En la Casa Hogar La Divina Providencia

Fue una tarde emotiva, en la Casa Hogar La Divina Providencia. Foto Alma Dulce Poly.
Fue una tarde emotiva, en la Casa Hogar La Divina Providencia. Foto Alma Dulce Poly.

CIUDAD DE MEXICO.- Los rostros dibujaron una sonrisa. Hoy en la Casa Hogar La Divina Providencia no fue un día cualquiera, fue diferente:

Ante sus ojos tenían a esos valerosos y valerosas que se suben al ring en busca de trascender en nuestra sociedad, gozar de fama y poder regalar palabras de aliento a estos hombres y mujeres que son cobijados por el manto materno de doña Inés, esa religiosa que desde 1968, ha adoptado a cientos de seres indefensos que hoy estaban felices.

Los han visto o los vieron por televisión, siempre enarbolando la bandera de México y ahora los tenían ahí de carne y hueso, a esos campeones y campeonas mundiales:

Mariana Juárez, Anabel Ortiz, Zulina Muñoz y Esmeralda Moreno. Estuvieron regalando modestos obsequios, fotografías y autógrafos. Pero lo principal, arrancaron sonrisas y dieron felicidad a la casa hogar.

Christiane Manzur, la coordinadora del programa WBC Cares, fue la encargada de llevar esta alegría y la madre Inés agradeció el gesto y  este “día es muy especial para nosotros porque ver alegres a mis hijos es el mejor regalo”, aseguró.

Porque también estaban : Edgar Sosa, Carlos Cuadras, Víctor Rabanales, Ultiminio Ramos e Isaac Bustos. Fue un día soñado. La tarde empezó a caer. Doña Inés y “sus hijos” se despidieron de estos héroes del cuadrilátero y vieron como se alejaba el autobús.

Léa también

Omar ‘Relámpago’ Juárez promete deslumbrar

El invicto prospecto Omar ‘Relámpago’ Juárez (7-0, 4 KO’s) prometió deslumbrar a los aficionados este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *