Estrellas del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com

PIRATAS DE NARCISO “CHICHO” VERDUGO

Por Héctor Barrios Fernández

Ensenada antier             Ensenada ayer                             Ensenada hoy

Como sabemos, Ensenada es una Ciudad y Puerto ubicada en el Estado Mexicano de Baja California, al noroeste de la República Mexicana, bañado por las aguas del Océano Pacífico, aproximadamente a 110 km., de la frontera con los Estados Unidos. Su bahía fue descubierta por el explorador español Juan Rodríguez Cabrillo, el 17 de Septiembre de 1542, recibiendo el nombre de San Mateo. Fue hasta noviembre de 1602 en que Sebastián Vizcaíno la renombró como Ensenada de Todos los Santos.

Con el devenir de los años el nombre de la ahora ciudad quedó simplemente en Ensenada, enclavada en la Bahía de Todos Santos. Conocida también como “La Bella Cenicienta del Pacífico.” Los primeros pobladores fueron indígenas del grupo de los Yumanos, a su vez subdivididos en Cucapás, Kiliwwas, Paipáis y Cochimíes. Además, Ensenada fue capital de la Baja California entre 1882 a 1915. Hoy lo es la ciudad de Mexicali.

Y así sigue la basta y rica historia de esta región, tan interesante como la historia de todas las regiones del mundo.

Entre los muchos atractivos que ofrece el municipio de Ensenada están las carreras fuera de carretera Baja 500 y Baja 1000, la Ruta del Vino, la Bufadora y por supuesto sus habitantes.

El primer equipo profesional de béisbol que existió en Ensenada fueron los Tigres, equipo sucursal de los Tigres de la Ciudad de México, hoy de Cancún, Quintana Roo, el equipo actual recibe el nombre de Marineros, con convenio de trabajo con los Diablos Rojos de la Ciudad de México y Guerreros de Oaxaca. También juegan los Freseros de San Quintín, pertenecientes a este municipio.

En cuanto al tema de béisbol, se comenta que a fines del siglo XIX y principios de XX, de los barcos mercantes y de guerra que atracaban en el puerto, procedentes de Estados Unidos, bajaban sus ocupantes y practicaban el juego del béisbol y poco a poco fueron incluyendo a los habitantes locales.

Equipo “México” en Ensenada 1896                       Equipo “Ensenada” 1904

Los años pasan rápidamente y en 1913, nace en esta ciudad, Narciso Verdugo González. Sus antecesores habían llegado a esta región a finales de los 1800s, procedentes de Mulegé, Baja California Sur.

Don Narciso Verdugo González pronto se interesó en la práctica del béisbol y lo arropó como su deporte preferido, cabe decir que no había muchas opciones, ya que difícilmente en esos años se conocía otro deporte en la región.

Junto con sus hermanos, amigos y vecinos se organizaban para practicar el juego de pelota, en esos años, espacios era lo que sobraba para tal actividad, tiempo después el pueblo se convertiría en lo que es hoy, se contaba con mucho terreno baldío. Lo que si era difícil de conseguir eran las herramientas para la práctica del béisbol, pero con la ayuda de sus padres y demás adultos se las arreglaban para confeccionar desde un guante, bat, pelota y careta que era lo más indispensable.

No existía una liga organizada y se pactaban encuentros entre la chiquillada de una cuadra y otra, porque en ese tiempo ni las colonias existían en el pueblo, así que los de acá contra los de allá, los del cerro contra los del arroyo y así.

Por tal motivo ya en sus años juveniles, Don Narciso Verdugo se propuso organizar un equipo, hecho y derecho. Con sus hermanos y amigos el 5 de mayo de 1930 formó el equipo Piratas, porque recordaba que en 1925 los Piratas de Pittsburgh habían ganado la Serie Mundial, le gustó el nombre de batalla, se  encariñó con ese club y lo tomó como propio, naciendo así los Piratas de “Chicho” Verdugo.

Equipo “Filipinas” 1912                                 Equipo “La Industrial” 1946

Parte de sus ingresos como Bartender o Barman, Narciso los destinaba a mantener su equipo Piratas.

Con el tiempo contrajo nupcias con la señorita Carmen Hernández Ceseña con quien procreó siete hijos, cuatro hombres y tres mujeres.

“Chicho” Verdugo dividía su tiempo entre la familia, el trabajo, el béisbol y por algún tiempo hasta se dedicó a promover peleas de box, otra de sus aficiones. Nuestro personaje jugaba el jardín central con excelente nivel, tan es así que en 1941 formó parte de la selección que defendió los colores del Territorio Norte de la Baja California, no alcanzábamos aún la categoría de Estado.

Este torneo se desarrolló en la Ciudad de México obteniendo, Baja California, el campeonato. También participaría en muchos más torneos nacionales, estatales, como jugador y como manejador y en alguna ocasión llevó las riendas de la Asociación Estatal de Béisbol.

Entre los primeros jugadores de Piratas se encontraban, su hermano Raymundo Verdugo (lanzador), Juan Verdugo, Vinicio Plateros, Guillermo Condi, Modesto Eaton, Chema Ceseña, Francisco Flores, Jesús Esparza, Moisés Camacho (no el de Tlahualilo), Carlos Castañeda, Juan Beltrán, Ramón Sánchez.

La vida del equipo Piratas llegó a su fin en el año 2000, ya que las formas de patrocinio cambiaron y los costos se incrementaron porque los jugadores aficionados o amateurs, comenzaron a exigir dinero por jugar, además de otras canonjías, lo que hizo cambiar el rumbo del béisbol, me pregunto, ¿aficionado?

Habiendo “vivido” el equipo Piratas alrededor de 70 años, en los últimos de su existencia, recuerdo haber escuchado que se trataba del equipo aficionado que había jugado por más años de manera ininterrumpida en México.

En aquellos primeros años del equipo Piratas, los juegos se realizaban en el Campo Playa, en las afueras del pueblo, espacios que hoy ocupan dos grandes hoteles dentro de la zona turística de Ensenada, en el centro de la ciudad. Cuando se vieron en la necesidad de desocupar esos terrenos, una noche sin luna, Narciso y un grupo de peloteros, se dividieron en dos grupos, uno se dedicó a limpiar un terreno lleno de maleza y otro a instalarle llantas a las gradas de madera del Campo Playa, con la finalidad de trasladarlas al nuevo terreno, distante unos dos o tres kilómetros, en lo que desde entonces y hasta el día de hoy es el Campo Deportivo Antonio Palacios Rodríguez, en honor a quien ocupando un cargo en el gobierno de la ciudad, se convirtió en cómplice de los peloteros para instalarse en esos terrenos que, en cuanto a campos para la práctica del béisbol en Ensenada, sigue siendo el inmueble de mayor importancia. La pregunta es: ¿Cuándo tendremos un estadio acorde a los tiempos modernos? Solamente Dios lo sabe.

Carlos “Calín” Verdugo, nuestro entrevistado no recuerda cuántos títulos obtuvieron los Piratas de “Chicho” Verdugo, lo que si recuerda es que en sus años de jugador con el equipo, obtuvieron ocho títulos. Siendo él mismo, estelar del pitcheo.

Los manejadores del equipo fueron por supuesto Don Narciso Verdugo González, su compadre Miguel Jilemón Jiménez (Don Jile), Víctor (Negro) Verdugo, Narciso Jr. Verdugo, como asesores por muchos años estuvieron Rubén Sánchez Legaspy y Manuel de Jesús Santiago Montoya.

Club Social y Deportivo “Piratas” Chicho Verdugo y Leo Rodríguez Piratas Vs Naranjeros.

El equipo mayormente lo patrocinaba Don Narciso Verdugo y su Cervecería “El Pirata,” negocio que fundara con el paso de los años y que aún en nuestros días sigue funcionando en el meritito centro de Ensenada, no tengo que decirle que a falta de un Salón de la Fama de Deporte en Ensenada, este establecimiento de bebidas de moderación, se ha convertido en un Salón de la Fama del Béisbol local, por tanto material beisbolístico que se exhibe allí. También los amigos del club, que eran bastantes, levantaban la mano a la hora de comprar los uniformes, las pelotas y las cuotas de ampayeo, además de otros muchos gastos que conlleva el mantenimiento de un equipo de béisbol.

Los Piratas no tenían descanso, en sus domingos libres, concertaban juegos en los alrededores de Ensenada, Tijuana o Tecate.

Piratas vio partir de sus filas a Arturo Orozco Movett, cuando muy joven se incorporó como receptor a las filas de los Diablos Rojos de la Ciudad de México y después con otros equipos.

El Salón de la Fama del equipo Piratas lo conforman decenas de jugadores, entre ellos están Narciso Verdugo González, Oscar “Potro” Castro, Federico “Lico” Arce, quien en muchos torneos internacionales fue cuarto bat de la Selección Mexicana. El gran receptor mexicano Iker Franco es descendiente cercano de la familia del gran Lico Arce. Otros destacados jugadores de Piratas fueron, Rubén “Catrín” Meza, Manuel “Catuti” Marín, Esteban Lenccioni, Carlos “Calín” Verdugo, (nuestro entrevistado). También, Héctor (Pelón) Granados, Francisco (Guapo) Higuera, José María Vidal, Isaac Verdugo, Víctor “Negro” Verdugo, quien anotara la carrera de la victoria en el inning  16, para dejar tendidos en el terreno a la Selección de Chihuahua, en este encuentro celebrado en 1965 en la Ciudad de Tijuana, Gabriel “Gaby” de la Torre (B. C.)  y Miguel Antonio Puente (Chih), recetaron la friolera de 64 ponches.

Para más dar click en: http://beisboldelosbarrios.com/index.php/gabriel-gaby-de-la-torre-miguel-antonio-puente/

Un equipo ideal Pirata, resultó con Jorge Payanes, Rubén “Catrín” Meza, Carlos “Calín” Verdugo, Miguel Jilemón Jiménez, Ernesto “Conejo” Salgado, Raúl Pineda, Luis “Burro” Nájera, Jesús “Chuy” Flores, Ricardo “Richie” Jiménez, Rafael Mercado, Federico “Lico” Arce, Anastacio “Tacho” Quintana, Fortunato “Nato” Sánchez, Víctor “Chino” Solorza, Prudencio Aguilar y con 70 años de rica historia, me es casi imposible poner a cada quien en su lugar, todos son primerísimos lugares.

Los “Padres” de San Diego visitaban Ensenada en los 1960s

Los “Padres” de San Diego visitaban Ensenada en los 1960s

En la década de los 1960s y principios de la 70s, era común ver equipos del “otro lado” que nos visitaban, como Padres de San Diego con Tony Pérez, Deron Johnson, etc., las Estrellas de Ken Parker, con Don Larsen, La Fonda All Star, las Estrellas de Mike Brito, los Ostioneros de Guaymas, con “Yaqui” Rios, Arturo Cacheux, Vicente “Huevo” Romo, Kiko Castro, los Naranjeros de Hermosillo con Héctor Espino, Leo Rodríguez, Pilo Gaspar y por supuesto las Estrellas de Ronnie Camacho a quien se le recuerda con afecto por estos lugares.

Todas estas Estrellas del Béisbol se enfrentaban a valientes peloteros que conformaban selecciones locales que les daban batalla a los visitantes, resultando que en más de una ocasión se alzaran con la victoria. Los Piratas de

Oscar “Potro” Castro y Narciso “Chicho” Verdugo Héctor Espino en Ensenada

“Chicho” Verdugo siempre fueron importantes proveedores de peloteros para estos encuentros, en los que se medía la calidad de pelota que se jugaba y se sigue jugando en Ensenada, Baja California.

Piratas de Narciso “Chicho” Verdugo González, glorias del béisbol ensenadense.

Agradezco al Sr. Carlos “Calín” Verdugo Hernández su atención y el tiempo que se tomó para contarnos parte de la rica historia del equipo Piratas (1930-2000).

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

 

 

 

 

Léa también

Los Yankees se acercan a los playoffs

CC Sabathia sumó apenas su segundo triunfo desde el receso del Juego de Estrellas, Didi …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *