Earnhardt: a 10 Años de su partida

Dale Earnhardt, una de las leyendas de la NASCAR perdía la vida.
Dale Earnhardt, una de las leyendas de la NASCAR perdía la vida.

*Sin lugar a dudas, el mundo de la velocidad y en específico el de la NASCAR de los Estados Unidos, nunca fue el mismo después de lo ocurrido la tarde el 18 de febrero del 2001. Y es que en la edición de las 500 Millas de Daytona, luego de sufrir un accidente que en apariencia no sería de graves consecuencias, Dale Earnhardt, una de las leyendas de la NASCAR perdía la vida.

Por Juan Carlos Rayón Hernández

Hablar de la serie NASCAR, sin lugar a dudas es hablar de una de las categorías más espectaculares, reñidas y populares de los Estados Unidos. Para la gente de la nación de las barras y estrellas, no existen ni Michael Schumacher o Ayrton Senna. No señor, para ellos los nombres de Dale Jarret o Jimmy Johnson son sinónimos de grandes pilotos.

Y de entre ellos, posiblemente ninguno fue tan dominante o tuvo tanto carisma como Dale Earnhart, quien precisamente este 18 de febrero habrá de cumplir diez años de fallecido.

A la edad de 49 años el “Intimidator” como se le conocía en la NASCAR sufría un accidente que en apariencia no sería de grandes consecuencias.

Sin embargo, más tarde se sabría que Dale sufrió de severo traumatismo craneal y de la fractura de ocho costillas.

EL CHICO MALO

Nacido el 29 de abril de 1951 en Carolina del Norte, fue un extraordinario piloto cuya principal característica fue la de nunca darse por vencido y por el contrario, presionar e intimidar a sus rivales, de ahí su apodo de “Intimidator” y su gusto por conducir un auto pintado totalmente de negro.

A lo largo de su carrera, tuvo 76 victorias y ganó nada menos que siete títulos de la NASCAR Cup Series en las temporadas de 1980, 1986, 1987, 1990, 1991, 1993 y 1994.

Gracias a esto, sus ganancias como piloto fueron del orden de los 40 millones de dólares. Tomó parte en 677 carreras a lo largo de 27 años, con 22 pole position.

Su debut profesional fue en la temporada de 1975 y su primera victoria llegó en 1979 en el circuito de Bristol, curiosamente este fue el año de su primera temporada completa en la NASCAR dentro del equipo Osterlund. Este mismo año, finalizó entre los cinco primeros en 11 oportunidades, terminando séptimo en el campeonato y con el nombramiento de Novato del Año, pese a no haber tomado parte en cuatro competencias.

Su primer título llegó merced a cinco victorias y 19 llegadas entre los primeros cinco pilotos.

Si bien resultó ser un multicampeón, lo curioso de Dale es que nunca fue un piloto que acumulara muchas victorias por temporada; curiosamente éstas llegaban casi a “cuenta gotas” pero en cambio siempre fue muy constante. Prueba de esto, la tenemos en la campaña de 1992 donde sólo pudo ganar en una ocasión logrando seis apariciones entre los primeros cinco lugares. Sus dos títulos finales, los logró en 1993 con seis victorias y en 1994 con apenas cuatro banderas a cuadros.

SU MUERTE Y SU LEGADO

Como todo buen piloto, tuvo la digamos “fortuna” de morir haciendo lo que más le gustaba, que en este caso fue al mando de su auto en plena competencia. Como señalamos, su muerte ocurrió el 18 de febrero del 2001 cuando disputaba las 500 Millas de Daytona.

En ese entonces, Earnhardt peleaba por el primer puesto, cuando en la curva 4 de la última vuelta, su auto chocó contra el de Ken Schrader y los muros de protección del circuito. Ese día, el mundo del automovilismo de competencia cambió radicalmente, no sólo por la pérdida de un gran piloto; sino también porque a raîz de este accidente, cambiaron las normas de seguridad siendo el más claro ejemplo de esto la aparición y uso del llamado HANS Device que no es otra cosa que una especie de collarín que usan los pilotos donde el casco queda firmemente anclado para evitar movimientos bruscos hacia el frente o hacia los lados.

Como dato curioso, tenemos que desde su nacimiento por allá de 1947, un total de 51 pilotos de la NASCAR fallecieron en eventos sancionados por este organismo, pero desde el 2001 cuando se perdió a Earnhart ningún competidor ha resultado víctima de algún choque fatal, merced a las medidas de seguridad que se aprendieron e implementaron luego de ese 18 de febrero.

Los que es más, en el 2002 la propia NASCAR inició un programa de investigación y desarrollo que culminó en el 2007 en lo que ellos llamaron “el auto del futuro”. Un bólido lleno de medidas de seguridad que incluye asientos de fibra de carbono, jaulas de seguridad de espuma de alto impacto, zonas de deformación en la carrocería, múltiples switches que se activan en caso de choque y hasta tanques de combustible a prueba de fuego. Todo esto, justo con muros de contención “inteligentes” diseñados para absorver choques, podemos decir que forman el legado que Dale Earnhardt dejó a sus compañeros de profesión.

Léa también

Patricio O’ward califica para la Indy 500

El piloto mexicano Patricio “Pato” O’Ward marcó su mejor vuelta en 362.596 km/h (225.355 mph) …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *