Estrellas del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com

1972 EN EL BÉISBOL

Por Héctor Barrios Fernández

Ahora que mis adorables nietas a través de Santa me enviaron una hermosa chamarra de los Atléticos de Oakland y por nuestros constantes viajes hacia aquellas latitudes, me dio por recordar parte de la rica historia de este club.

Durante mis felices años en el magisterio, entre muchos buenos elementos, recuerdo a una directora de escuela que como parte importante de su éxito como tal, consistió en hacer mucho con poco. A falta de recursos económicos, solicitando aquí y allá, tendió banquetas, repuso cristales, pintó el edificio  escolar, construyó un salón de actos y muchas cosas más.

Claro con arduo trabajo, mucho ingenio y ganas de hacer las cosas, poniendo a muchos en su lugar, con buena administración y combatiendo el saqueo y la corrupción, ganándose algunas enemistades y la admiración y reconocimiento de muchos.

Mi Madre, como muchas otras, ante la escasez de recursos, hacía gala del ingenio para procurarnos los alimentos. Guardando en el refri las tortillas de maíz que día a día iban quedando de la comida, al final las convertía de nuevo en masa y agregando algunos elementos, preparaba unos riquísimos tamales de dulce que hacían nuestras delicias.

Tengo suficientes motivos para pensar que los Atléticos de Oakland, más o menos han trabajado con ese estilo, haciendo mucho con poco. Cierto que tienen temporadas para olvidar, pero también tienen años y rachas de gloria.

En 1971 este su servidor, andaba muy ocupado en mi instrucción secundaria, como parte importante de mi educación y los Atléticos asomaban la nariz y pavimentaban el camino rumbo a años exitosos.

Ganaron de calle la División del Oeste de la Liga Americana con 16 juegos de ventaja sobre su más cercano perseguidor, los Royals de Kansas City, justamente la anterior ciudad sede de los Atléticos.

Cayeron en la serie de campeonato ante los Orioles de Baltimore. Pero ya contaban con valiosos elementos como Dagoberto Campaneris, Sal Bando, Joe Rudi, Rick Monday, Reggie Jackson, Gene Tenace, Vida Blue, Catfish Hunter, Rollie Fingers y otros.

Entrando a la recta final de 1972, ya me encontraba como estudiante de la Escuela Normal y los Atléticos se encontraban como campeones de la Liga Americana y disputándole la Serie Mundial a la también naciente dinastía de los Rojos de Cincinnati.

Los Atléticos se impusieron en siete emocionantes juegos, no sin antes haber pagado con la misma moneda a los Orioles de Baltimore y haberlos eliminado en la serie de campeonato, los Rojos dejaron fuera a los Piratas de Pittsburgh en cinco juegos cuando en el cierre de la novena entrada el lanzador de los Piratas Bob Moose lanzó un “wild pitch” o lanzamiento descontrolado, entrando la carrera de la victoria para los de Cincinnati.

Los Atléticos ganaron su primera Serie Mundial desde 1931, cuando fueron Atléticos de Filadelfia y vencieron en siete juegos a los Cardenales de San Luis.

Oakland ganó el séptimo juego de la Serie Mundial en 1972 cuando el lanzador relevista Rollie Fingers en el octavo inning, puso en paz a los Rojos que intentaban revelarse.

Gene Tenace de los Atléticos que no se distinguía por ser un jugador brillante, bateó en la serie para promedio de .348, con cuatro cuadrangulares y nueve carreras producidas.

Tony Pérez de los Rojos, lideró la serie con .435 de promedio de bateo, conectando diez hits, mientras que Jim “Catfish” Hunter de los de Oakland, ganó dos juegos en la serie, al igual que Ross Grimsley de los Rojos.

Por primera vez en la historia de las Series Mundiales, ningún lanzador abridor terminó un juego.

Johnny Bench de los Rojos, ganó su segundo nombramiento como el jugador más valioso de la temporada. Dick Allen lo hizo por la Liga Americana.

Gaylord Perry de los Indios de Cleveland ganó el trofeo “Cy Young” de la Liga Americana, mientras Steve Carlton lo hizo en la Nacional.

Carlton ganó 15 juegos seguidos durante la temporada, 27 ganados en total, mientras su equipo, los Filis de Filadelfia obtenían solamente 59 victorias en la campaña, con Steve ganando el 45.8 % de los triunfos de su equipo, todo un record posterior a 1893.

Steve Carlton lideró la Liga Nacional en ponches recetados con 310, innings lanzados con 346 y porcentaje de carreras limpias admitidas con 1.98, además fue líder en las Mayores en juegos ganados con 27 y tome nota por favor, 30 juegos completos, cuando en la actualidad, ningún lanzador de algún equipo completa ni tan siquiera uno en años.

La primera huelga de jugadores en la historia de las Grandes Ligas, termina el 10 de abril, algunos juegos fueron cancelados y los Tigres de Detroit vencen en su división a los Medias Rojas de Boston por medio juego.

Roberto Clemente conecta su hit 3000 el 30 de septiembre y como sabemos, pierde la vida en un accidente aéreo el siguiente diciembre.

Después de ganar dos títulos divisionales con los Mellizos de Minnesota, Billy Martin es despedido como su manejador y gana otro título con los Tigres de Detroit.

En diez innings, la Liga Nacional se impone 4-3 a la Liga Americana en el juego de estrellas celebrado en Atlanta. Es la séptima victoria de la Nacional en siete juegos.

Ed Brinkman parador en corto de los Tigres de Detroit, fildea para .990 de porcentaje, imponiendo nuevo record y en 72 juegos seguidos no comete error.

Los Senadores de Washington, se mudan a Texas y se convierten en “Rangers.”

Al Kaline finaliza una seguidilla de 242 juegos sin cometer error en los jardines.

Con .318 de promedio, Rod Carew gana su primera corona de bateo y no conecta de cuadrangular en la temporada, siendo el primero en su tipo desde que le sucediera a Zach Wheat en 1918 con los Bravos de Boston.

Jim Barr de los Gigantes de San Francisco, retira a 41 bateadores en forma consecutiva en dos juegos, para un record.

El primero de agosto, Nate Colbert de los Padres de San Diego, conecta cinco cuadrangulares en un doble juego y produce 13 carreras.

El Salón de la Fama le da la bienvenida a Sandy Koufax, Yogi Berra, Early Wynn, Lefty Gomez, Will Harridge, Ross Young, Josh Gibson y Buck Leonard.

El 14 de julio, Bill Haller fue el umpire detrás de home, mientras en el mismo juego su hermano Tom era el receptor por los Tigres de Detroit.

El 3 de octubre, el lanzador de los Orioles Roric Harrison, se convierte en el último lanzador de la Liga Americana en conectar de cuadrangular en un juego de temporada regular.

En 1972 los Algodoneros de Guasave obtienen la corona de la Liga Mexicana del Pacífico bajo el mando de Vinicio García.

Miguel Suárez de los mismos Algodoneros resulta ser el “novato del año.”

Héctor Espino gana su cuarto nombramiento como el “jugador más valioso de la temporada.” Segundo de tres en forma consecutiva y seis en su ilustre carrera. También Espino se lleva su décimo título de bateo, de un total de 13 obtenidos, todos siendo parte de los Naranjeros de Hermosillo, es campeón en slugging, carreras anotadas, hits conectados, hits dobles, carreras producidas y para terminar pronto, etc., etc., etc.

Solamente en cuadrangulares el ganador resulta ser el norteamericano Bob Darwin, quien de paso empata la marca de todos los tiempos con 27 en poder del legendario Ronnie Camacho impuesta en 1963-64.

Larry Fritz de Culiacán y Héctor Espino de Hermosillo, conectan tres cuadrangulares en un juego.

El 14 de octubre, Rodolfo “Rudy” Hernández de los Mayos, batea el “ciclo.”

El 24 y 25 de octubre, Roberto Ortiz también de los Mayos de Navojoa se sirve con la cuchara grande al conectar cuadrangulares con caja llena.

El 14 de noviembre los Yaquis de Cd. Obregón se enfrentaron a los Cañeros de Los Mochis, en la primera entrada por los Yaquis, John Scott, Johnny Grubb, Dave Hilton y Héctor “La Malita” Torres, conectan de cuadrangular. El día 25 de ese mismo mes y año, Rommel Canada, Jim Campanis y Aurelio Rodríguez de los Cañeros, repiten la hazaña, también en la primera entrada, pero lo hacen  en forma consecutiva ante el equipo de Guaymas. Para no quedarse atrás, Jorge “Charolito” Orta, Roberto Ortiz y Carlos “Bobby” Treviño de los Mayos, repiten el truco en la segunda entrada, ante los Venados de Mazatlán.

El 25 de octubre de 1972, Dennis O’Toole de los Naranjeros de Hermosillo, propinó 4 ponches en la entrada 12 a bateadores de los Yaquis de Cd. Obregón

(Fuente: Guía Oficial de la Liga Mexicana del Pacífico 2017-2018)

También en 1972, los Cafeteros de Córdoba, bajo el mando de Mario “Toche” Peláez, obtienen el título de la Liga Mexicana de Verano, resultando campeón de cuadrangulares… ¿quién cree?… correcto, Héctor Espino de los Alijadores de Tampico con 37, Gabriel Lugo con 106 lo hizo en carreras producidas, Andrés Ayón de Saltillo resulto el mejor lanzador con 22 ganados 3 perdidos.

Estos y muchos detalles más, acompañaron al año de 1972.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

 

Léa también

¿Stanton un impedimento para Yankees..?

Con los Yankees pagándole tanto a Giancarlo Stanton, ¿representa el jardinero un obstáculo para que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *