Pedro Rodríguez, 39 años después

Pedro Rodriguez y Lucien Bianchi ganadores de la 24 Horas de Le Mans de 1968 en un Ford GT-40 MkII.  Fuente: Aneée Automobile 1968
Pedro Rodriguez y Lucien Bianchi ganadores de la 24 Horas de Le Mans de 1968 en un Ford GT-40 MkII. Fuente: Aneée Automobile 1968

* Se cumple otro aniversario del fallecimiento de uno de los más grandes pilotos mexicanos de la historia

Julio 11 de 1971, domingo de carreras. En Alemania se disputa la Norisring 200, de la llamada Interserie para autos Grupo 7, una especie de Can Am europea para automóviles biplazas sin límite de cilindrada. Pedro había sido contratado para correr un Ferrari 512M del equipo Herbert Muller Racing, del piloto suizo del mismo nombre que había sido su compañero en la Targa Florio unos meses antes, pues su enorme atractivo para los fanáticos alemanes había hecho crecer el evento de 40 mil asistentes a más de 120,000 en apenas dos años.

La carrera es de dos series de 100 millas cada una (160 km), equivalentes a 41 vueltas al rápido circuito, con un intermedio para reparaciones y recarga de combustible. Pedro sale en primera línea y domina la carrera dejando atrás a su antiguo coequipero finlandés de Porsche, Leo Kinnunen, y tras 11 vueltas le saca ya una decena de segundos de ventaja. Pero el Ferrari es un auto gastado, había sido usado extensamente en la filmación de la película ‘Le Mans’ de Steve McQueen, y poco antes de entrar a la ‘S’ de circuito se rompe la masa delantera derecha, el auto gira violentamente hacia ese lado, se impacta en la balaustrada de un puente y, después de unas piruetas, termina en la barrera del otro lado de la pista, en llamas.

Pedro Rodríguez - 1940-1971.
Pedro Rodríguez - 1940-1971.

Al morir Pedro era campeón mundial reinante de prototipos, y pese a faltarle una carrera al campeonato de 1971 –las 6 Horas de Watkins Glen que había ganado en 1970– y también sería campeón póstumo en 1971 pues ya nadie podía alcanzarlo ya en la suma de puntos. Era su segundo campeonato de pilotos en los autos más veloces del mundo, más que los F1. Antes había sido miembro del equipo campeón directamente en los mundiales de prototipos y autos Sport en 1960, 1961, 1962, 1963, 1964, 1965 y 1966, más el de 1968 con el equipo Wyer usando los Ford GT40 y los de 1970 y 1971 en el equipo Wyer-Porsche, aportando puntos, ya sea con NART o con la Scuderia Ferrari. A estos triunfos habría que añadir victorias individuales absolutas y en clase en pistas clásicas como Daytona (dos veces la Continental y dos veces las 24 Horas), Österreichring (1000K), dos veces Monthléry (1000K), dos veces Monza (1000K), Le Mans (24 Horas), Spa-Francorchamps (1000K), Watkins Glen (6 Horas), Reims (12 Horas) y Brands Hatch (1000K).

Pero su carrera no se limitaba a los grandes autos Sport, también era un exitoso piloto de Fórmula Uno con victorias en los Grandes Premios de Sudáfrica (Kyalami, 1967) y Bélgica (Spa-Francorchamps, 1970)  además de la no puntuable Copa de Oro en Oulton Park, en 1971. En ese momento marchaba tercero en el campeonato al mando de un BRM, escudería con la que compitió entre 1968 y 1971 tras haber corrido su primera temporada completa en 1967 on la escuadra Cooper, también inglesa. Pero antes había corrido con Lotus y Ferrari, teniendo destacadas actuaciones que lo llevaron a la victoria en apenas su novena competencia de F1, la mencionada en Kyalami.

Pedro corría en todo tipo de autos, desde los brutos de motores de 7 litros usados en Can Am e Interserie a los autos de menos de un litro como el OSCA prototipo con que debutó en Le Mans en 1959, pasando por autos turismo de diversas clases en México y el mundo –R8, Corvette, Porsche, Ferrari, Dodge- o autos prototipos y Sport, F1, F2, Fórmula Junior, tipo Indy, Sport biplazas estadounidenses y hasta stock de NASCAR, en los que debutó a los 19 años de edad y ha sido el mexicano más exitoso en la categoría estadounidense. Además, era el mejor piloto de su era en la lluvia, y alguna vez Ayrton Senna, cuando empezaba en Inglaterra, fue halagado diciéndole que en la lluvia “manejaba como un nuevo Pedro Rodríguez”.

24 Horas de Daytona 1970 - Festejo del equipo ante la victoria -Pedro Rodríguez manejado. Foto: Automobile Historique
24 Horas de Daytona 1970 - Festejo del equipo ante la victoria -Pedro Rodríguez manejado. Foto: Automobile Historique

Al final de su vida, Pedro solía decir que un fin de semana sin carreras era un fin de semana perdido y en 1971 solamente había dejado 10 ‘de ellos perdidos’, aunque tenía planes para correr en el invierno en Japón, mientras las pistas estaban cerradas en Norteamérica y Europa, por lo cual era posible que el número disminuyera. Estaba en plenitud en su carrera, era el piloto más veloz del mundo sobre el auto más veloz, el legendario Porsche 917 que rompía incluso los registros de la F1 en las pistas en que coincidían. Estaba en la cúspide y se fue en el liderato de la última carrera en que participó, como era su estilo.

39 años después, y en un siglo distinto, México sigue esperando a su sucesor.

FICHA ESTADÍSTICA

Nombre:           Pedro Rodríguez de la Vega

Nacido:            México D. F., 18 de enero de 1940.

Fallecido:         Nuremberg, Alemania, 11 de julio de 1971.

Equipos F1:     Lotus (1963, 1966), Ferrari (1964-1965 y 1969), Cooper (1967) BRM (1968 y 1970-1971), Parnell (1969).

Carreras F1:      54

Victorias:          2 (GP Sudáfrica 1967, GP Bélgica 1970)

Posiciones de Privilegio (PP):   0

Vuelta Rápida (VR) en carrera:              1 (GP Francia 1968)

Podios:            7

Puntos:            71

Carreras en los puntos:             22

Nota: antes solamente puntuaban los seis primeros, con escala descendente de 9-6-4-3-2-1.

© CEJV/Scuderia Hermanos Rodríguez A. C. /2010

Léa también

Patricio O’ward califica para la Indy 500

El piloto mexicano Patricio “Pato” O’Ward marcó su mejor vuelta en 362.596 km/h (225.355 mph) …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *