Harri Rovanpera se escapa‏

La tercera posición absoluta fue para los hermanos Alejandro y Mauricio Pimentel.Foto Pitlane.mx
La tercera posición absoluta fue para los hermanos Alejandro y Mauricio Pimentel.Foto Pitlane.mx

Guadalajara, Jalico.- No parece haber nada ni nadie que pueda detener la marcha triunfal hacia Zacatecas del finlandés Harri Rovanpera, quien por cuarta ocasión al hilo arribó como ganador al adjudicarse la quinta etapa de La Carrera Panamericana, disputada entre Morelia y Guadalajara.

Una vez más, el ex piloto del Campeonato Mundial de Rallies, navegado por su compatriota Jouni Narhi, se impuso al lote sobreviviente de más de 90 tripulaciones y dio un paso más hacia el título en apenas su primera participación en la prestigiada justa de autos clásicos.

“En la mañana estuve detrás de un coche perdido en el tráfico, lo que me hizo perder mucho tiempo, pero aprendí a evitar los caminos dañados y saqué ventaja. Tuve algunos problemas mecánicos pero llegando al servicio (en La Barca) lo solucioné y terminé bien la tarde”, explicó Rovanpera.

Ahora que La Panamericana 2010 ya se hizo adulta, Harri y su Studebaker número 140 parecen enfilarse triunfalmente hacia la capital zacatecana, sin embargo están lejos de que cantar victoria, pues la dupla conformada por los mexicanos Michel Jourdain y Miguel Díez les sigue muy de cerca en los tiempos absolutos en el Studebaker 131.

Sin embargo, hoy no tocó a Michel llegar detrás de Rovanpera a causa de una desafortunada penalización, sino al Oldsmobile del estadounidense Doug Mockett y la mexicana Angélica Fuentes, quienes se quedaron con la segunda posición aprovechando también una sanción de cinco minutos sobre Carlos Anaya y Javier Marín, que vienen en un LT Special.

La tercera posición absoluta fue para los hermanos Alejandro y Mauricio Pimentel, a bordo del Dodge de Farmacias GI, quienes han venido enmendando el camino luego de una primera etapa desafortunada, pero han sabido recuperarse para remontar posiciones en la general.

La etapa de este martes comenzó a las 8:00 horas en el Centro de Morelia a la Plaza Andares de la Perla Tapatía, a donde llegaron luego de un recorrido total de 494.180 kilómetros, de los cuales sólo 42.180 fueron cronometrados.

El percance espectacular de la jornada fue el del estadounidense Bill Beilharz, campeón en 2008, que perdió el control del Studebaker número 108 en el tramo de velocidad entre Cucurucho y Tzintzuntzán, el segundo de la jornada. Aunque voló al menos 50 metros, salió ileso del percance sin consecuencias qué lamentar.

Este miércoles la multicolor caravana panamericana partirá a las 10:00 horas de Plaza Andares, para encaminarse hacia Aguascalientes, para cumplir con la sexta etapa de la prestigiada justa de autos clásicos, en un día que le depara 381.250 kilómetros, de los cuales 60.160 será de velocidad.

Léa también

La Súper Copa se reanudará en Querétaro

Los organizadores de la SÚPER COPA anuncia cambio se sede para la carrera del 23 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *