumbrar a los aficionados este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *