Escapada…

PORFIRIO Remigio, el "Indio de Acero".
PORFIRIO Remigio, el “Indio de Acero”.

javiercarmonasolis222Por. JAVIER CARMONA SOLÍS.–PORFIRIO Remigio, quien fue llamada por sus condiciones físicas y su enorme corazón como el “Indio de Acero”, señalamos en nuestro anterior espacio, si llegó a ser un ídolo nacional del ciclismo, sobre todo después de que contra muchos rivales de calidad y hasta contra los dirigentes, se adjudicó la décima edición de la añorada Vuelta de México, en 1960.

Y es que además de la forma en la que Remigio ganó esa prueba, los medios impresos de esa época, se deshacían en elogios para el pedalista de tez morena y rasgos indígenas, que era un auténtico toro por su poderío físico.

Porfirio fue llamado después al seleccionado nacional de ruta y asistió con la delegación a los Juegos de Kingston, en Jamaica. Pero en un entrenamiento, al Remi se le olvidó que el tráfico ahí era al estilo británico (circular por el carril izquierdo) y fue atropellado, sufriendo numerosas fracturas en las piernas. Los médicos señalaban que no iba poder regresar al deporte de sus amores.

Pero el Indio de Acero volvió a demostrar su fortaleza, porque a pesar de quedar con una pierna más corta que la otra, regresó al ciclismo y en plan estelar. Incluso, fue llamado por aquél trabuco que fue el equipo Pepsicola, comandado por don Fernando Plata y con Atilio Lambertini como técnico, para ganar infinidad de carreras.

Pero su clímax fue en la no menos añorada Vuelta de la Juventud, del INJUVE en ese entonces, cuando Remigio volvió a demostrar su fuerza y se adjudicó el título en forma dramática. Y es que en la etapa final, de Zitácuaro a México, el Indio tenía una ventaja de apenas de 32 segundos sobre el durísimo colombiano Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, que vino con un equipo poderosísimo, con la firme intención de ganar una prueba que los llamados escarabajos nunca habían podido.

Remigio se defendía bien en la montaña, pero no era un escalador consumado. Y Rodríguez, a cambio, era reconocido por su habilidad en ese terreno. Y esa etapa final tenía dos puertos de montaña durísimos, en Lengua de Vaca y Las Cruces,  cruzando por Toluca.

Como se esperaba, los colombianos atacaron pronto y se fueron no sólo por las metas de montaña para afianzar esa corona), sino para esperar en la segunda a Cochise y remolcarlo hasta la meta. Remigio tenía el cetro perdido en Las Cruces, pero en el descenso hasta el autódromo, donde se instaló la meta final, la persecución fue increíble. Remigio era apoyado por sus coequiperos del Pepsi y varios mexicanos más que querían su triunfo.

Cochise entró solitario a la meta. Y empezaron a contarse los segundos de diferencia. Y al final, Remigio entró en el grupo a sólo 12 segundos, para coronarse por una diferencia escasa. ¡Remigio el único campeón que ganó primero la Vuelta de México y luego, la Vuelta de la Juventud!

Un ídolo indiscutible del deporte mexicano, no sólo del ciclismo.

SPRINTS

Lo hemos dicho en varias ocasiones: los juveniles son la esperanza y el futuro de nuestro deporte, pero no gracias a la FMC, sino a los gobiernos estatales, que en su afán de tener delegaciones exitosas en la Olimpiada Juveniles, se han preocupado por darles apoyo y han crecido, pero cuando quedan en manos federativas, muchos se pierden en Sub-23 o Elite… Por lo pronto, una felicitación a los corredores que acudieron como seleccionados a los Campeonatos Panamericanos en Jalisco, ya que con 21 preseas, seis de oro, nueve de plata y seis de bronce, fueron segundos en el medallero, tras Colombia, que sumó también 21, pero 10 de oro… Chile fue tercero, con 3-2-8 para 13 totales…