Al Bat

En el Torneo Internacional de Beisbol de Veteranos y Juvenil celebrado en Ures: De pie, Eradio Burruel, Eduardo Robles, el alcalde Noé Coronado Chá, Cornelio García, Jesús “Chuy” Bustamante y Pablo Valencia. Hincados: Jesús a. Rubio, Juan Antonio Jasso y Francisco Gámez.
En el Torneo Internacional de Beisbol de Veteranos y Juvenil celebrado en Ures: De pie, Eradio Burruel, Eduardo Robles, el alcalde Noé Coronado Chá, Cornelio García, Jesús “Chuy” Bustamante y Pablo Valencia. Hincados: Jesús A. Rubio, Juan Antonio Jasso y Francisco Gámez.

Óscar Carranza Corral

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

El beisbol de nuevo está de luto: ayer falleció en San Luis Río Colorado don Óscar Carranza Corral, quien trascendió como mánager campeón con Santa Ana en las temporadas 1958 y 1960 de la Liga Norte de Sonora.

Don Óscar, quien nació el 1ro. de enero  de 1929, cursó estudios en el Colegio Central de Comercio, en Hermosillo y luego se convirtió en uno de los primeros jugadores de la Liga Norte al militar con los Membrilleros de Magdalena.

Sus más cercanas amistades, de cariño, le llamaban “El Loco” Carranza, caracterizándose siempre por ser un hombre de familia y un excelente amigo.

En su juventud se dedicó al beisbol llegando a jugar (lanzador derecho) en la ciudad que lo vio nacer, con el equipo Membrilleros de Magdalena de Kino.

Ya retirado, se dedicó  a dirigir equipos, proceso que lo llevó a lograr los dos únicos banderines que han conseguido los Santos de Santa Ana en la Norte de Sonora.

Con aquel team, vieron acción Nemesio Núñez, “Chico” estrada, Roberto “Chamaco” Vea, “Roberto “Tawa” Lizárraga, César “Oloroso” Gutiérrez, Saúl Villegas, Marco Antonio Manzo,

Butch Vaciliere, “Gilillo” Villarreal, Gustavo León, Luis Vea, David Cabrera, “Zurdo” Valencia…

Por cierto, Óscar Carranza era primo hermano de Tadeo Iruretagoyena (+), ex presidente del Club Naranjeros de Hermosillo, además de tío de “Mi sangre”, el doctor Vicente Arturo Carranza Fernández.

En paz descanse.

Ramón I. Martínez

Sobre la reciente guardia de honor y ofrenda floral a Héctor Espino, Ramón I. Martínez, nos dice:

“Este homenaje ha de prolongarse conservando el legendario estadio “Héctor Espino”. El gobierno del estado de Sonora y la iniciativa privada habrían de invertir en la remodelación del casi treintañero inmueble, donde brillaron (y brillan) con luz propia gloriosos astros del beisbol nacional e internacional.

¿Cómo derribar así como así el Héctor Espino? Es una total falta de respeto para generaciones pasadas y actuales que hemos dejado en él parte de nuestras vidas y nuestros corazones. Que no se rompa la tradición, conservémoslo para las generaciones venideras.

No sigamos el mal ejemplo mostrado por el club Diablos Rojos del México al dejar tirada la casa donde inscribieron décadas y décadas de historia y campeonatos.

Viva Héctor Espino; que su nombre se preserve y también Su Estadio. Gracias y saludos, estimado Jesús Alberto Rubio.

Detalles de Espino

Súper de interés: En la página de la LMP se publicó el siguiente documento en torno al “Supermán de Chihuahua”:

1.- Sus números: Aunque todo el mundo lo asocia con el 21, Espino también utilizó el 11 (LMP) y 13 (de amateur).

2.- Su primer jonrón en la LMP lo recibió el pitcher Cliserio Trujillo, de los Ostioneros de Guaymas, en la cuarta entrada (Espino jugaba para los Yaquis en 1960).

3.- Su llegada a Naranjeros fue el 29 de octubre de 1960.

4.- Irónicamente su primer equipo rival siendo Naranjero fue Yaquis, y como quinto al bat, le pegó par de hits.

5.- El 13 de noviembre de 1960 conectó su primer jonrón como Naranjero al pitcher Alejandro “Chicle” Rodelo, de los Ostioneros de Guaymas.

6.- Naranjeros llegó a suspenderlo de forma indefinida en la campaña de 1968-69 al negarse a jugar e irse con el equipo de Zacatecas a la Liga Mayor de la Laguna.

7.- Su hit número mil se lo conectó a Alfredo Ortiz, de los Cañeros de Los Mochis, el 19 de octubre de 1972.

8.- Su carrera mil producida fue ante el pitcheo de Fernando López, de los Marineros de Guaymas, el 7 de diciembre de 1979.

9.- Su jonrón 300 llegó el 26 de noviembre de 1980 contra René Chávez, de los Algodoneros de Guasave.

10.- Se retiró el 30 de diciembre de 1984 en un doble juego ante los Potros de Tijuana.

Léa también

Estrellas del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com DEPORTIVO ANTONIO PALACIOS RODRÍGUEZ Por Héctor Barrios Fernández. Las personas que abrieron el periódico …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *