Los Pimentel por La Panamericana

El auto de los hermanos Pimentel, un Dodge 53 inscrito en la categoría Turismo Mayor.
El auto de los hermanos Pimentel, un Dodge 53 inscrito en la categoría Turismo Mayor.

CIUDAD DE MÉXICO.–Si el año pasado fueron la revelación al conquistar el tercer puesto absoluto para el equipo Farmacias GI, esta vez los hermanos Alejandro y Mauricio Pimentel quieren algo más y por eso están listos para pelear por el título de la vigésima tercera edición de La Carrera Panamericana, a disputarse del 22 al 28 de octubre próximos.

Un lugar en el podio absoluto en 2009 hubiera dejado contento a cualquiera, pero a la dupla del Dodge marcado con el número 144 le dejé una espinita clavada de que podrían haber logrado una mejor cosecha.

“Esta vez venimos con todo. Traemos cosas innovadoras para Panamericana y la experiencia que tenemos en rallies nos ha hecho mejorar en ciertos sectores. Esta vez vamos por el primer lugar con el apoyo de Farmacias GI y el ingeniero Alejandro Divildox”, consideró Alejandro Pimentel.

Recordó que el año pasado, el auto no estaba a punto correctamente y en la etapa al llegar a Querétaro, a mitad de la competencia, sufrieron un despiste. Pese a que recuperaron terreno ya no fue posible escalar más allá del tercer lugar general

“Fue la primera vez que rodábamos ese coche con esa mecánica. Apenas 15 días antes probamos en Pachuca y a ciencia cierta no sabíamos a qué nos enfrentábamos”, relató.

Ahora, las cosas han cambiado. El equipo trae detrás una preparación de 11 meses, con mucho trabajo técnico y físico, un levantamiento de ruta de 17 mil kilómetros,  notables mejoras en las notas, y varias sesiones de entrenamiento, en especial en el Autódromo Moisés Solana de Pachuca.

Los hermanos Alejandro y Mauricio Pimentel quieren algo más en la vigésima tercera edición de La Carrera Panamericana.
Los hermanos Alejandro y Mauricio Pimentel quieren algo más en la vigésima tercera edición de La Carrera Panamericana.

No obstante, saben que la competencia será durísima, pues habrá una docena de tripulaciones con series aspiraciones a quedarse con el título absoluto como el finlandés Harri Rovanpera, los multicampeones Pierre de Thoisy y Carlas Anaya, o bien el monarca 2008, el estadounidense Bill Beilharz.

Para el navegante Mauricio Pimentel, antes podía decirse que para ganar La Panamericana bastaba con mantener el auto, pero hoy en día no hay nada más lejos de la verdad, pues la pelea es muy dura y hay que ir con todo durante los siete días de prueba.

“Prácticamente vas a tope los siete días, es un sprint en cada etapa y por ello lo más difícil es resistir y mantener el ritmo. Como navegante, debes lograr que el piloto no pierda el paso, porque si pierdes un segundo por kilómetro al final del día puedes retrasarte hasta tres minutos”, explicó Mauricio.

El auto de los hermanos Pimentel, un Dodge 53 inscrito en la categoría Turismo Mayor, posee 580 caballos de fuerza y alcanza los 300 kilómetros por hora, no con la potencia de los Studebaker, pero sí con el desarrollo como para ser considerado como serie candidato al título.

La vigésima tercera edición de La Carrera Panamericana constará de poco más de 3 mil kilómetros de recorrido total, divididos en siete etapas entre Tuxtla Gutiérrez y Zacatecas. La preclasificación se realizará el jueves 21, un día antes de la arrancada, en el Autódromo de Chiapas.

Léa también

La Súper Copa se reanudará en Querétaro

Los organizadores de la SÚPER COPA anuncia cambio se sede para la carrera del 23 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *