Pumas, a playoffs al ganar Cheyennes, 27-17

Los Pumas resurgieron y obtuvieron su boleto para los play-offs. Foto: twitter
Los Pumas resurgieron y obtuvieron su boleto para los play-offs. Foto: twitter

Por Eric Lemus

Cual ave fénix que, según la mitología griega, resurgió de sus cenizas, los Pumas de la UNAM CU (3-3), que parecían estar marginados de la postemporada de la Conferencia Verde de la ONEFA se colaron a esa etapa, gracias a su victoria frente a los Cheyennes de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del IPN (4-2) por 27-17.

Los hechos se registraron el sábado en el estadio Wilfrido Massieu en el marco de la sexta y última fecha de la temporada regular, escenario donde una semana antes la tribu perdió su racha invicta contra los Potros Salvajes de la UAEM, al caer por 7-14.

Los equinos (3-3), que llevaban buen paso en la temporada, quedaron fuera de la segunda etapa del torneo al sucumbir sorpresivamente ante los Lobos de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C) (1-5), 28-29.

Acerca del duelo entre Pumas y Cheyennes, éstos, pese a su revés, aseguraron su participación en los playoffs y el próximo sábado buscarán su pase a la final de su conferencia, midiéndose otra vez a los Pumas en Zacatenco.

Los felinos fueron mejores que los  politécnicos y son justos ganadores. Foto: twitter
Los felinos fueron mejores que los politécnicos y son justos ganadores. Foto: twitter

Entre lo más destacado en este duelo fueron las dos intercepciones de Rodrigo Sáinz López (21), safety universitario, a Pablo Badillo Martínez (2), lo que les facilitó a los felinos generar 14 importantes puntos.

Por lo tanto, en la segunda parte Edgar Rodríguez Alvarado (12) suplió con creces a su compañero Badillo e hizo funcionar mejor el ataque politécnico. Y no sólo eso, sino que lanzó dos pases para touchdown.

Los Cheyennes tomaron ventaja de 3-0 en el primer cuarto con gol de campo de 35 yardas ejecutado por Daniel Ramírez Paredes, después de que en la jugada anterior Sáinz López desvió en las diagonales un pase de Badillo a Emilio Alvarado Sánchez (88).

Dos incursiones después, los Pumas dieron la voltereta en el marcador, 7-3, al emprender su primer ataque exitoso iniciado en su yarda 49, producto de un pésimo despeje de Axel Medina Padilla (1).

Un pase de Ricardo Rincón Samperio (4) a Rodrigo Murguía Irigoyen (87) hizo avanzar a los Pumas hasta la yarda 14 de territorio indio, distancia que fue acortada por Juan Carlos Ibarra Fierro (25), al dejar el ovoide en la yarda uno para que en la siguiente acción Rincón se filtrara a las diagonales, encargándose Fernando Mejía Gómez de añadir el punto extra.

En el segundo cuarto Rodrigo Sáinz realizó su intercepción inicial en la yarda 46 de terreno universitario, encargándose a continuación sus compañeros del ataque de ir ganando terreno enemigo antes de que Rincón Samperio proyectara a la tierra prometida a David Sandín Gamboa (29), con pase de cinco yardas y extra de Mejía Gómez, para el 14-3.

Los Cheyennes intentaron pero les faltaron argumentos. Foto: twitter
Los Cheyennes intentaron pero les faltaron argumentos. Foto: twitter

Los Cheyennes intentaron tomar desquite de esa afreta, pero Rodrigo Sáinz se encargó de malograr sus ilusiones con su segunda intercepción a Badillo Martínez sobre la yarda 36, para lanzarse los universitarios en pos de su tercer touchdown.

Un acarreo de Fernando Moreno Rodríguez (10) y pase de Rincón a Ricardo Pérez Sánchez (7) proyectaron a los Pumas a 31 yardas de otro touchdown, logro de este último en envío de Rincón de la misma distancia. Mejía Gómez se adjudicó el extra para acrecentar la ventaja universitaria a 21-3.

En el tercer parcial los sureños parecían estar en camino de regresar a sus dominios con una paliza, después de anotar su cuarto touchdown, registrado por Joel Gómez Sánchez (6) en escapada de nueve yardas para el 27-3.

Tardía reacción

El ataque de los Cheyennes lució una mejor contundencia en el último cuarto al suplir Edgar Rodríguez Alvarado (12) a Badillo Martínez (2), para encabezar una ofensiva de 90 yardas que culminó espectacular pase a las diagonales Rodríguez a David Ramírez Paredes (3) de 43 y extra del propio receptor: 10-27.

Mucha expectación causó el clásico Cheyennes vs. Pumas. Foto: twitter
Mucha expectación causó el clásico Cheyennes vs. Pumas. Foto: twitter

Instantes más tarde la misma mancuerna se encargaría de acercarse 17-27, con obús de 35 yardas y extra del especialista en la materia, lo que motivo la algarabía de los aficionados politécnicos que esperaban más de su equipo.

Esto no fue posible al perder Rodríguez Alvarado el balón en su yarda 49, recuperado por Jorge Eduardo Nava López (91), liniero defensivo de la UNAM.

Con dos minutos por jugarse y la bola en su poder, los Pumas se acercaron a la yarda 28 en tercer down por que no desistieron de la posibilidad de jugársela en cuarta oportunidad, por lo que prefirieron despejar para limitar a la tribu a sólo tres jugadas, antes de la conclusión de las hostilidades.

 

 

 

 

 

Léa también

Bloqueo 2 Vs. 1

*Los recuerdos de 1967    *Récords que no llegaron     *El fierrazo, dolorosa lección Por RICARDO GARCÍA …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *